"Canales-La Magdalena" Un solo pueblo


Cabe destacar que tan contenta quedó de esta visita a la ciudad y al convento, que volvería a León poco tiempo después, el 8 de Julio de 1.915.

Una triste noticia empañó su visita a León en esa jornada. Durante la cena que ofreció a las autoridades y personalidades de León, recibió un telegrama en el que se comunicaba la triste noticia del asesinato del Archiduque Francisco Fernando, heredero del trono de Austria, el cual fue motivo de una de las peores guerras en Europa (y que por desgracia no ... (ver texto completo)
Coral. Aplausos. Plas, plas, plas.

Un saludo

Me encuentro por. León... mucha niebla.
Cual iba a ser la sorpresa de todo el mundo cuando sin pestañear la Infanta exclamó:! Vamos a las Carbajalas ¡. Y todo el séquito se puso en marcha camino de la Plaza del Grano, con tan buena suerte que de camino al convento la tormenta comenzó a arreciar.

En la Plaza del Grano la esperaban cientos de leoneses, vitoreando y aplaudiendo a la Infanta y a todas las autoridades que la acompañaban (entre otros el Gobernador Civil, Don Luis Ugarte, el Delegado de Hacienda Don Felix de la Plaza, el Deán ... (ver texto completo)
Cabe destacar que tan contenta quedó de esta visita a la ciudad y al convento, que volvería a León poco tiempo después, el 8 de Julio de 1.915.

Una triste noticia empañó su visita a León en esa jornada. Durante la cena que ofreció a las autoridades y personalidades de León, recibió un telegrama en el que se comunicaba la triste noticia del asesinato del Archiduque Francisco Fernando, heredero del trono de Austria, el cual fue motivo de una de las peores guerras en Europa (y que por desgracia no sería la última en ese siglo).

Se suspendieron todos los actos previstos (una representación en el Teatro Principal de la ciudad), y al día siguiente partió camino de Galicia, visitando Astorga y Ponferrada.
En el hall del hotel le esperaban las autoridades de la ciudad, entre las que se encontraba el Alcalde de León, por aquel entonces Lucio García de Lomas, que en nombre de todos los presentes le hizo entrega de un ramo de flores y le dedicó unas breves palabras de bienvenida.

A pesar del día tan malo que hacía, la Infanta quiso empezar su visita a la ciudad de inmediato, y al igual que su hermano el Rey Alfonso XII, comenzó por los lugares más emblemáticos de la ciudad: la Catedral, la Basílica ... (ver texto completo)
Cual iba a ser la sorpresa de todo el mundo cuando sin pestañear la Infanta exclamó:! Vamos a las Carbajalas ¡. Y todo el séquito se puso en marcha camino de la Plaza del Grano, con tan buena suerte que de camino al convento la tormenta comenzó a arreciar.

En la Plaza del Grano la esperaban cientos de leoneses, vitoreando y aplaudiendo a la Infanta y a todas las autoridades que la acompañaban (entre otros el Gobernador Civil, Don Luis Ugarte, el Delegado de Hacienda Don Felix de la Plaza, el Deán Catedralicio Don Raimundo Vitorero, el prior Don Ricardo Canseco, el capellán del convento Don Esteban Eneriz y autoridades y personalidades destacadas de la sociedad leonesa.
Cuentan las crónicas, que su visita era tan esperada que el propio Gobernador Civil de León, por aquel entonces Don Luis Ugarte, salió hasta el Puente de Villarente a darle la bienvenida. A pesar del día tan malo que hacía, una fuerte tormenta con lluvia a jarros, con rayos y truenos, cientos de leoneses no quisieron perderse tan real acontecimiento.

Un dato curioso es que la Infanta no utilizó ningún tipo de residencia o palacio oficial, sino que se alojó en el Hotel París de la ciudad. Iba acompañada ... (ver texto completo)
En el hall del hotel le esperaban las autoridades de la ciudad, entre las que se encontraba el Alcalde de León, por aquel entonces Lucio García de Lomas, que en nombre de todos los presentes le hizo entrega de un ramo de flores y le dedicó unas breves palabras de bienvenida.

A pesar del día tan malo que hacía, la Infanta quiso empezar su visita a la ciudad de inmediato, y al igual que su hermano el Rey Alfonso XII, comenzó por los lugares más emblemáticos de la ciudad: la Catedral, la Basílica de San Isidoro, el Panteón Real y por último en esa jornada el Monasterio de San Marcos. Fue en este lugar donde cuentan los cronistas, que la tormenta alcanzaba su punto álgido y ante estos contratiempos climatológicos le propusieron dejar para otra jornada las visitas restantes.
La Infanta Isabel por las calles de León.

La Infanta Isabel, más conocida popularmente como "La Chata", hizo su segundo viaje a León, pues ya había estado en 1.877, el 29 de Junio de 1.914. Hija primogénita de Isabel II y Francisco de Asís, por lo tanto hermana del Rey Alfonso XII, era conocida por su afabilidad y campechanía.

Para comenzar a sorprendernos, diremos que la citada Infanta vino a León en coche, en un largo periplo que estaba realizando por España a bordo de su automóvil. Largas ... (ver texto completo)
Cuentan las crónicas, que su visita era tan esperada que el propio Gobernador Civil de León, por aquel entonces Don Luis Ugarte, salió hasta el Puente de Villarente a darle la bienvenida. A pesar del día tan malo que hacía, una fuerte tormenta con lluvia a jarros, con rayos y truenos, cientos de leoneses no quisieron perderse tan real acontecimiento.

Un dato curioso es que la Infanta no utilizó ningún tipo de residencia o palacio oficial, sino que se alojó en el Hotel París de la ciudad. Iba acompañada de un pequeño séquito entre los que podemos destacar su dama de Honor, Margot Bertrán de Lis y su secretario personal Alonso Coello de Portugal.
Pues nada ahí seguimos......
Buenos días a tod@s.
Hoy día nublado, gris. Se pasea la niebla por las calles leonesas.
La Infanta Isabel por las calles de León.

La Infanta Isabel, más conocida popularmente como "La Chata", hizo su segundo viaje a León, pues ya había estado en 1.877, el 29 de Junio de 1.914. Hija primogénita de Isabel II y Francisco de Asís, por lo tanto hermana del Rey Alfonso XII, era conocida por su afabilidad y campechanía.

Para comenzar a sorprendernos, diremos que la citada Infanta vino a León en coche, en un largo periplo que estaba realizando por España a bordo de su automóvil. Largas jornadas en la carretera, no acababan con su gran espíritu aventurero y su amor por el pueblo de España.
Muy bien. Sigue con esos relatos leoneses.

Un saludo.
Pues nada ahí seguimos......
Buenos días a tod@s.
Hoy día nublado, gris. Se pasea la niebla por las calles leonesas.
Se cuenta que en esta huida, al caer por las escaleras murió el caballo y el jinete. Al pie de la escalerilla, cuentan las gentes del lugar, aparecieron muertos el Coracero y su caballo.

Este típico rincón de León, que une los barrios de San Martín con el populoso barrio del Ejido, escenario de tal leyenda, es conocido como el rincón del Coracero o del Dragón (algunos historiadores indican que era un Dragón francés, y no un coracero, al igual que las fechas indican que el hecho tuvo lugar en ... (ver texto completo)
Muy bien. Sigue con esos relatos leoneses.

Un saludo.
La suerte quiso que sus oficiales superiores le encontraran en este lamentable estado de embriaguez y le castigaran. El Coracero, queriendo huir de su castigo cogió su caballo y trato de huir por la Plaza Mayor (antiguamente llamada Plaza del Pan) con tal mala suerte que lo quiso hacer por las escalerillas que unen la Plaza Mayor con la calle Puerta Sol.
Se cuenta que en esta huida, al caer por las escaleras murió el caballo y el jinete. Al pie de la escalerilla, cuentan las gentes del lugar, aparecieron muertos el Coracero y su caballo.

Este típico rincón de León, que une los barrios de San Martín con el populoso barrio del Ejido, escenario de tal leyenda, es conocido como el rincón del Coracero o del Dragón (algunos historiadores indican que era un Dragón francés, y no un coracero, al igual que las fechas indican que el hecho tuvo lugar en 1.809 o 1.810).

Hasta otro rato.
Abrazos.
Antes de continuar con otra historia/leyenda de nuestra tierra: Buenas tardes a tod@s.
En ésta ocasión la titulada:

El rincón del Coracero.

Los franceses llegan a León en el verano de 1.808. Al igual que otras muchas capitales, los leoneses declaran la guerra a el invasor extranjero, teniendo lugar constantes luchas y escaramuzas.

Y de esta presencia francesa surge la leyenda del Coracero. Cuentan que un Coracero francés para desfogarse de la dura batalla se fue de mesones y tabernas ... (ver texto completo)
La suerte quiso que sus oficiales superiores le encontraran en este lamentable estado de embriaguez y le castigaran. El Coracero, queriendo huir de su castigo cogió su caballo y trato de huir por la Plaza Mayor (antiguamente llamada Plaza del Pan) con tal mala suerte que lo quiso hacer por las escalerillas que unen la Plaza Mayor con la calle Puerta Sol.
Antes de continuar con otra historia/leyenda de nuestra tierra: Buenas tardes a tod@s.
En ésta ocasión la titulada:

El rincón del Coracero.

Los franceses llegan a León en el verano de 1.808. Al igual que otras muchas capitales, los leoneses declaran la guerra a el invasor extranjero, teniendo lugar constantes luchas y escaramuzas.

Y de esta presencia francesa surge la leyenda del Coracero. Cuentan que un Coracero francés para desfogarse de la dura batalla se fue de mesones y tabernas (que había muchas en León) y poco a poco el buen vino de la tierra le fue haciendo su efecto.
Y para acompañar este vino extremeño que mejor que un jamón de bellota que está muy bueno y es carisimo pero yo sigo echando de menos ese saborcito a humo del jamón de León
Pero... Que rico, rico, el jamón. Está diciendo: "Cómeme".

En León también estamos teniendo días muy luminosos y rasos que en las madrugadas, con las bajas temperaturas, se traducen en "soberanas heladas". Estamos ansiosos de nieve.
Un besito Yoli.
Pues ya estamos ahí. Cualquier jamón es apto para tomar unas tapas con un vino que no sea muy caro, entre 6 y 13 euros. Está bien, ¿no?

Yolanda, un saludo.
Y para acompañar este vino extremeño que mejor que un jamón de bellota que está muy bueno y es carisimo pero yo sigo echando de menos ese saborcito a humo del jamón de León
Por Extremadura ahora mismo un solecito delicioso pero ha caido una helada del copón y Gredos sin una gota de nieve. Una pena
Y para acompañar este vino extremeño que mejor que un jamón de bellota que está muy bueno y es carisimo pero yo sigo echando de menos ese saborcito a humo del jamón de León