Burgos

AGUA, AGUA

AGUA, AGUA

III

¿Quien sabe si no el agua
cómo duele luchar contracorriente,
cómo hieres el orgullo de otros
que has mancillado
en tu intento de secuestro
de las dóciles fuentes?

¡Que su vida transcurría,
mansamente!

¡Que no las protegían
nuestras gentes!

¡Y pocas, ahora las defienden!

Sólo el hijo agradecido
de su tiempo y de su historia
que con pena vive y sufre
el secuestro no querido
de sus fuentes.

Y viva por siempre, el agua, agua.

C. García

Tardajos, 1998

FOTOS: ACTUALES DEL 2013 DE LA PRESA DE ALBA (BURGOS) que ilustran el poema.