"El Vino"

El habla de la vid y el vino 3 parte...

El habla de la vid y el vino 3 parte

A los sarmientos trenzados en haces se les llama manojos; vilorto es la vara flexible con que se ata, y una medera es un montón de manojos colocados en círculo.
En relación con las labores de la viña existen muchos refranes que aluden a la idoneidad del momento para realizarlos, o a la meteorología: “tu viña preciada entrando marzo labrada” “Si quieres ver tu viña moza, pódala con hoja” “truenos en Marzo, prepara la cuba y el mazo” “Agua por San Juan, quita vino y no da pan”….etc.
Respecto a la vide como aún se la denomina en muchos pueblos, cuando brota echa lo que se conoce como pámpanos o brotes jóvenes, a los que no dan fruto se les llama ladrones, y a los zarcillos rodrigones. A la vid que está en flor se le dice que están cierna los racimos de uvas se les llama también gajos, a las semillas se les denomina titos, cuñas o pipos. Al proceso de maduración se le conoce como pintar las uvas.
Cuando las viñas estaban enfermas y había que actuar manualmente; a quitar el pulgón se le llamaba espulgonar, escaresar era quitar las huevas y eslagartar, quitar la lagarta u la oruga.
En la vendimia el aviso de madrugada a las cuadrillas era conocido como tocar la zafra. Los racimos se cortaban con el corvillo, o navaja curva, y se echaban en cestos cuévanos y asnales. Dos asnales constituían una carga. Hacer la lagarada o lagarejo era la broma de restregar un racimo de uvas tintas por la cara o partes íntimas del vendimiador. Calduciar se le llama a picar los racimos y comer las mejores uvas.

Continuará.