Burgos

Es que me quedé sin palabras al ver tanta rosa en un viejo canal sin agua. Este canal era

Es que me quedé sin palabras al ver tanta rosa en un viejo canal sin agua. Este canal era una gozada en el verano. La gente se bañaba y se ponía a tomar el sol con agua limpia, que era lo bueno. Que llegaba a los Canales del Arlanzón desde los pantanos de la capital.
Cuando lo conocí ya estaba en plena decadencia y en unos años dejó de funcionar, pienso que por dejadez. A fuerza de abandonar lo que un día costó tanto, se pierde un lujo de regadío que con el tiempo se cambia por otro; pero no hay color entre uno y otro. Como de la noche al día. Regar con agua limpia o hacerlo directamente del río, que no está como debiera.
Pero ahora se ha llenado de maleza. Crecen unos chopos dentro enormes y todo tipo de matas. Solo en primavera, y ahora en verano parece que cobra vida con tanto colorido que abruma.