¿Y tu con que SUEÑAS?


Con lo tarde que me acuesto, y lo temprano que me levanto, cualquier día, me encuentro conmigo en el pasillo.

"SOÑANDO"
Gracias
NO QUIERO DORMIR…

Ya no sé qué será de mí y de mi vida.
No quiero irme a dormir,
Hace ya un tiempo que mis sueños no son agradables.
No quiero irme a dormir,
Me aterra lo que pueda pasar cuando despierte.
No quiero irme a dormir,
Van pasando las noches y cada vez menos comprendo.
No quiero irme a dormir,
Quiero detenerme un momento a pensar: “ ¿Qué puede ser peor?”.
No quiero irme a dormir,
¿Cuál es mi error?,
¿Cuál si no es amar?,
No puedo arrancarme el corazón para dejar de sentir.

No quiero irme a dormir…
LA VOZ DEL SUBCONSCIENTE

Todo el tiempo me nacen de las manos
ríos de voces, rostros inombrados,
versos de antaño que llenan los desvanes
de la conciencia azul, y brotan telarañas
desde un pasado niño, adulto, adolescente:
miedos que nunca sé si sofocaron
las razones sensatas que dicta la experiencia.

De noche surgen cantos de monstruos y sirenas,
vagan imágenes que vuelan sin sentido
o evocan huecos de aquel viejo trastero
donde el orden no existe, o están acumuladas
aquellas impresiones que exceden toda lógica.

Somos barqueros que reman en estanques
donde el sol no amanece. Más allá de la bruma
de un cielo ensombrecido, no somos los patrones
del barco de esta vida, sino grandes preguntas
tendidas a la noche, versos que buscan la pluma del poeta,
niños inquietos carentes de la mano.

Suelta el querer. No ates tu deseo,
deja a la barca que bogue al no sentido;
vierte al amor tu saco de basura,
todo el vestigio que nunca has controlado.

Una luz que no es tuya te limpia del pasado
y una mano invisible arropa lo futuro.

Eres ahora, más allá de consciente,
pues el tiempo, la sombra, el desamor,
la rueda, tus miedos, el temblor y el abismo
se esfuman si te has muerto a la fútil imagen,

y naces al Ser mismo.

“El subconsciente nos juega trastadas, aparece en sueños, escapa a nuestro control”

P. M. Lamet
¿CON QUE SUEÑAN LOS HOMBRES?
****************************
Sueñan con ser grandes,
sueñan con la gloria,
sueñan sin siquiera soñar.

¿Los hombres sueñan?
He de creer que si,
he de creer que sueñan con el mar,
con la inmensidad de las olas,
con la blancura de la espuma.

Pero ¿Qué motiva al hombre a soñar?
Lo motivan tus besos,
lo motiva el saber verte,
lo motiva la espera que de a poco
se transforma en esperanza.

El hombre sueña para poder volar,
sueña porque de ello se alimenta día a día,
sueña con esa alegría de tus ojos,
sueña con poder verte un día más.

Me preguntas con que sueñan los hombres,
sueñan con el mundo,
con la inmensidad del cielo,
con la profundidad del mar.

Sueñan con volverse uno en tu piel,
con perderse en tu mirada,
sueñan por que soñar los hace grandes.

Los hombres sueñan con ser soñados,
sueñan con la risa de tus labios,
con las lagrimas de tus ojos,
sueñan con la paz del corazón.

Sueñan, por que soñar lo es todo,
es volver lo imposible posible,
es transformar las letras en poesía,
soñar es escudriñar tu alma en la mia.

! Solo con eso soñamos los hombres!
Debe ser por las pastillas que tomo para la PRÓSTATA.
! Ya veras cuando a ti se te ponga grande, la Pródtata digo!
jajajajaj.

Por ahora la próstata no me da problemas. Visita médica cada año. No tomo nada. Mi PSA está siempre entre 1 y 4.
CASTOR. Eso es porque no tienes sueño, o porque tienes miedo de que te roben, o estás pensando en la bolsa del mañana.

O sea: Buena chuleta de Ávila, buen vino que también lo hay por tierras de la Santa, un zoquete de pan de leña y ya verás como duermes bien. Eso para la comida, la cena una buena sopa de lo que sea, un poco de jamón o unos huevos con patatas fritas y a dormir.
Debe ser por las pastillas que tomo para la PRÓSTATA.
! Ya veras cuando a ti se te ponga grande, la Pródtata digo!
Pues este Castor nada más cerrar un ojo empieza a soñar incluso despierto.
CASTOR. Eso es porque no tienes sueño, o porque tienes miedo de que te roben, o estás pensando en la bolsa del mañana.

O sea: Buena chuleta de Ávila, buen vino que también lo hay por tierras de la Santa, un zoquete de pan de leña y ya verás como duermes bien. Eso para la comida, la cena una buena sopa de lo que sea, un poco de jamón o unos huevos con patatas fritas y a dormir.
¡CABALLERO! Yo ya no sueño, duermo.
Pues este Castor nada más cerrar un ojo empieza a soñar incluso despierto.
¡CABALLERO! Yo ya no sueño, duermo.
Duérmete, lunita clara,
manojito de azahares,
espejito de mi cara
y cantar de mis cantares.
Quiero gritar mis quebrantos
y no acierto ni a gritar.
Quiero pedirle a los santos
y no atino ni a rezar.
Duérmete, luna morena,
duérmete rosa por mi.....
Mientras yo curo esta pena
que es mi cruz y mi condena
y no me deja vivir.

Nada más me interesa el contenido NO el continente.
*Eso es lo que yo hago.*
*Vive la vida durmiendo y soñando*
Yo el sueño más destacado fue el siguiente. Estuve partiendo leña de roble con un hacha, desde que amaneció hasta que oscureció, con un cansancio de órdago a todo, pues bien; me fui a dormir y, ¡jolines!, ESTUVE TODA LA NOCHE SOÑANDO QUE PARTÍA LEÑA... Sin comentario.
Yo sueño que España algún día estará de nuevo gobernada por un equipo de personas competentes, y que lo que está ocurriendo ahora ha sido un mal sueño.

Buenas noches, me tomo un vaso de leche bien calentita y a dormir que ya es tarde.
Confundes la realidad con los sueños.