tintorro, "Canales-La Magdalena" Un solo pueblo

(2022)
Los beneficios del vino tinto, siempre que, evidentemente, se realice un consumo responsable de éste, son muchos. Algunas de las ventajas sobre la salud son: protección contra las enfermedades coronarías; relajación; actitud positiva y reducción de los niveles de estrés, etc. A continuación abordamos éstos y otros más.
Reduce las alergias, ahora tan a la orden del día, porque tiene una acción antihistamínica y antibacteriana.
Nos hace lucir una piel más bella porque contiene vitaminas que combaten el envejecimiento de este órgano.
Protege contra las enfermedades coronarias y contra accidentes cerebrovasculares y de la aterosclerosis. Esta última consiste en el endurecimiento de las arterías.
En la misma línea, evita la formación de coágulos porque contiene elementos anticoagulantes; mejora la circulación de sangre en el cerebro y disminuye las inflamaciones como, por ejemplo, las inflamaciones de encías.
Aumenta el nivel del que conocemos como colesterol bueno (HDL) en la sangre. Gracias a su contenido en prolifenoles y flavonoides tiene poder antioxidante; es decir, hace inofensivo el colesterol malo (LDL) al impedir su oxidación.
Siempre que un médico así lo autorice, puede ser beneficioso para hipertensos y diabéticos porque reduce la tensión arterial y el nivel de insulina en la sangre.
Aporta oligoelementos y minerales al cuerpo como: zinc, magnesio, calcio, litio, potasio y hierro.
Puede disminuir las infecciones urinarias y el riesgo de padecer de cálculos renales.
Ayuda a digerir mejor las proteínas. Es por este motivo que se recomienda acompañar su consumo con el de quesos y carnes.
Disminuye el riesgo de padecer hemorroides y contrarresta las várices.