"Ciudadanos" (partido político)

SOCIEDAD.

El PSOE no respalda la ley contra el adoctrinamiento y se distancia de Cs.

No admite a trámite la proposición de ley de Cs, que solo contaba con el apoyo del PP, para crear una agencia independiente.

VÍCTOR RUIZ DE ALMIRÓN.
Solo para mentes abiertas, las mentes obtusas, abstenerse, so pena de escandalizarse
Podemos rechaza ir a la capilla ardiente de Maza al considerarlo un "homenaje"

ÁLVARO CARVAJAL.

Podemos ha rechazado acudir a la capilla ardiente del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, por considerar que se trataba de un acto de "homenaje". La actitud del partido morado ha contrastado con otras fuerzas políticas, que desde sus críticas a la labor de Maza al frente de la Fiscalía, han acudido en señal de respeto ante su repentino fallecimiento el pasado sábado en Argentina. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha justificado que la capilla ardiente "tiene algo de homenaje" y que, por tanto, su formación no iba a "asistir" porque Maza ha sido un "servidor público destacado por proteger corruptos" del PP. Así que por "ser coherentes", ha continuado en una entrevista en La Sexta, Podemos no podía participar en ningún acto relacionado con el fiscal fallecido. En todo caso, Iglesias ha querido mostrar su "respeto" a la familia y amigos y ha evitado entrar en reproches al fallecido fiscal general porque, ha dicho, cuando una persona muere "hay que demostrar elegancia", que no es incompatible con la crítica. En esa misma línea, la portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha señalado que no es hoy el momento de "hacer explícita" la opinión que les ha merecido Maza al frente de la Fiscalía General del Estado por respeto a sus familiares y amigos pero que es precisamente esa opinión que está en las hemerotecas la que "justifica sobradamente" no acudir a la capilla ardiente. En contraposición a Podemos, el Rey, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; y diferentes miembros del Gobierno han pasado a lo largo de este martes por la capilla ardiente de Maza para dar el pésame a su familia. También han acudido líderes políticos como Pedro Sánchez (PSOE) o Albert Rivera (Ciudadanos). Preguntada por la ausencia de Podemos, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha subrayado la importancia de "honrar a las instituciones". "Yo siempre he defendido mucho la institucionalidad. Todas las instituciones del Estado, con independencia de lo que cada uno en cada momento pueda pensar, representan a la democracia misma y una manera de honrar a la democracia es honrar a sus instituciones un día como este", ha afirmado Sáenz de Santamaría en declaraciones recogidas por EFE.
Juliana enloquece con el avance de Cs: "arresta" a Sánchez y hace "prisionero" a Rajoy.

La actualidad española no tiene nada que envidiar a una serie de Netflix. Se nos mueren los protagonistas sin necesidad de tirarlos al metro.

Pilar Díez Seguir a mpilardiez 2017-11-20.

El Mundo abre con una exclusiva de Fernando Lázaro. "Los Mossos iban a destruir pruebas del 1-O que los incriminaban". Qué pillines. Hoy es el día de Maza, fallecido por sorpresa el sábado dejando el proceso catalán patas arriba. Dice Federico Jiménez Losantos que "los enemigos de Maza eran en el momento de su muerte, los enemigos de España. ¿Cabe mayor elogio para quien representaba al Ministerio Público? Pero esos enemigos son poderosísimos. Tanto, que nos han llevado, poco a poco, renuncia a renuncia, a esta encrucijada legal e institucional que había hecho tan popular a Maza. Y cuando alguien se convierte en símbolo de algo tan esencial como la Ley y la defensa de la Nación, es inevitable que el dolor se transforme en rumor de conspiraciones. Aunque parezca imposible, por respeto a Maza, deberíamos dejarle en paz, siquiera un par de días. Lo ha merecido". El editorial dice que Maza "se había significado por una insobornable independencia de criterio y una gran firmeza de acción ante el problema catalán, que ha chocado con la hoja de ruta que parecía desear Moncloa", una "bestia negra para el independentismo". Y el podemismo, Rosell, son los que han celebrado su muerte. "Nada sería más dañino que el Gobierno oyera los cantos de sirena de algunos y estuviera tentado de elegir como sucesor a un fiscal general más dispuesto a atender no se sabe bien qué escenarios políticos en vez de los estrictamente legales". Hombre, si el destino le ha puesto la oportunidad en las manos, las sirenas cantan tan bien, con sus arpas...

El País sigue pesadísimo con la obsesión rusa. El periódico de Prisa intenta hacernos creer que Putin es el principal responsable del golpe en Cataluña, como si los separatistas no llevaran años trabajándoselo. El titular que más llama la atención hoy es: "Podemos, un caballo de Troya para las posiciones del Kremlin". Pero no sólo Podemos, también anda por ahí Vox conspirando con los rusos. Menuda ensalada mental. ¿Qué tendrá que ver el partido de Iglesias con el de Abascal? Sobre Maza mira al futuro sin obituarios ni nada. "El Gobierno nombrará a un nuevo fiscal por la vía rápida. Rajoy tiene intención de consensuar al candidato con Ciudadanos y el PSOE". Pues olvídense entonces de la vía rápida, en este país llegar a un consenso sobre cualquier cosa requiere su tiempo, muuuucho tiempo.

ABC dice alborozado que "la participación récord espolea a los partidos constitucionalistas. El 82% de los catalanes acudirán a las urnas". Por la cuenta que les tiene. Dice el editorial que la actuación de Maza como "máximo responsable de la fiscalía frente al desafío separatista, es histórica y gracias a las querellas por él firmadas no habrá impunidad para los golpistas". Y va y se muere, hay que jorobarse, lo que no pase en España. Ignacio Camacho rebaja el entusiasmo de ABC y ve crudo el triunfo constitucionalista. Las elecciones pueden dejar el gobierno catalán en manos de Podemos, cuya "vocación radical y su defensa de la autodeterminación los coloca en el frente soberanista a todos los efectos". "Aunque la Cataluña no soberanista se movilice es prácticamente imposible que alcance la mayoría necesaria para liquidar el maldito proceso". Ni aunque ganara. En estas condiciones, lo que "se va a necesitar es una nueva mayoría de Gobierno. Sí; unas elecciones generales que redefinan la correlación nacional de fuerzas con la cuestión catalana como eje del debate". Hala Ignacio, díselo a Rajoy, verás dónde te manda.

La Razón dice que "el Gobierno acelera el trámite para nombrar al fiscal general", pero no habla de consensos. Mira, ya si es por ordeno y mando veo más plausible que sea rapidito. Dice Marhuenda que la muerte de Maza "no debería cambiar la estrategia que el ministerio público ha mantenido a la hora de enfrentar el grave desafío separatista en Cataluña (…) Sólo cabe desear que el Gobierno acierte en la sucesión". Ni que lo fuera a echar a cara o cruz. Ussía está muy molesto con Marta Rovira y sus delirios de sangre corriendo por la Diagonal. "Una calumnia tan pavorosa no puede ser obviada. La fiscalía está obligada a reaccionar". Ussía, hijo, que el fiscal acaba de fallecer, no vengas con prisas. "Hay centenares de miles de personas en las redes sociales que se han creído la nauseabunda mentira", las redes sociales, qué cruz. "Esta tipa no puede formar parte de una lista electoral". Sobre todo porque da toda la impresión de que no está muy en sus cabales.

En La Vanguardia se marca hoy Enric Juliana una pieza que también hace dudar de si el proceso no ha afectado a sus facultades mentales. "El fuerte impacto de la crisis de Cataluña empuja a España hacia la derecha". Como si no gobernara la derecha desde hace 5 años. "Ciudadanos emerge como fuerte factor de presión sobre el PP", dice aterrado. "Rivera puede estar captando casi un millón de votos del PP a cuenta de Cataluña". "El PP y Cs podrían sumar hoy mayoría absoluta" y "Rajoy se convertiría en prisionero de Albert Rivera y de su actual mentor en la sombra, José María Aznar". ¿Algún psiquiatra en la sala? Pues no acaba ahí, dice además que "el PSOE se aleja de Podemos; la España plurinacional, bajo arresto domiciliario". Rajoy prisionero, Sánchez bajo arresto domiciliario. Definitivamente el nacionalismo catalán ha acabado muy mal de la azotea.
ESPAÑA.

Ciudadanos será la única oposición al nuevo cupo vasco en el Congreso.

Con su aprobación el próximo jueves, el Gobierno espera desatascar la negociación de los Presupuestos de 2018.

ANA I. SÁNCHEZ.
ESPAÑA.

Núria de Gispert, a Inés Arrimadas: « ¿Por qué no vuelves a Cádiz

La expresidenta del parlament realizó esta «invitación», que la líder de Cs considera «otra muestra de nacionalismo excluyente»

S. E.
¿Patria o secta?

Debemos agradecer a los golpistas que hayan resucitado un patriotismo sepultado bajo gruesas capas de complejos.

Isabel San Sebastián.

Actualizado:

16/11/2017 13:28h.

Tres cosas hemos de agradecer los españoles a los golpistas catalanes. La primera, que hayan resucitado con su chulería el patriotismo que yacía sepultado bajo gruesas capas de complejos. La segunda, que hayan brindado al Rey la oportunidad de demostrar su valía irremplazable como jefe de un Estado cada vez más complicado de gestionar. La tercera, que obliguen a todos los partidos políticos a optar entre patria o secta. Esto es, a demostrar con sus hechos si otorgan más importancia al interés de la nación española o al de sus respectivas formaciones.

El PP se resistió como gato panza arriba a activar el artículo 155, incluso después de que los secesionistas hubiesen celebrado dos referéndums ilegales en flagrante desobediencia al Tribunal Constitucional, y únicamente accedió a tomar esa medida una vez obtenido el plácet de PSOE y Ciudadanos. Pese a contar en el Senado con una mayoría suficiente para permitirle actuar en solitario y a tener garantizado el apoyo de los de Rivera, que de hecho llevaban semanas pidiéndolo, Rajoy prefirió unir su suerte a la de Sánchez, a fin de pagar a medias el coste político de esa decisión. Una decisión que este último se negó obstinadamente a bendecir hasta que la intervención del Rey, la fuga de empresas y la rebelión de una parte considerable de la sociedad catalana le obligaron a rectificar. Entre tanto, el que meses antes aspiraba a ser su socio en un gobierno de frente popular colocaba a Podemos en una aparente tierra de nadie que en la práctica toda España interpretó como zona golpista. Visto lo visto, las encuestas han dictado sentencia: Sube como la espuma Ciudadanos, hasta superar claramente a Podemos y acercarse mucho al PSOE; crece levemente este partido, alejando definitivamente el fantasma del "sorpasso" a cargo de la extrema izquierda, y baja considerablemente el PP, que se mantiene en cabeza aunque pierde toda esperanza de liquidar a Cs y regresar al bipartidismo de sus sueños.

Las elecciones autonómicas del 21-D van a forzar un nuevo reparto de cartas, con la consiguiente obligación para unos y otros de volver a situarse. En lo que atañe a los separatistas, poco hay que analizar. Digan lo que digan ahora, forzados por la actuación judicial, su meta es la independencia y a la consecución de ese objetivo destinarán sus esfuerzos, sus promesas, sus mentiras, todo el poder que controlen y hasta el último euro que no acabe en sus bolsillos. Que a nadie le quepa la menor duda. Los partidos nacionales lo tienen más complicado.

¿Qué hará el PSC de Iceta, colocado muy probablemente en una posición arbitral? Si la suma PP-Cs-PSC basta para configurar un gobierno constitucionalista ¿lo apoyará, aunque le cueste muchos votos pactar con la apestada derecha? En el caso, mucho más probable, de que sus escaños sean determinantes para formar un tripartito de izquierdas junto a ERC y Podemos ¿se prestará a legitimar el engendro, aduciendo que con su presencia lo "modera"? ¿Le permitirá Sánchez hacer tal cosa, sabiendo lo caro que podría pagarlo en el conjunto de España? ¿Y el PP en el Gobierno? ¿Seguirá financiando con dinero de todos los españoles el derroche de la Generalitat, en aras de satisfacer temporalmente a los golpistas y terminar la legislatura sin ulteriores sobresaltos, con el respaldo del PNV a los presupuestos si desmantela el 155, o aplicará a Cataluña el mismo rasero que a los demás? ¿Cumplirá con su obligación de desmantelar las múltiples estructuras sediciosas puestas al servicio de la ruptura, o premiará este último y brutal desafío con sustanciosas prebendas apaciguadoras? Aquí todo el mundo va a tener que retratarse. ¡Gracias, golpistas!

Isabel San Sebastián.

Articulista de Opinión.
A Godó le entran sudores fríos con la fuga de empresas: "Quedamos a dinar"

Cataluña entra de lleno en campaña con la mitad de sus listas en la cárcel. España es diferente.

Pilar Díez Seguir a mpilardiez 2017-11-15.

El Mundo dice que "el TS abre a Junqueras la vía Forcadell para que pueda hacer campaña". De locos. Ya se deja sentir el aburrimiento sobre Cataluña, sumida en una vulgar y corriente campaña electoral. Por ello Federico Jiménez Losantos, por ejemplo, habla de Podemos. "Aterrados por las encuestas, los podemitas han ideado un eslogan que los retrata: conectar España". Pablo Iglesias, más perdido que el barco del arroz, no ha entendido que "el millón de barceloneses que ha salido a la calle el último mes enarbolando cientos de mieles de banderas españolas está muy conectado con España", los desconectados con la realidad son ellos. "Si Podemos se hunde en las encuestas es precisamente porque la nación española, la única nación que Iglesias no reconoce en España, se ve en peligro y reacciona masivamente contra la casta política (…) Si en vez de degradarlo a gente, Iglesias respetara al pueblo español, no iría camino de la ruina en las urnas". "Hace muchos siglos que los españoles tienen una formidable conexión: la lengua española", que "está siendo atacada salvajemente en las escuelas bajo yugo separatista", pero el español es duro de pelar, como se está viendo. "Conectaos a España vosotros, que nosotros ya estamos conectados". Deja, deja, Federico, en ese mundo desconectado están mucho mejor.

El País se apresura a anunciar a bombo y platillo que "PSOE y PSC rechazan cualquier tipo de pacto con secesionistas". Ya. También Pedro Sánchez prometió y prometió en campaña que no pactaría con Podemos y le faltó tiempo para entregarle comunidades y ayuntamientos a tutiplén. ¿O ya no nos acordamos? Que pregunten a los empresarios, ellos seguro que todavía tienen en la memoria las mentiras del socialista. Cebrián, que se mantiene como jefazo del periódico, vuelve con el raca-raca de la reforma constitucional y el manido "encaje de Cataluña" en España. Encaje de bolillos, más bien. Juan Francisco Fuentes, un catedrático de Historia de la Complutense dice... Bueno no se entiende muy bien lo que dice. "La retirada del Estado ha alimentado el independentismo en vez de apaciguarlo" y hay que "restablecer toda la presencia del Estado en Cataluña que sea compatible con una autonomía y una Constitución reformadas. Conviene evitar la tentación de dar un nuevo paso atrás y ceder a la presión independentista, porque ese intento de apaciguamiento, en vez de traernos la paz, nos situaría ante una nueva exigencia: esta vez, los países catalanes". ¿Quiere decir que la reforma debe ser para reforzar la presencia del Estado en Cataluña? ¿Y para eso es necesario una reforma de la Constitución? ¿No era, según la línea editorial de El País, para reforzar el autogobierno y darles pasta? No hay quién les entienda.

ABC dice que "Sánchez rechaza pactar con independentistas tras el 21-D", incluso parece que se lo cree. Eso sí, matiza que "el PSC es el competente en la política de acuerdos". Lo que nos retrotrae a cuando Zapatero intentó forzar a Montilla a dejar gobernar a Artur Mas –antes de convertirse en el Moisés de la independencia– y el charnego más vendido de Cataluña le dijo que nanay de la china. Ah, la memoria, qué malas pasadas juega a los que tratan de engañar. Por lo demás, los columnistas hablan mucho de la "gran mentira de la secesión" tras la catarata de indepes renegados aferrados a la vía Forcadell. "Se retractan de boquilla pero no se les oye pedir perdón por los desperfectos causados por su desvarío", critica Ignacio Camacho. "Aquí han pasado muchas cosas y muy graves para quedar impunes", clama Carrascal. "Les endilgaron a los catalanes una ristra de trolas de récord Guinness", dice Luis Ventoso. Pues ahí los tienes, haciendo campaña tan campantes y con un electorado intacto.

La Razón dice que "dos Mossos de vacaciones escoltan a Puigdemont en Bruselas". Ya, salió ayer en todos los digitales. Es la ventaja que tiene Internet sobre el papel. El arzobispo de Valencia Antonio Cañizares reflexiona sobre Cataluña "desde la fe". Más le valdría expulsar a esos vergonzantes curas catalanes que dan mítines indepes en las misas. Abel Hernández dice que en vez de tanto jiji, jaja con el nuevo cuento de los separatistas mejor que nos expliquen "cómo se ha financiado el movimiento secesionista", "de dónde salió el dinero, un dinero que era de todos". "Esa es la forma más segura de hacer justicia en este caso y de impedir que se repita. Antes de las elecciones deben quedar las cuentas claras", señor Montoro. Carmen Morodo entra en campaña con un titular de carcajada. "El PP plantea al Congreso reforzar el control estatal de las escuelas catalanas". Pero Carmen, muchacha, si no hace un mes que el ministro de Educación dejó claro que no había adoctrinamiento. Reconoce, no le queda más remedio, que "hay un antecedente a mediados de octubre cuando ninguno de los grandes partidos apoyó a Cs en el Congreso con su moción contra el adoctrinamiento en las aulas". Y eso que no estábamos en campaña electoral. Anda, Carmen, no hagas el ridículo.

A La Vanguardia no le llega la camisa al cuello. "Un millar de empresas se llevan también la sede fiscal". Qué susto, ¿eh? A Godó le han entrado sudores fríos y ahora quiere que seamos amiguitos, pelillos a la mar. "Quedamos a dinar", dice, en relación a un encuentro en Madrid entre catalanes y madrileños para una comilona. "El lema del acto fue "Quedamos a dinar. Quedem per comer", que recuerda mucho al podemita parlem, hablemos. No especifica quién paga, pero deja caer en una frase el "adecuado encaje de Catalunya en el Estado español", que en román paladino es que pagamos los demás. "Iniciativas de este tipo deberían generalizarse en diversos ámbitos de la sociedad para superar la brecha que se ha abierto entre catalanes y el resto de ciudadanos españoles". ¿Que se ha abierto? ¿Ella solita, sin ayuda de nadie, ni de Mas, Puigdemont, TV3, La Vanguardia, Rac1? "El hecho de que uno de cada cuatro españoles esté dispuesto a dejar de comprar productos catalanes es un reflejo de la gravedad". ¿Nos duele la pela, eh, señor Godó? El conde quiere que hagamos las paces mientras su columnista estrella Pilar Rahola vomita en la columna de al lado cosas como "el trueno de las voces españolistas", "tertulianos del guerracivilismo televisivo", quién fue a hablar. "Como si no hubieran despreciado nuestra identidad, ni atacado nuestra lengua", "agravio fiscal", "represión", "agresiones que hemos sufrido como nación". Bonita manera de hacer las paces. Va a ser que no, señor conde, mejor no quedamos ni a comer ni a cenar, porque como se traiga a esta fanática enloquecida vamos a acabar tirándonos los platos a la cabeza.
ESPAÑA.

Rivera: «No me fío de Iceta. Es el fontanero de dos tripartitos»

Ciudadanos reclama para Arrimadas el apoyo del PSC a la vez que hace de sus pasados pactos con ERC uno de discursos.

VÍCTOR RUIZ DE ALMIRÓN.
TITULARES DEL DÍA:

Las 6 noticias que debes saber hoy, miércoles 15 de noviembre.

ABC. es.

MADRID.

Actualizado:

15/11/2017 09:27h.

1. El Govern de Puigdemont se «olvidó» de 152 millones en subvenciones a entidades sociales. El bloqueo de unas ayudas bianuales que se suelen resolver en septiembre «asfixia» a centenares de asociaciones que atienden a los más desfavorecidos. El drama de las organizaciones sociales que no cobran: «Tenemos un ERE sobre la mesa». Editorial: Los daños colaterales del «procés». El independentismo confiesa ahora que maquilló la realidad cuando aseguraba que no habría fuga de empresas o que las potencias extranjeras reconocerían la nueva república. Hasta Artur Mas pone en duda la estrategia soberanista y se desmarca de Puigdemont: «Yo soy el principal responsable del proceso hasta enero de 2016». Interior abre expediente al mosso que escolta a Puigdemont. El agente desplazado a Bruselas estaría actuando a título personal.

2. Rajoy descarta poner «patas arriba» la Constitución. La Comisión sobre la modernización del Estado de las Autonomías, que se constituirá este miércoles en el Congreso de los Diputados, será el foro adecuado, según el Gobierno de Rajoy, para dialogar sobre la situación de Cataluña y una posible reforma de la Constitución de 1978. El presidente señaló ayer que aceptaría mejoras en el modelo territorial, pero sin tocar la unidad de España, la soberanía nacional ni la igualdad de los españoles. La comisión promovida por el PSOE arranca con la mitad de los grupos parlamentarios descolgados, escépticos ante la idea de que pueda servir para desbloquear la crisis catalana.

3. Sánchez rechaza pactar con independentistas tras el 21-D. El PSC es el competente para cerrar la política de pactos pero Ferraz recuerda que debe consensuarse. Aunque insiste en lo adecuado de su estrategia por el acuerdo del 155, se empieza a hacer patente la intención de Pedro Sánchez de volver a tomar espacio respecto al PP y acusa a Rajoy de haber utilizado la confrontación territorial. Ciudadanos reclama para Inés Arrimadas el apoyo del PSC a la vez que hace de sus pasados pactos con ERC uno de discursos fuerza en la precampaña electoral. «No me fío de Iceta. Es el fontanero de dos tripartitos», afirma Albert Rivera.

4. Estados Unidos debate militar el poder nuclear de Trump. El Congreso discute los riesgos de que el presidente controle el «maletín atómico» en pleno pulso con Corea del Norte. a desconfianza hacia el inquilino de la Casa Blanca llevó este martes a los senadores a abrir el primer debate formal dirigido a limitar el poder del presidente para lanzar un ataque atómico. Los congresistas demócratas y algunos republicanos cuestionan la capacidad «de un solo hombre» sobre el botón nuclear. A los temores de los congresistas contribuyó el anuncio de Trump de apostar por un refuerzo y ampliación del arsenal estadounidense.

5. La defensa del carbón enfrenta a los ministros de Energía y Medio Ambiente. El exceso de potencia instalada permitió cerrar en 2016 cinco centrales que utilizan este combustible. Los presidentes autónomicos de Castilla y León, Asturias y Aragón critican el cierre de estas centrales eléctricas. El titular de Energía, Álvaro Nadal, trata de impedir el cierre indiscriminado de las centrales de carbón porque garantizan el suministro eléctrico y contribuyen a abaratar los precios de la luz. Sin embargo, Isabel García Tejerina exige cumplir el Acuerdo de París para la reducción de emisiones contaminantes. Ayer el secretario general de la ONU, António Guterres, alertó de que «las emisiones de CO2 han vuelto a subir y el Acuerdo de París está en peligro».

6. España se enfría en Rusia. La selección comenzó bien, con goles de Alba y Ramos, pero los cambios permitieron al anfitrión soñar con la victoria (3-3). Fue el peor partido que se le recuerda a la España de Lopetegui. Debutó el milanista Suso, nacido en Algeciras, que dejó detalles y fue sustituido en el descanso. La selección española sub-21 sumó su cuarta victoria de la fase de clasificación para el europeo de la categoría con una actuación estelar del centrocampista del Real Madrid Dani Ceballos, que firmó un triplete en el triunfo de la sub-21 ante Eslovaquia
Villegas asegura que Colau "ha humillado" al PSC.

El numero dos de Ciudadanos dice que los socialistas preparaban "la pista de aterrizaje" para un tripartito con ERC y los comunes.

Mariano Alonso Seguir a mariano alonsof 2017-11-13.

Para Ciudadanos, el PSC ha sido "humillado" por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tras haber sido "expulsados" del Gobierno de la Ciudad Condal, como ha sucedido este fin de semana.

El secretario general de la formación naranja, José Manuel Villegas, ha asegurado este lunes en Madrid, en la rueda de prensa posterior a la Ejecutiva del partido, que los socialistas catalanes "no se han enfrentado a las posturas independentistas de la señora Colau" porque, a su juicio, pensaban "preparar la pista de aterrizaje" para un tripartito en Cataluña, después del 21-D, con ERC y los comunes, la formación en la que se integra Podemos.

"Colas siempre está con los separatistas"

La maniobra de Colau, por tanto, habría pillado con el pie cambiado al hasta ahora segundo teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, siempre según el criterio de Ciudadanos, tercer partido en la capital catalana por encima de los socialistas.

Villegas ha enfatizado el perfil próximo a los separatistas de la cabeza de Podemos en Cataluña: "La señora Colau no falla nunca, siempre está al lado de los independentistas. Cuando hay una manifestación independentista ella está en primera fila, cuando hay una que no es independentista ella, por supuesto, no aparece. Cuando los independentistas convocan un referéndum ilegal ella va a votar y, además, si tiene al oportunidad de votar dos veces sí a la independencia, pues lo hace, como hizo el 9-N".
El misterio del PSOE: ¿por qué se deja insultar, humillar y maltratar por la extrema izquierda?

La campaña electoral sigue su curso y algunos vuelven a cantar victoria con las fisuras en el separatismo, aunque siempre suturan.

Pilar Díez Seguir a mpilardiez 2017-11-14.

El Mundo sigue su campaña de denuncia del adoctrinamiento en las escuelas, la semilla del separatismo. "Exiliados lingüísticos". El editorial alerta de que el adoctrinamiento que comenzó en Cataluña se ha extendido a Baleares y Valencia, por "la connivencia entre el PSOE y los nacionalistas". ¿Y el PP? Porque si mi memoria no me engaña ha gobernado algunos años en la Comunidad Valenciana. Dice que la vulneración del derecho de los padres a escolarizar a sus hijos en español es tan grave en Baleares que ha forzado a familias enteras a exiliarse en otras comunidades y exige al gobierno que tome cartas en el asunto. "Está en juego la cohesión nacional". Para Arcadi Espada "la única posibilidad de regeneración política en Cataluña pasa por un gobierno de Ciudadanos que apoyen de un modo u otro socialistas, populares y acaso los brotes verdes que pudieran surgir de las cenizas del antiguo catalanismo". Pero ve un obstáculo en Iceta, que "en vez de aportar su ánimo y su fuerza al frente de la regeneración flirtea con la posibilidad de adherirse a una izquierda tripartita" con separatistas y podemitas, como siempre. "Por más que le pese", dice Arcadi, "el PSC está más cerca de Ciudadanos que del partido Podemos". ¿En serio, Arcadi? Pues lo disimulan a la perfección. Rafa Latorre habla de la faena que le ha hecho Ada Colau a Pablo Iglesias. Su "viraje independentista pulveriza lo poco que queda del discurso nacional de Podemos". Pobre Pablo, a perro viejo todo se le vuelven pulgas.

El País sigue erre que erre intentando endosar a Rusia la culpa del golpe en Cataluña. "La UE apoya a España contra los ciberataques en Cataluña". Como si unos cuantos oportunistas que pululan por internet fueran los responsables de años y años de separatismo en Cataluña. David Trueba nos viene ahora con que el recurso indepe al franquismo "es culpa de no haber sido capaces de hacer los deberes con la rapidez y la contundencia que nos merecíamos como sociedad democrática tras la dictadura". Y tiene la poca vergüenza de poner como ejemplo "los ataques ultras de las últimas semanas", tantos que ni su periódico les ha dado importancia; o a la "rotura de cristales en Catalunya Radio, insultos a periodistas de TV3, pintadas en las sedes independentistas y en la tumba de Companys sin despertar la condena masiva en el resto del país y detenciones inmediatas". No recuerdo a este individuo haber pedido detenciones inmediatas por los reiterados insultos de TV3 a todo el que no comulgue con la independencia, ni cuando la CUP asaltó la sede del PPC, ni por los continuos ataques a Ciudadanos, incluidos los padres de Albert Rivera. ¿No se le cae la cara de vergüenza, señor Trueba? Y dice que el mayor problema de España es el Valle de los Caídos. En este país siempre cabe un tonto más. País y El País.

ABC dice en un creativo titular: "Menos juntos y mucho más revueltos". "El 21-D desata la guerra en el independentismo". No os ilusionéis demasiado, ya ha ocurrido otras veces y siempre hacen las paces. El editorial le sacude una descarga eléctrica a los socialistas. "Una de las características más llamativas del PSOE es que toda la dignidad que aparenta tener frente al PP la pierde ante la extrema izquierda". Ya le pueden "insultar y descalificar" que el PSOE "aguanta el castigo de forma inexplicable sin reaccionar como un partido con autoestima". Se dejan golpear, pisotear y agachan la cabecita como diciendo me lo merezco, dame más. "La capacidad de los socialistas para encajar humillaciones de la extrema izquierda es un ejemplo de debilidad política". Les tienen más miedo que a una vara verde.

La Razón dice que "la independencia divide a los soberanistas ante el 21-D". De momento. Ya hemos celebrado en otras ocasiones la división de los separatistas y mira dónde hemos acabado. Toni Bolaño dice que la palabra "independencia se ha vuelto tabú en los programas". "La tensión entre los antiguos socios crece". Pilar Ferrer lo apuntala. "Guerra en el PDeCAT por la lista del president que entierra el partido". "Declaración de guerra hacia ERC. La fractura y la batalla en el electorado independentista están servidas". Todo muy bélico, como ven. Lorente Ferrer no entiende lo de Colau. "Colau llega tarde. Cuando los independentistas están de retirada ahora se presenta como relevo de Puigdemont y Junqueras. El PSC es el que acaparará el voto de los que en Cataluña en Común ya están agotados del proceso". Lo de esta chica es incomprensible, después de ver lo que le ha pasado a Iglesias por hacerse indepe y va y se hace ahora la jefa de los indepes. En fin, con su pan se lo coman.

La Vanguardia dice que "Puigdemont y ERC empiezan a atemperar su discurso". Que no estaban preparados para la independencia, que hay otros caminos. A buenas horas. A Godó le hace una ilusión tremenda, ya huele las perrillas. "La independencia no es el único final posible para la deriva política catalana y sin duda hay otros más factibles a corto y medio plazo", dice relamiéndose con la lluvia de millones que el Gobierno nos va a quitar al resto de los españoles para dárselos a los golpistas.
El secesionismo, forzado a cambiar de estrategia por las autonómicas del 21-D.

El PDECat blanquea su marca con una lista encabezada por Puigdemont y bajo el nombre de Junts per Catalunya, que se enfrentará a ERC y la CUP.

DANIEL TERCERO / ÀLEX GUBERN.
Barcelona.

Actualizado:

14/11/2017 07:02h.

Nadie podrá escribir la historia de Cataluña del año 2017 sin tener en cuenta la frase que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pronunció desde la Moncloa el pasado 27 de octubre por la tarde, tras la declaración ilegal de independencia en el Parlamento de Cataluña y la aprobación de las medidas del artículo 155 de la Constitución en el Senado: «Les informo de que hoy he disuelto el Parlamento de Cataluña y que el próximo 21 de diciembre se celebrarán elecciones autonómicas en esa comunidad autónoma». A partir de ese momento, los partidos independentistas vieron rotos todos sus planes a corto plazo y sus estrategias políticas desbaratadas.

Dieciocho días después y a treinta y siete de la cita electoral, la decisión de Rajoy devolvió a la realidad a los partidos que lanzaron un órdago al Estado de Derecho: Junts pel Sí ya no existe, ERC y la CUP aceptan participar en unas elecciones autonómicas -pese a que dieron su palabra de no volver a hacerlo- y el PDECat esconderá sus siglas y las de Convergència Democràtica de Catalunya, bajo el nombre de Junts per Catalunya, en una candidatura liderada por el expresidente de la Generalitat que sigue prófugo en Bélgica.

A esto hay que añadir la última crisis abierta por los comunes de Ada Colau que tendrá sus consecuencias, primero, electorales, y después, para configurar posibles pactos tras las elecciones del 21-D, ya que la ruptura del acuerdo de gobierno con el PSC en Barcelona, para acercarse a los partidos secesionistas, complicará a los socialistas dar su visto bueno a un nuevo tripartito de izquierdas en el Parlamento de Cataluña.

«No soy independentista»

Conocedora de la dificultad que le puede suponer a Xavier Domènech, candidato a la presidencia de la Generalitat por Catalunya en Comú (CatComú), la decisión de romper con el PSC, Colau, ayer, intentó justificar su decisión pero sin ánimo de enmienda: «No soy independentista y he sido muy crítica con la DUI».

Sin embargo, los socialistas, Cs y el PP recuerdan que Colau votó «sí-sí» a la secesión en la consulta ilegal del 9-N de 2014, votó en el referéndum ilegal del 1-O pasado, reconoce como «legítimo» al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y participa en todas las masivas manifestaciones convocadas por el movimiento independentista, incluyendo la última, este sábado.

Difícil, así, dar opciones de futuro inmediato a un tripartito formado por ERC, el PSC y CatComú, que solo se sostendría, por otro lado, si ERC pasa por aceptar el ordenamiento jurídico constitucional y abandonar la idea de unilateralidad en la que lleva instalada desde 2015. Pese a esto, solo un tripartito de estas tres formaciones puede concretarse como alternativa real de gobierno al bloque secesionista -en ambos siempre con ERC como pieza dominante-, si hacemos caso a todas las encuestas publicadas. ERC, el PSC y CatComú sumarían entre 72 y 76 escaños (la mayoría absoluta está en 68 asientos). Y lejos de la ansiada mayoría constitucional (Cs, PSC y PP), que el mejor sondeo sitúa en 60 escaños.

Por esto, con el objetivo de crecer a costa del nacionalismo moderado, que pueda restar votos al PDECat, Miquel Iceta, primer secretario del PSC y candidato de los socialistas a presidente autonómico, ha tejido una alianza electoral con exdirigentes de Unió Democràtica de Catalunya, visualizados en Ramon Espadaler, y entidades satélites del entorno del catalanismo, conservador en algunos casos, para reforzar su candidatura del 21-D. Un cambio evidente de estrategia.

Lista del «presidente»

Pero si hay un partido que está sufriendo una mayor transformación electoral de cara a la ciudadanía, este es el PDECat. Bajo la marca de Junts per Catalunya -que no por casualidad fue uno de los nombres que se barajaron cuando se creó el PDECat-, Puigdemont liderará la lista del «presidente», acompañado de los exconsejeros investigados por la Justicia, los alcaldes del partido y personalidades de la órbita convergente. Está por ver si los «Jordis» se incorporan a esta candidatura, apuestan por ERC o, salomónicamente, contentan a los dos partidos. Eso sí, a falta de que el miércoles la dirección del partido confirme las listas por las cuatro provincias, ningún cargo orgánico del PDECat irá en la lista de esta formación, tampoco Marta Pascal, coordinadora general. Ni Neus Munté, número dos del partido.

Por su parte, en ERC -que presentarán a los exconsejeros en puestos de salida, incluido Oriol Junqueras- admitieron ayer que la Generalitat no estaba preparada para la independencia tras la DUI. Una confesión que les devuelve al eje izquierda-derecha y deja sin argumentos de campaña a los partidos que quieran plantear caminos unilaterales tras el 21-D.

La realidad se impuso en Cataluña, la noche del 27 de octubre, tan rápido como cuando cae el telón en una obra de teatro: «El próximo 21-D se celebrarán elecciones autonómicas».
OPINIÓN

"España está pues en manos de unas elites políticas que no sólo no parecen dispuestas a defenderla de los que quieren liquidarla, sino que, por el contrario, se afanan en facilitarles la tarea.

ALEJO VIDAL-QUADRAS
12.11.2017

El Exinistro, ha declarado a la BBC en una entrevista en la que la cadena británica se interesaba por la crisis catalana que existe una comisión en el Congreso que va a explorar la posibilidad de reformar la Constitución para “acomodar mejor las aspiraciones de algunos catalanes” y añade que la situación política en Cataluña “merece ser observada”. También recuerda que, si se celebra un referéndum para aprobar dicha reforma, en él votarán todos los españoles. Esta idea coincide, por lo menos en espíritu, con las apreciaciones del expresidente de la Generalitat José Montilla, que ha afirmado que “hay una parte de verdad en el discurso independentista” y que “hay que atender las demandas” de los separatistas. No le ha ido a la zaga Miquel Iceta cuando ha llegado a la conclusión de que la solución del conflicto secesionista pasa por “más autogobierno” y “mejor financiación”, así como por un Estado federal en el que “Cataluña se sienta cómoda”. De hecho, una de las dos condiciones impuestas por Pedro Sánchez para apoyar la aplicación del artículo 155 -la otra, dejar que TV3 siga diseminando su pútrido veneno- ha sido precisamente que la Comisión Constitucional del Congreso estudie una reforma de nuestra Ley de leyes.

De acuerdo con los planteamientos del PP y del PSOE, el camino para domesticar la insurrección es dar a los golpistas más y más potentes instrumentos para liquidar la integridad territorial de España

De acuerdo con los planteamientos de Dastis, Sánchez, Montilla e Iceta, es decir, del PP y del PSOE, el camino para domesticar la insurrección de una parte de la población catalana promovida y organizada por las autoridades autonómicas debidamente financiadas por el Estado al que pretenden destruir, consiste en dar a los golpistas del futuro más y más potentes instrumentos para liquidar la integridad territorial de España.

Este colaboracionismo con el peor enemigo interno de su país por parte de los dos grandes partidos nacionales comenzó ya en la Transición y tras cuatro décadas de persistir en este error, resulta asombroso que lo mantengan y estén examinado la posibilidad de agrandarlo. Incluso en estos días en los que se han visto obligados, notoriamente contra su voluntad, de intervenir la Comunidad catalana en manos de los golpistas, no sin antes haberles facilitado con su pasividad la realización del golpe, procuran limitar todo lo posible la acción de las instancias centrales. Las razones por las cuales el Ministerio del Interior ha permitido que unos pocos centenares de revoltosos, bastantes de ellos imberbes, paralizasen las comunicaciones ferroviarias y terrestres de Cataluña causando ingentes pérdidas económicas y la alteración traumática de la vida y el trabajo de millones de ciudadanos, contando con un total de 30.000 efectivos sobre el terreno entre Mossos, policías nacionales y guardias civiles, permanece en el misterio.

La impresión que transmite esta extraña benevolencia es que los dirigentes populares y socialistas creen efectivamente que las delirantes exigencias de los subversivos tienen fundamento

La impresión que transmite esta extraña benevolencia es que los dirigentes populares y socialistas creen efectivamente que las delirantes exigencias de los subversivos tienen fundamento y que habrá que darles, aunque sea parcial, una satisfacción. La situación es comparable a la de unos agentes del orden que, tras sorprender a una banda de delincuentes en pleno alunizaje de una joyería, dialogasen cortésmente con ellos, escuchasen atentos los motivos por los que se dedican al robo con violencia, y a continuación negociasen la cantidad de relojes, pulseras, pendientes, broches y collares que se pueden llevar como botín.

España está pues en manos de unas elites políticas que no sólo no parecen dispuestas a defenderla de los que quieren liquidarla, sino que, por el contrario, se afanan en facilitarles la tarea. La mezcla de ausencia de convicciones, pusilanimidad, ignorancia, oportunismo electoral y nula calidad humana que refleja semejante comportamiento despierta a la vez indignación, incredulidad y asco. En este contexto, es más que probable que el Gobierno aplique la táctica de quedarse quieto mientras las empresas huyen, las inversiones se paralizan, los hoteles se vacían, la Agencia Europea del Medicamento se evapora, el Mobile World Congress prepara su cambio de sede y hordas de energúmenos fanatizados siembran el caos, porque calcula que este clima de miedo y desesperación le favorezca en las urnas el 21 de diciem

Únicamente quedan en pie el Rey, Albert Rivera y el buen pueblo español. Si alguno de ellos desfallece, perderemos el resto de esperanza

Únicamente quedan en pie el Rey, Albert Rivera y el buen pueblo español. Si alguno de ellos desfallece, perderemos el resto de esperanza que todavía aletea en nuestros fatigados y maltrechos corazones. España se disolverá en el galope de la Historia y en el solar arrasado y fragmentado que la reemplace acomodadores y acomodados pasearán su bajeza moral y su miseria material. De una gran Nación que ensanchó el tamaño del orbe, asombró con la excelsitud de su arte e inspiró con su impar literatura pervivirá apenas un pálido recuerdo, una dolorosa nostalgia, un hiriente vacío."
Ciudadanos baja de las nubes: "Es bastante probable que perdamos, hay que ser realistas"

Comienza una larga campaña electoral con Cataluña patas arriba y cada uno barriendo para casa.

Pilar Díez Seguir a mpilardiez 2017-11-13.

El Mundo dice que "Colau sacrifica Barcelona para captar el voto independentista". ¿Otro partido independentista? Los indepes van a tener que tirar del pinto pinto gorgorito para elegir papeleta. Dice el editorial que Colau "ha colgado su disfraz de equidistante para zambullirse de coz y hoz en una hoja de ruta cuyo objetivo es reeditar el tripartito o, en cualquier caso, confluir con las fuerzas independentistas". "La alcaldesa de Barcelona es una independentista más cuya adolescente acción política rezuma irresponsabilidad y sectarismo". Un competidor para ERC. Federico Jiménez Losantos no le ve la gracia a lo de Forcadell. "Cuando la gente deje de reírse de la cobardía de Forcadell, empezará a llorar ante la cobardía, teñida de idiocia" del juez Llarena. La frasecita de 'tranquilos, que esto no es la Audiencia Nacional' es "para que los jueces decentes le peguen fuego al Tribunal Supremo. Es como decirles a los golpistas: tranquilos que yo también soy un político, un poquillo delincuente". La actitud de Supremo "es un autogolpe de legalidad española, perpetrado por una justicia sólo simbólica y que se burla de la ley". Que pare la juerga.

El País lleva una encuesta a medida de Albert Rivera. "Ciudadanos disputa la victoria al PP y al PSOE". Cebrián y el consejero Rubalcaba hacen examen de conciencia y alertan a los socialistas de los peligros de unirse a un "proyecto excluyente, que reivindica la insolidaridad de los territorios más ricos con los más pobres y que se aúpa en discursos supremacistas que se dirigen precisamente contra los más humildes". El proyecto que han abrazado Iglesias y Colau y el socialismo durante años con el inestimable apoyo de Prisa. Ahora pide que rectifiquen. "Aunque tarde, ha quedado desenmascarada la naturaleza etnicista, antieuropeísta, regresiva en lo social y antidemocrática del independentismo", dice como para justificarse. "Toca ahora a la izquierda reivindicar el proyecto de país incluyente, igualador y progresivo en lo social en el que creyó en 1978 y plasmó a partir de 1982". Juan Claudio de Ramón incluso regaña a los socialistas por comprar el relato indepe, que hace que defender la enseñanza bilingüe "parezca una idea de derechas" y que es progresista el "derecho de autodeterminación". "Algo ha cambiado estos días, y es posible que en adelante en España la contención del nacionalismo segregador ya no sea tarea exclusiva del centro y la derecha". Arrepentidos los quiere el Señor. Aunque un poco tarde.

ABC: "Rajoy presume sin complejos del 155 en Cataluña". Si El País regaña al PSOE por sus jugueteos con el separatismo, Rubido riñe al PP. "En Cataluña es perjudicial el discurso buenista del consenso con el nacionalismo mientras no se gane la batalla que está planteada por la democracia y la Constitución. Este debería ser el espacio propio del PP, en el que Ciudadanos ha tomado posiciones por una evidente falta de estrategia de confrontación de los populares con el nacionalismo". Más bien han colaborado con ellos. "Se pensaba que era mejor el perfil bajo para no movilizar a los secesionistas", ya se sabe, la mítica fábrica de indepes. "Dramático error del que se puede salir el 21-D si al constitucionalismo catalán se le presenta esta cita electoral como una cuestión de superviviencia y como la oportunidad de poner fin al régimen separatista". Que eso va a ser una tarea titánica se lo deja claro un dirigente de Cs a Ignacio Camacho. No van a parar, "la idea de la ruptura ha arraigado en unos dos millones de personas y esa masa crítica ya no permite un retroceso", si ganan volverán por sus fueros. "La única solución es la victoria del constitucionalismo", dice este ciudadano. Pero no se engaña, "para ser realistas, es bastante probable" que el constitucionalismo pierda.

La Razón dice que "Colau rompe con el PSC y prepara el pacto con los soberanistas tras el 21-D". Crecen como setas. Dice el editorial que tampoco le pilla de sorpresa. Colau "dejó clara su opinión estos días, poniéndose al frene de las manifestaciones" indepes robándoles el papel a los Jordis, menuda espabilada. "Los hechos dejan claro cuál es la postura de esta nueva marca", un "tripartito de claro perfil anticonstitucional dispuesto a acabar con el denostado régimen del 78". Como dice Fernando Rayón, "el bajón en las encuestas no parece importar" ni a Pablo ni a Ada, porque huelen poder de mano de ERC. Y digo yo, si eres de izquierda radical e independentista ¿a quién votas? ¿A ERC, a Colau, a la CUP? Porque no se ve la diferencia.

La Vanguardia dice que "Colau echa al PSC y aboca a Barcelona a la inestabilidad". Hombre, ya estaba bastante inestable, las empresas se han ido, el Gobierno está la mitad en la cárcel y la otra prófuga. No creo que se note mucho una pizquita de inestabilidad más.