Amantes del teatro y la lectura

La ÉGLOGA “AMARILIS” de Lope...

La ÉGLOGA “AMARILIS” de Lope

Los ejemplos podrían ser numerosos y la influencia, tanto en los aspectos puramente plásticos como en la disposición del orden de la frase, del culteranismo muy notable. A veces, la acumulación barroca incide en una retórica de resultados nuevos positivos, que denotan la innata tendencia a la verbosidad evidenciada en pasajes como el siguiente, que advertimos dominado por la interrogación reiterada:

¿Qué suceso, qué pena, qué fortuna, qué accidente, qué amor, qué sol, qué luna, pobre pastor, en tanto mal te puso?

¿Quién como tú por natural infuso, por ciencia y experiencia presumía de cuanto el campo cría, y a su labranza toca en todo el valle?
Enmudezca Damón, Belardo:
¿Quién como tú del cielo por las constelaciones de su velo penetraba secretos singulares, y de aquellos celestes luminares teóricas, eclipses e influencias? ¿Quién las correspondencias de tiempos y sazones diferentes, menguantes y crecientes de aquel globo de plata, que retira la mar o la dilata? ¿Quién del ganado que engendró del viento fragmentos en España al soplo más sutil de su elemento, que vuelan con el fresno o con la caña en la fiesta o la guerra? ¿Quién del novillo que la marca hierra de los vaqueros del Jarama y Tajo? o bien Zamorano ¿Quién con la trampa y engañoso atajo…?