¿Y los alcaldes?

Después de la tempestad viene la calma. Y que no hay...

Después de la tempestad viene la calma. Y que no hay alcalde bueno, puede ser la norma pero les hay. Yo he conocido a dos. Uno del PSOE, y no me duele prendas decir que es de un pueblecito de Burgos, donde ahora manda su esposa, gran amiga también y del mismo partido. Él Fernando, y ella Mª José.Él de Arenillas de Muñó, un pueblecito que entre los dos han levantado y se ha vuelto a reinventar. Mi amigo Fernando fue un buen alcalde para su pueblo. Y eso no lo dicen las siglas sino la conciencia de cada uno, la honradez y el amor que puedan tener a sus pueblos. Y Mª José, creo que será la alcaldesa porque no lo sé, que hace mucho tiempo que no les veo. Y no es de ese pueblo, es de Burgos pero da lo mismo porque al final dos dos viven allí y lo han revalorizado dentro de su pequeñez. Y debe ser muy reconfortante tener un pueblo al que quieres, le estás agradecido y le cuidas.
Y otro señor, de Monterrei, que tampoco sé si sigue de Alcalde o no. No es el que encabeza el tema del ejemplo. Le conocí hace muchos años por una casualidad del destino y por leer, que siempre me encuentro cosas así en los periódicos.
Tardajos y Monterrei tenemos en común a la Virgen de las Aguas. La nuestra es gótica y aquella orensana es románica y niña, en brazos de Santa Ana. Y fue muy grato conocer a ese gran hombre, José Luis, que nos brindó su amistad, nos regaló libros de la comarca, aceptó los nuestros, y nos enseño la Fortaleza de Monterrei que no os preocupéis que tengo documentado el viaje que realizamos. Las fotos no, porque por aquel entonces mi cámara era de las de antes, manual, y saqué fotos pero en papel. Tendría que escanear pero ahora no tengo medios disponibles pero si se necesitase me buscaría la vida porque siempre lo he hecho, que a mi nadie me ha dado nunca nada y si por casualidad me han dado alguna vez algo, he respondido; pero la crisis...
Ahora y que quede muy claro que tampoco me iba yo a vender ni por un plato de garbanzos ni por todo el oro del mundo, y cuando he tenido que escribir y contar lo que no querían que se supiese, lo he hecho. ¿Que he luchado contra molinos de vientos? Pues sí, pero he sacado a relucir los fracasos que encima nos los intentaron vender como jauja. Y no me lo invento que es un gran fracaso por ineficacia, ineptitud y malas prácticas. ¿Yo voy a tener para los socialistas, y no voy a tener para los populares que la fallan y que han supuesto la ruina aquí donde yo vivo.? Eso no se lo cree ni el más tonto del mundo mundial, léase Zapatero. Que la verdad no tiene vuelta de hoja.