Cataluña

Uno de los temas mas importantes en la sociedad para...

El problema catalan

Se considera problema por el comportamiento de inaccion del gobierno del Estado español Mariano Rajoy porque al contrario no tendria esta consideración.
Espartero, el general Regente durante la minoria de edad de la reina Isabel II decia que para que se garantizase la paz en España, era obligado bombardear cada cincuenta años a Cataluña. En el año 1934 se produjo otro muvimiento secesionista en Cataluña siendo el Presidente de la Generalidad, Luis Companys quien declara el Estat Catala y con lealtad al gobierno de España actuo la Guardia Civil, la Guardia de Asalto y el general catalan D. Domingo Batet, quien siguiendo el criterio del general Espartero procedio a bombardear el Palacio de la Generalidad y Companys y su colaborador Doctor Dencás huyen como lo que eran, unas ratas por el alcantarillado.
Hoy en septiembre del 2017, el gobierno de España duda en tomar la misma decision que en ambos casos fue efectiva que soluciono la acción de bellaqueria de Puigdemon y su gobierno que estan ejerciendo contra la soberania nacional y en si contra el pueblo español.

Julio Reyes Rubio

Jolin Julio... ese general una "miaja" exagerao si que era.
Con ese método en 100 años no habría catalanes en España.

El gobierno si que está actuando pasivamente como es Rajoy y su aliado el tiempo.

No hay que bombardear a nadie, hay que tomar las medidas oportunas CON SUS POLÍTICOS Y dejar al pueblo en paz.

Saludos Julio

A la atencion de Mari
La II Republica española en el 1934 envio al general catalan D. Domingo Batet a bombardear el Palacio de la Generalidad donde los residentes eran el gobierno de aquel entonces catalan, no la oposicion, ni el pueblo catalan sino los verdaderos responsables de la insumision asi que si los bombardearan no estas derramando sangre inocente. En otros lugares del mundo, acciones de este tipo estan penalizadas con la muerte. Que en China o en Rusia o en los Estados Unidos de America planifiquen cierta clase politica actos similares y veras las reacciones de los gobiernos y la actuacion de las fuerzas armadas.

Julio Reyes Rubio

Ahí estoy contigo JULIO, para los responsables, no la pena de muerte ni nada parecido, pero sí la inhabilitación de por vida y si es procedente la cárcel pero sin paliativo alguno. No se puede jugar con casos tan serios.

Saludos.

AGONIA DEL ESTADO DE LAS AUTONOMIAS.
Actualmente acabada la etapa del cesarismo político representado por el gobierno autoritario y centralista del general Franco, se estableció un nuevo sistema político de monarquía parlamentaria con una democracia representativa por partidos políticos y una autonomía de regiones con el intento de paliar las pretensiones separatistas de Vasconia y Cataluña.
Todas las medidas adoptadas por varios gobiernos sucesivos, de distinto signo político han sido un fracaso y nos encontramos en la encrucijada de un deterioro generalizado de la vida política por el trato de favor a ciertas autonomías (el cupo vasco y navarro y el régimen fiscal aprobado para Cataluña) que origina un incumplimiento tácito del principio de igualdad de trato de todos los españoles.
Interesa al pueblo español, que el actual Estado urgentemente acometa por vía democrática estos conflictos y que a lo largo de casi doscientos años que los padecemos (no olvidemos las guerra carlistas) no ha habido solución y se aclare de una vez por todas el mantenimiento de su indisoluble unión basada en la igualdad de trato con el resto de regiones o su independencia definitiva.
Será la ciudadanía, quien deberá decidir esta cuestión, pues al fin España sobrevivirá sin Vasconia y Cataluña, como sobrevivió Gran Bretaña sin Irlanda, Suecia sin Noruega, Holanda sin Bélgica, y la Republica Checa sin Eslovaquia.
Es imprescindible que solucionada esta cuestión, el Estado actual deberá plantear un cambio de timón institucional asumiendo competencias que la propia Constitución del 1978 otorgaba al Estado central y ahora fueron transferidas a las Comunidades autónomas para garantizar igualdad de trato a todos los españoles independiente del lugar que se encuentren del suelo patrio.
Dos modelos a imitar, que son Francia y Portugal, ambas Repúblicas centralistas, la primera con más de doce lenguas y esta multiplicidad lingüística no genera sentimientos nacionalistas excluyentes y al contrario existe un fervorosa conciencia nacional y el segundo, con la estabilidad institucional, que se ha adaptado a gobiernos de distinto signo político, con una conciencia nacional consolidada.
Julio Reyes Rubio

Uno de los temas mas importantes en la sociedad para garantizar la Declaracion Universal de los Derechos Humanos es la libertad de conciencia para que el ciudadano libremente elija su propia creencia religisa a practicar o no seguir ninguna siendo ateo.
En mi ensayo:"La Nueva España del Siglo XXI"debato este tema. He aqui mis comentarios.
12-LIBERTAD IDEOLOGICA Y RELIGIOSA
El Art 16 de la Constitución española de 1978 dice textualmente:
1. Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitaciones en sus manifestaciones que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley.
2. Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias
3. Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y demás confesiones de acuerdo con su consolidación en nuestra sociedad.
El problema religioso de nuestras sociedades occidentales actualmente existe una dicotomía en los conceptos de a confesionalidad y laicidad. Actualmente por la existencia de los partidos políticos de izquierda como socialistas, comunistas u otras formaciones filo ateas se ha extendido bastante el laicismo pero quizás en menor medida que en otros donde el sentimiento religioso se prima independientemente de aquellos que no son practicantes pero que se identifican con una creencia religiosa y otros practicantes y defensores a ultranza del mantenimiento de una moral religiosa, formación humana e incluso proselitismo de la religión a otros sectores sociales (Opus Dei, Caritas, Manos Unidas y otras organizaciones similares)
La vida política de las sociedades es tan compleja que no se debe tomar iniciativas que violen sistemáticamente las creencias y los principios morales de un sector importante de la sociedad y la norma justa es siempre buscar el consenso y como último recurso la convocatoria de un plebiscito entre la laicidad y la a confesionalidad.
No es válido que se establezca la laicidad por imperativo legal porque una mayoría de formaciones de izquierda gobierne un país y haya decidido el imponer este principio y al contrario si la soberanía reside en el pueblo debe ser éste a través de la convocatoria de un plebiscito quien decida definitivamente esta cuestión.
Lo más aconsejable es la a confesionalidad donde creyentes y no creyentes son respetados en sus derechos y sus creencias y el Estado se mantiene como el fiel de una balanza, no inmiscuyéndose en el pensamiento interior de los ciudadanos que constituyen la sociedad.
El Art 16 de la Constitución española deberá decir:
1. Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitaciones en sus manifestaciones de acuerdo con el Art18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que el mantenimiento del orden público protegido por la ley.
2. Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias.
3. Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con todas las confesiones.
Julio Reyes Rubio
Respuestas ya existentes para el anterior mensaje:
En mi libro:"La Nueva España del Siglo XXI"digo respecto a la Fuerzas Armadas.
8-LAS FUERZAS ARMADAS

El ART 8 de la Constitución española de 1978 dice textualmente: 1º) Las Fuerzas Armadas constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender la integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

2º) Una ley orgánica regulara las bases de la organización militar conforme a los principios de la presente Constitución.

Si realizamos un análisis exhaustivo del articulado entendemos que el Apartado 1 cuando se refiere a la misión de las fuerzas armadas que es garantizar la soberanía y la independencia de España se refiere a un enemigo exterior decir a cualquier Estado extranjero que pretenda a no respetar nuestra soberanía territorial siendo necesaria la intervención de nuestras fuerzas armadas para repeler la agresión.

En cuanto a la segunda parte de este apartado es en referencia al integridad territorial y al ordenamiento constitucional está confuso cual debe ser su intervención pues en este caso puede tratarse de enemigos interiores que promuevan la sedición, rebelión o se alcen pública y tumultuariamente para impedir el cumplimiento de la ley y el orden constitucional y en este caso será el gobierno nacional quien deberá decidir la actuación de las fuerzas armadas de acuerdo con la gravedad de la situación.
Si el gobierno nacional se dejará intimidar y no tomar acciones para cumplir inmediatamente su mandato constitucional deberá ser destituido, arrestado y procesado por alta traición y las fuerzas armadas seguirían las órdenes del gobierno provisional elegido.

Si cualquier gobierno, sea de la ideología que fuera, se subrogara la soberanía nacional y decidiera personalmente la escisión de alguna región de la nación española sin convocar al pueblo español que es el unico soberano para que emitir su decisión, no estaría legitimado y deberá ser destituido.

Julio Reyes Rubio

En la futura Constitución española el ART 8 deberá decir así:

1º) Las Fuerzas Armadas constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender la integridad territorial y el ordenamiento constitucional contra cualquier enemigo interior o exterior que pretenda amenazarla. España no es patrimonio particular de ninguna familia, partido político o asociación perteneciendo solamente al pueblo español en su conjunto como sujeto portador de la soberanía. El poder supremo de las Fuerzas Armadas le corresponde al Tribunado del Pueblo, siendo este órgano quien cede esta facultad a la Jefatura del Estado quien la ejerce bajo la supervisión de este órgano y ratificadas sus acciones por este.

2º) Una ley orgánica regulara las bases de la organización militar conforme a los principios de la presente Constitución.