Amigos de la fotografía

Marteño:

Marteño:
Esta foto es un jabalí montado en un dragón que estaba volando y en cuanto se le subió el peso pesado del jabato se quedó quemado con su propio fuego al no poder salir porque el jabalí le oprimía los pulmones. Total que jabalí y dragón se pegarán un buen porrazo porque todavía no se han caído del todo, y qué lástima que encima se topen con la zarza que ya es mala suerte después de tantos incidentes. Pues chamuscados, golpeados y pinchados pero la vida es así llena de contratiempos
Un saludo