Amor

El amor de Teresa de Ávila

*EL LIBRO DE LA VIDA*

No se puede encarecer ni decir el modo con que llaga Dios el alma, y la grandísima pena que da, que la hace no saber de sí; mas es esta pena tan sabrosa, que no hay deleite en la vida que más contento dé. Siempre querría el alma como he dicho estar muriendo de este mal.