Cataluña

1.934
Foto enviada por Triana

A este paso "cocomocho" y sus acompañantes acabarán los mismo que los de la fotografía, tiempo al tiempo.
Los secesionistas controlan directamente las tres cuartas partes de las alcaldías.

El independentismo moviliza a más de 700 alcaldes y 6.700 concejales en su rebelión contra el Estado.

ROBERTO PÉREZ. Madrid.

Actualizado: 08/09/2017 12:55h.

El independentismo pretende movilizar a más de 700 ayuntamientos en su rebelión contra el Estado. Son, como mínimo, aquellos cuyas alcaldías son controladas directamente por las formaciones independentistas: la Esquerra de Oriol Junqueras, el PDECat -la antigua Convergencia- de Carles Puigdemont, y los antisistema de la CUP.

La Generalitat ya ha apelado abiertamente a todos los ayuntamientos para que faciliten la celebración del pretendido referéndum ilegal del 1 de octubre. Presiona para que los consistorios se mantengan disciplinados a lo que les ordene la Generalitat al respecto, pese a las consecuencias judicionales a las que se enfrentarán, incluso en el orden penal.

Para los partidos independentistas, los ayuntamientos son el instrumento fundamental para poner en práctica la deriva golpista en la que se han instalado. De lo contrario, la estrategia marcada desde el 'Parlament' y la Generalitat se vería frustrada a pie de calle. De ahí la relevancia estratégica que los independentistas dan a los ayuntamientos y la presión que han empezado a ejercer a alcaldes y concejales. Mientras tanto, las decisiones que ha empezado a adoptar el Tribunal Constitucional (TC) suponen una advertencia directa a los alcaldes de que no pueden adoptar ninguna decisión, ningún acto, para facilitar el referéndum ni ninguna otra de las normas secesionistas que ha anulado el TC.

Ya han sido varios los alcaldes de la órbita independentista que han empezado a desafiar al Estado de Derecho y han propagado públicamente su alineamiento con los dictámenes secesionistas emanados desde el 'Parlament' y la Generalitat. 380 de los 947 municipios ya han señalado que cederán espacios para poder votar el próximo 1-O, aunque es casi seguro que esa cifra llegará a ser mayor.

El independentismo en los ayuntamientos
El mapa municipal de Cataluña está copado por los independentistas. Especialmente en las provincias de Lérida y Gerona. En la de Barcelona es donde tienen menos fuerza y, aún así, ocupan el 56% de las concejalías y -fruto de los pactos- el 64% de las alcaldías. Y esto sin contar los alcaldes que no militan en el PDCat, Esquerra o la CUP, pero que también son proclives al «derecho a decidir».

En cómputo global, de los 947 ayuntamientos que hay en Cataluña, 715 tienen alcaldes del PDECat, Esquerra o la CUP. En concreto, más de 400 son del PDCat, unos 260 de ERC y una veintena están en manos de la CUP. En cómputo global de concejales -cifra que incluye a los que ostentan el cargo de alcaldes-, los de Puigdemont suman casi 3.400 ediles, ERC roza los 2.400 y la CUP ronda los 380.

Una solitaria alcaldía del PP
La demoledora presencia de los independentistas en el mapa municipal catalán queda evidenciada de forma aún más rotunda si se tiene en cuenta la ínfima presencia del PP: solo tiene una alcaldía, la que ostenta en el pueblo barcelonés de Pontons, y un par de cientos de concejales en toda Cataluña. Por su parte, C's se tiene que conformar con menos de 200 concejales en toda Cataluña.

En cuanto al PSC -entre cuyas filas conviven constitucionalistas y partidarios del «derecho a decidir»-, disfruta de 122 de las casi mil alcaldías que hay en Cataluña, y unos 1.300 concejales -tan solo el 14% del total-.

El independentismo, por provincias
En la provincia de Lérida es donde el independentismo tiene más presencia municipal: entre el PDECat, ERC y CUP copan casi 1.400 de las 1.725 concejalías, el 80,5%, y tienen en su poder el bastón de mando de 195 ayuntamientos, el 84% de todas las alcaldías de la provincia.

En la provincia de Gerona, por su parte, controlan 184 alcaldías, el 83% del total) y suman casi 1.500 ediles, el 77% de todos los escaños municipales de la provincia.

Por su parte, en la provincia de Tarragona el independentismo controla directamente 138 alcaldías, el 75% del total, y supera los 1.130 concejales en una provincia que cuenta con un total de 1.676 ediles.

La provincia donde el independentismo tiene un menor peso es Barcelona. Y, aún así, también es mayoritario en los órganos políticos de las corporaciones locales. Así, tiene en sus manos 198 de las 311 alcaldías de la provincia -el 64% del total-, y unas 2.100 de las 3.749 concejalías (56,4%).