Asturias

Bienaventurados los pobres de espiritu, porque de ellos...

El mensaje que un minero, ha dejado en la carta que he escrito a los etibadores, es para enmarcar. Qué grandes son los mineros!

Compañeros estibadores, y Cuando digo, compañeros, no lo digo como palabra vacia y hueca, lo digo con el corazón y la certeza de que estais haciendo lo correcto, y lo digo alto y claro, con el derecho y el orgullo que ma da el pertenecer, mejor dicho, haber pertenecido, estoy prejubildado, a uno de los colectivos mas combativos de este pais, a la mineria.

Os entieno a la perfeccion, yo tambien he tenido que aguantar eso de que soy privilegiado y lo que mas duele, no es que lo diga la gente que desconoce totalmente lo que es el trabajo en la mina, no, lo que duele, es que lo digan los vecino tuyos, gente que vivio siempre en la Cuenca minera asturiana y por tanto, sabe, al menos de oidas, de qué va el tema.

No puedo, por la lejania geográfica estar ccn vosotros, pero tenéis todo mi apoyo, hago mia vuestra indignacion y vuestra lucha. Y, como en nuestro caso, ignorad a aquellos que no saben o no se atreven a plantar cara, a pelear, por sus "privilegios", conquistados, (nunca regalados), la inmensa mayoria de las veces con sangre y siempre con lágrimas.

Tenéis un sueldo alto?, bien! es vuestro, lo habéis ganado, no tenéis que justificaros anta nadie, podéir ir con la cabeza bien alta.

Mucha suerte, compañeros, un abrazo desde Mieres, Cuenca Minera del Caudal.

Ánimo

Hactor Amato

Los privilegios de los estibadores: sueldo medio de 70.000 euros al año y enchufismo.

Los estibadores amenazan con paralizar los puertos para impedir que las empresas contraten libremente nuevos trabajadores.

Libre Mercado2017-02-08.

Güa, güa, güau

Las Sagep, que tiene una plantilla de 6.156 trabajadores, funciona pues como un monopolio blindado ante la competencia exterior. El hecho de que las empresas que operan en los puertos no puedan contratar trabajadores libremente otorga a esta entidad un enorme poder que ha sido aprovechado durante muchos años para elevar sus sueldos muy por encima del precio de mercado y lograr diversas ventajas y privilegios laborales, además de controlar de forma férrea quién entra y quién no en este reducido y exclusivo nicho, ya que su influencia se deja notar en los procesos de selección de personal, según fuentes del sector, ¡Ay tontín, tontín como te la cuelan!

Güa, güau, güau

En este sentido, los lazos familiares son abundantes y no es nada extraño encontrarse con estibadores que, a su vez, son hijos y nietos de estibadores, conformando así una especie de sistema hereditario. Y todo ello por obra y gracia de la regulación existente. La herramienta de presión es sencilla: al ser los únicos que están autorizados a descargar mercancías de los buques, pueden paralizar por completo la actividad de los puertos, generando ingentes pérdidas a los operadores, de ahí que las empresas, tradicionalmente, hayan cedido a sus reivindicaciones.

Bienaventurados los pobres de espiritu, porque de ellos sera el reino de los cielos
Respuestas ya existentes para el anterior mensaje:
La cuestión es que el mantenimiento de este sistema no sólo vulnera los principios elementales de competencia y libre contratación que estipula la normativa comunitaria, sino que lo puertos españoles han perdido competitividad con respecto a otros países debido a los crecientes costes de personal.