Cataluña

Vean y juzguen.

Vean y juzguen.
Respuestas ya existentes para el anterior mensaje:
Juzgo y mwe pregunto desde mi adolescencia cuando empezaba a saber q1ue amaba a mi país, pese a cosas que de él guardaba mi memoria. Sigo juzgándolo y me duelen los heschos de ayer porque como señalo, me duele su historia.
Claro está que la mitad de los catalanes no nos quieren y también me duele que no me quieran, y hasta pienso que si estaría yo entre esos que no me quieren.
Por aquí desde hace años hemos hablado d todo, lo señalo para que se enteren esos "recién llegados": aqui se ha hablado de la historia de nuestro país, y por tanto de los catalanes, sus pretensiones, y su desprecio, ensañándose con la bandera. Ayer por cierto me sentí ofendido doblemente, por el hecho de que una mujer fue maltratada, y por lo quie ddefendía.! ESTE ES UN PAÍS D LOCOS! Lo he repetidos mas de una vez. Ayer, mi ira fue doble
porque un energúmeno, logro se crispara mi estar en lo que siempre quisiera: sereno, lejos de la ira: Dificil, muy dificil viendo lo que se ve en mucha gente que se pasea, por las calles de nuestros días, hablando de baladas. donde la verdad es que solo fueron molestos graznidos.
Estoy queriendo decir, que por hechso vividos, y cosas que se repiten: ¿Conque bandera me quedo yo que he vivido bajo tres banderas? Si se que siento gran cariño a la de la franja morada, y a veces pienso, que si la amé se debe en parte, a que a mediada de que crecía, me di cuenta de que "me la robaron" Serví a otra, y curiosamente, pese a la historia, me convencí de que también la amé... tal porque sirviendo a esta también se servia a España... hasta el limite, que durante un poco tiempo, en Tierras de áfrica.,722 personas murierom por ella. Con la democracia NOS DIERON OTRA, para de una vez por todas convencerme que esos tres trapos formaban parte de mi vida... representando a mi pueblo.
Si que me dio por pensar ayer, tras el hecho de la bandera (amada por unos y ultgrajda por otros) si el pueblo catalán no va a la deriva con un Jefe y jefecillos, que con tal d conseguir un país... (de dudoso funcionamiento) lo hacen desobedeciendo leyes y, en el caso de ayer (que continua), tirando piedras a su propio tejado. Sinceramente: no quisiera nos arrastraran en esa especie de peligroso romanticismo, que, a mi entender, tiene un mínimo de cordura, en el hoy, que los pueblos se juntan: no se separan