Cataluña

Buena notícia médica: revista Diario Médico:

Buena notícia médica: revista Diario Médico:

CONTRIBUYE A LA DE TOLERANCIA EN EL RECEPTOR

La molécula BTLA, diana en la respuesta
inmune postinjerto
La molécula BTLA constituye una posible diana para inhibir la respuesta inmune en órganos
trasplantados y de esta forma favorecer la supervivencia postinjerto, según sugiere una
investigación realizada por científicos del Ibiomed, en la Universidad de León.

El grupo de Inmunobiología y Trasplante
del Instituto Universitario de Biomedicina
(Ibiomed) de la Universidad de León ha
caracterizado un anticuerpo monoclonal
que reconoce la molécula BTLA.
El estudio, que en breve publicará la
revista Transplantation, de la Sociedad
Americana de Trasplante, se basa en la
administración de un anticuerpo
monoclonal generado en el laboratorio que
va dirigido frente a un receptor
denominado BTLA expresado en los linfocitos T con el que se
consigue atenuar de forma significativa la respuesta inmune del
receptor frente al órgano trasplantado, como indica el director del
proyecto, el investigador José Ignacio Rodríguez Barbosa.
Los resultados obtenidos a partir de este trabajo "abren la puerta a
futuros estudios en los cuales el receptor BTLA podría funcionar como
un posible blanco molecular terapéutico para inhibir la respuesta
inmune y de esta forma favorecer la supervivencia del órgano
trasplantado", señala la investigadora María Luisa del Río.
Otro aspecto de vital importancia para este equipo de investigadores es "la contribución al establecimiento de un
estado de tolerancia inmunológica en el paciente trasplantado", la cual definen como "la capacidad de un individuo
receptor de un trasplante de reconocer como propio el órgano trasplantado ajeno recibido de otro individuo de la
misma especie con el que no se encuentra emparentado", en presencia de dosis de inmunosupresión bajas o en su
ausencia.
El grado de identidad (compatibilidad tisular) entre el órgano donante y receptor del trasplante determina en gran
medida la supervivencia y el funcionamiento del órgano trasplantado a largo plazo y la cantidad de
inmunosupresión que va a necesitar el paciente a lo largo de su vida.
En este sentido, desde el grupo de investigación del Ibiomed apuntan que "cuanto mayor es el grado de
compatibilidad entre donante y receptor, mayor es la probabilidad de supervivencia del injerto a largo plazo y menor
la cantidad de inmunosupresión que se requiere para el mantenimiento de la función de dicho órgano".

(foto de los científicos que están haciendo realidad esta investigación. como dije hace unos meses, la Doctora Mª Luisa del Rio, desciende de aquí por parte de madre.)
Parte del verano ha estado aquí en el pueblo.