Amancio Ortega, del grupo Inditex (ZARA)

Amancio a Portugal...

Amancio a Portugal
EMILIA LANDALUCE
Empresas. A dónde fueron 116 millones de donaciones de Amancio Ortega
Es de suponer que viendo el grotesco (por denigrante) espectáculo que tuvo lugar el martes en el Congreso de los Diputados a muchos españoles se les pasó lo mismo por la cabeza: qué ganas de largarse de España.
El problema es que irse no es tan fácil. Y más allá de la cuestión sentimental (es verdad que no hay nada como nuestra Españita), es difícil empezar en otro país.
Ese, desde luego, no sería problema para Amancio Ortega, fundador de Inditex (o sea: Zara y aledaños) y según la lista de los más ricos de España que cada año publicamos en este periódico, dueño de un patrimonio valorado en 50.400 millones a finales de 2018. [Nos fiamos mucho más de Jose F. Leal que de Forbes].
Es difícil saber qué hay de verdad en los mensajes que recibimos en las redes o en esos whatsapps que hacemos volar de teléfono en teléfono. Los periódicos dicen que Amancio (o mejor dicho Inditex) pagó alrededor de 1.700 millones de euros a Hacienda, aunque otros años ha llegado a 2.000, el 2% del impuesto de sociedades en España.
Luego hay otros datos: las 47.930 personas (el 30% de su plantilla en todo el mundo) que emplea en España con sus correspondientes cotizaciones sociales y por supuesto las tan cuestionadas (por Podemos) donaciones: no solo los 320 millones que dio a la Sanidad Pública sino también los 360 millones que tiene comprometidos su Fundación en los próximos tres años. Por otro lado por si no lo saben, a Amancio Ortega la aportación de 320 millones le ha costado 240, ya que solo puede deducirse un 25% de lo aportado con el límite máximo del 10% de la base liquidable. Es decir: 80 millones en la liquidación de la renta que por supuesto, afortunadamente, desconocemos.
La verdad es que viendo el linchamiento al que ha sido sometido Amancio Ortega (con la complicidad de los previsibles socios de Isa Serra) lo extraño es que el empresario gallego no coja la sede Zara (de Inditex) y se la lleve a otro sitio. Por ejemplo a Portugal que además solo está a 250 kilómetros de Arteixo y en donde pese al gobierno de izquierdas, sería muy bien recibido. El ejecutivo de Costas incentiva las inversiones, las donaciones y contempla exenciones fiscales para los extranjeros que se inscriban como residentes.
Así que es difícil imaginar por qué Amancio Ortega no se larga de España para mandar a tomar por a los que le están linchando. Quizás porque no es un miserable como Iglesias, como Serra. O quizás porque pensándolo mejor tomar por es demasiado placentero para deseárselo a esa
Respuestas ya existentes para el anterior mensaje:
Un artículo genial.

Un saludo.