Cataluña

Apache, a pesar que dije que no te contestaría, nunca me niego cuando se hace con educación
Foto enviada por elo

Apache, a pesar que dije que no te contestaría, nunca me niego cuando se hace con educación.
1º tienes que borrar las correcciones que hiciste de mi horrendo escrito.
2º y muy importante, tu me dices que me conoces, yo a ti no, tuvimos otro disgusto porque decías que eras viudo y no sé que mas tonterías ¿lo recuerdas verdad? y fue por lo mismo, también me dijiste señora Elo.
Si me dices quien eres podemos llegar a llevarnos bien, pero comprende que eres como un fantasma para mi, si no dais el ... (ver texto completo)
Mi querida amiga Elo, no esperaba de tí otra cosa. Ya sabía que tu corazón era indulgente. Así que, si te parece bien, comencemos una etapa de amistad y cordialidad entre nosotros.

1º.- Ya están borradas las correcciones que hice de tu escrito. Reconozco que fui un poco cruel contigo, pero mi intención era buena: Conseguir que te dieras cuenta de que tú podías hacerlo mejor y así lo has hecho.

2º.- Es cierto que te conozco. Tú, es posible que me estés confundiendo con otro, porque yo no soy viudo. De decir tonterías, pocos se libran, pero la virtud está en corregir y aprender. En este mundo, también aprendemos de los errores, tanto como de los aciertos.

Yo soy alguien que te quiere fraternalmente y desea lo mejor para tí. No te apenes: decirte quién soy no me hará mejor ante tus ojos. Confía en mí y ten en cuenta más al mensaje que al mensajero.

Si aceptas mi consejo, te ruego que hagas lo posible por conocerte bien, a fondo. El conocernos, sin lugar a dudas, es un trabajo que debemos llevar a cabo, despojándonos de todo orgullo o vanidad y mirando siempre nuestro interior: Cuando éste está tranquilo y no nos cabe ninguna duda, es señal de que obramos bien. Si nos conocemos, sabremos analizar siempre nuestras reacciones y por qué han sido motivadas. El primero y principal paso para la superación espiritual es ese, el conocerse profundamente sin la menor vacilación.

Mírame como un humilde viandante, que un día entré en este Foro con una misión concreta. Cuando ésta haya realizado su andadura, cosa próxima a ocurrir, me marcharé silenciosamente, de la misma forma en la que vine, con la esperanza de que en vuestras Almas haya quedado un pequeño rastro de mi paso, sin asociarlo para nada al salvaje nombre de mi nick.

Desde las crestas nevadas que dominan mi tribu te mando la llama que arde en mi corazón de piel roja, mi dilecta dama de León.
Apache, a pesar que dije que no te contestaría, nunca me niego cuando se hace con educación.
1º tienes que borrar las correcciones que hiciste de mi horrendo escrito.
2º y muy importante, tu me dices que me conoces, yo a ti no, tuvimos otro disgusto porque decías que eras viudo y no sé que mas tonterías ¿lo recuerdas verdad? y fue por lo mismo, también me dijiste señora Elo.
Si me dices quien eres podemos llegar a llevarnos bien, pero comprende que eres como un fantasma para mi, si no dais el nombre como lo hago yo, no me fio, los que llevamos mucho tiempo en el foro aunque tengan seudónimo nos conocemos muy bien y aunque tengamos distinta forma de pensar.
Yo me temo que no me vas a decir quien eres, tu sabrás porque.
Si eres leonés sabras de donde es esta imagen.