Amor

Siendo Santa supo Amar

Del LIBRO DE MI SANTA
En el capítulo 29
Por AMOR.

*Esta pena y gloria junta me traía desatinada, que no podía yo entender cómo podía ser aquello. ¡Oh, qué es ver un alma herida! Que digo que se entiende de manera que se puede decir herida por tan excelente causa; y ve claro que no movió ella por dónde le viniese este amor, sino que del muy grande que el Señor la tiene, parece cayó de presto aquella centella en ella que la hace toda arder. ¡Oh, cuántas veces me acuerdo, cuando así estoy, de aquel verso de David:
Quemadmodum desiderat cervus ad fontes aquarum que me parece lo veo al pie de la letra en mí*