Amigos de la fotografía

Mira Marteño, te voy a decir por qué no te gusta la flor, el hormiguero y los escaramujos

Mira Marteño, te voy a decir por qué no te gusta la flor, el hormiguero y los escaramujos. Es que eres un hombre o una mujer de acción. Te va el movimiento, la agresividad, que te calme la vista y reaccionas ariscamente para tranquilizar tu ánimo.
En mis fotos no hay kaka, en todo caso, sería caca; pero tampoco porque una flor en el otoño es un motivo muy especial y contrasta con los hierbajos ya secos. Un hormiguero es la casita de unos seres vivos llamados hormigas y tiene su mérito. Y los escaramujos del campo ponen una nota de color que alegra. Quizás algunas hojas se me hayan quemado algo pero algún escaramujo queda alegre por lo menos entre tantos marrones como hay en la vida.
En cuanto a que sea en negro este tronco, mi querido crítico, también te llevo la contraria porque los marrones contrastan con el negro quemado, de otra manera sería una figura siniestra, y así tiene su gracia por la variedad de marrones.
Para mi es un mediador el que está detrás y coge a los troncos que se han estado peleando un buen rato y han acabado chamuscados y les hace firmar la paz. Es mi interpretación.
Por otra parte creo que eres tan quisquilloso para hacerte el interesante y que te contestemos, y te importa poco si es un agradecimiento u otra crítica.
En fin, que resignación amigos de la fotografía, y no haced demasiado caso aquí al amigo que está de guasa. Le gusta sacar punta al lapicero por placer para provocar una reacción en nosotros, agradable o nefasta. Porque lo importante es participar y somos aficionados todos con el deseo de compartir y nada mas.

Gracias por tu participación crítica amigo Marteño que ya nos vamos acostumbrando a tu participación, eso sí crítica.