Cataluña

En el sistema que nos hemos dado, somos muchos los...

ciudadana.- Dices "dinos" ¿a quienes y a cuantos me estoy dirigiendo?.
Lo que podía haber hecho, en mi opinión, hoy ya no sirve nada. ¿Cuando dos personas, ambas no tienen capacidad o no quieren dialogar para llegar a algún acuerdo, ambas sobran para resolver este problema.
Esto no tiene nada más que una solución y otra que no es solución.
La solución pasa por deshacer el camino hecho, acercar a los catalanes que sin ser independentistas se han unido a ellos por la desafección que según ellos han causado las políticas territoriales en Cataluña. Podemos decir que no tienen razón, aunque ellos tienen su razón y va a ser difícil convencerlos de que al lado de España se está mejor que solos. Hay que hacerlo. No estoy de acuerdo con hacer un referendum, al día siguiente lo pediría otra Comunidad Autónoma. Es imprescindible modificar nuestro sistema territorial a través de la Constitución y eso no se hace en un mes... El problema es convencer y para ello se necesita eso que usted parece que nada la gusta, el bla, bla, bla... Hay que hablar, si, y escuchar; hay que partir de que nadie está en posesión de la verdad absoluta y aunque no guste hay que perder en algo para ganar para todos en todo.
La otra solución es a la que estamos abocados hoy, amordazar; si alguien piensa que tapando la boca por la fuerza a la mitad de los catalanes, se equivoca. El problema es grande y las soluciones deben ajustarse al problema.
Saludos

Olimpo, "amordazar" dices que es la no solución a la que estamos abocados y que aquel que piense que el "tapar la boca por la fuerza a la mitad de los catalanes", se equivoca. En mi opinión quien se equivoca es aquel que piense que el presidente en funciones Mas y todo su gobierno son ajenos a lo que dices de "amordazar"; cuando precisamente estas autoridades son las que quieren tapar la boca a la mitad de los catalanes o, ¿todos los catalanes quieren la independencia?.

saludos

Iberia.- Dije "amordazar": "Tapar la boca por la fuerza". Posiblemente te guste más:... tapar la boca al 48% de los catalanes, con la legalidad jurídica del auto de TC. Si hasta a mi me gusta más, pero, en el fondo lo que se hace es, decirles que en las próximas elecciones hagan lo mismo y saquen más del 50%. El problema sigue. Tienes razón con lo del 48%, el 52%, la posible desobediencia que dicen harán, aunque... no te parce que hay que dar alguna solución, a ese hoy 48%?.
Saludos

En el sistema que nos hemos dado, somos muchos los inconformistas que, por ser grupos minoritarios; vivimos forzosamente muchos asuntos con los que no estamos de acuerdo que deciden las mayorías sociales. Como somos demócratas, aceptamos con resignación que se legislen leyes, decretos o normas por los representantes de las mayorías que no son de nuestro agrado y sólo nos queda la esperanza de que, dentro de la legalidad vigente, cambien las tornas y pasemos democráticamente a ser mayoría para tener unos representantes políticos que legislen a tenor de nuestros deseos; mientras tanto, si seguimos dentro del sistema, pues más o menos nos queda el llamado "derecho al pataleo".

El 48% de catalanes que quieren la independencia de Cataluña, no sólo son minoría en el conjunto de la ciudadanía española; sino que en su propia comunidad no alcanzan un "lógico" porcentaje (bastante más del 50%) para un asunto de la envergadura que pretenden con el objetivo último de acceder a sus deseos de desgajarse de España. En mi opinión, la solución, si hay que darles alguna, es que cuando alcancen la citada "lógica" mayoría, no ponerles traba ni impedimento, sino todo lo contrario, para que de forma democrática logren modificar, cambiar o legislar leyes, decretos o normas que actualmente le impiden acceder a la independencia; mientras tanto, como tantas otras minorías, tienen el llamado "derecho pataleo".

Otra forma de actuar, que es la que vienen ejerciendo y que no soluciona nada es declararse "antisistema"; línea que puede ser afín a la CUP pero no a Convergencia que siempre se ha movido democráticamente dentro de nuestro sistema; por todo ello creo que la justicia española procederá en consecuencia.

saludos
Respuestas ya existentes para el anterior mensaje:
Su exposición es clara y contundente desde la realidad legal y jurídica. La política es y debería verse que es, otra cosa. Yo la denominaría, en este caso: la forma de hacer legal, lo no ajustado a la legalidad total, sin que los jueces intervengan. Ellos, los políticos dicen lo de “hacer posible lo imposible”.
Las cosas no son blancas o negras, existen los matices, los grises, ahí entra la política. Me niego a creer que en una democracia haya que vivir de la “esperanza”, o de esperar a las próximas elecciones para que algo cambie. No me refiero a cambiar leyes incumpliendolas, si a que durante ese tiempo los representantes de los ciudadanos a base de recibir quejas y opiniones diferentes, tengan en cuenta las mismas, aunque sean de minorías.
Con todos los respetos a su opinión. No entiendo que cada cuatro años o cuando un gobierno cambie de color, el entrante cambie leyes porque le tocó el turno, no, así siempre estaremos en la parte final de la evolución europea.
Así nos pasa con temas tan importantes como la educación, sanidad, las pensiones, hoy también el sistema territorial. No he dicho ni lo pienso que se haga algo para exclusivamente contentar a los catalanes, a estos señores se les debe enseñar a cumplir las leyes, la justicia se las debe hacer cumplir; después, hacer lo que sea necesario, entre todos. O queremos que la educación de nuestros niños y no tan niños siga estando donde hoy, que la calidad de nuestra sanidad siga bajando, que nuestros mayores cada vez se parezcan menos en la cantidad que reciben a los del otro lado de los pirineos y que las comunidades autónomas sigan estando todas descontentas.
Saludos