Consejos de salud


Hola, ¿que clase de diente me conviene pedir que me trasplanten?
Me han dicho que me convenía un implante dental de titanio, pero me preocupa que no sea compatible con el resto de mis dientes verdaderos.
Besos
Marifé De Triana
Los Aceituneros.-

Mare yo tengo un novio aceitunero
Que tiene bareando mucho salero
Cuando me ve me dice
Voy a morir por ti.

Mare yo tengo un novio aceitunero
Que aceitunero, me gusta a mí.

Dale a la vara
Dale bien que las verdes son las más caras
Y las negras pa tí, tipití, tipití, tipití
Ay dijo la bizcochera, ay que voy detrás de ti

Y mientras tanto te contaré
Las coplas que paso por tu querer.

Cogiendo la aceituna y el me decía
Con palabritas dulces que me quería
Se acabó la faena, y no lo he vuelto a ver
Cogiendo la aceituna y el me decía
Que se moría por mi querer.

Y mientras tanto te contaré
Las coplas que paso por tu querer.

Y las negras pa tí, tipití, tipití, tipití
Ay dijo la bizcochera, ay, que voy detrás de tí

Y mientras tanto te contaré
Las penas que paso por tu querer...
A mí las negras sin hueso me como medio bote en un abrir y cerrar los ojos.
Yo no le hago ascos a ninguna.
Saludos.
El 22 a los pueblos blancos, despues a Marbella, y el 5 ó el 6 de Octubre a zamora.
¿Cuáles son los pueblos blancos? Tengo una intuición por si acaso.
Ya pronto irás para Zamora.
El 22 a los pueblos blancos, despues a Marbella, y el 5 ó el 6 de Octubre a zamora.
Yo las pardas con hueso, en mi casa vuelan, traemos de Vitigudino envases de cinco kilos y por verguenza no digo el tiempo que duran.
Ya pronto irás para Zamora.
A mí las negras sin hueso me como medio bote en un abrir y cerrar los ojos.
Yo las pardas con hueso, en mi casa vuelan, traemos de Vitigudino envases de cinco kilos y por verguenza no digo el tiempo que duran.
¡Qué ricas ¡lVivan las aceitunas ¡
A mí las negras sin hueso me como medio bote en un abrir y cerrar los ojos.
NUTRICIÓN.

Esta es la cantidad de aceitunas que debes tomar al día para mejorar tu salud.

Aportan grandes beneficios a la salud dentro de una dieta saludable, pero hay que tener un consumo moderado y tener cuidado con la sal.

27 agosto, 2019 04:46.

Beatriz G. Portalatín.
... (ver texto completo)
¡Qué ricas ¡lVivan las aceitunas ¡
NUTRICIÓN.

Esta es la cantidad de aceitunas que debes tomar al día para mejorar tu salud.

Aportan grandes beneficios a la salud dentro de una dieta saludable, pero hay que tener un consumo moderado y tener cuidado con la sal.

27 agosto, 2019 04:46.

Beatriz G. Portalatín.

Las aceitunas son por excelencia el aperitivo más ofrecido en cualquier bar o restaurante de nuestra geografía. Ya sea en la cañita del mediodía, en el refresco de por la tarde o en el tentempié de antes de cenar. También son un complemento imprescindible en ensaladas, ensaladillas, guarniciones e incluso pizzas. Y no es de extrañar que sea así: en España se cultivan más de 200 variedades de aceitunas, un alimento con grandes beneficios para nuestra salud y que además no engordan.

No, las aceitunas no engordan. Desterremos ya este mito de una vez. Eso sí, es importante, como en todo, moderar su consumo y cumplir con las cantidades recomendadas. Por ello, nos preguntamos: ¿Es bueno tomar aceitunas a diario? ¿Se pueden incluir en cualquier plato o mejor sólo como aperitivo? ¿Tienen tantas propiedades como dicen? ¿Cuál sería, realmente, la cantidad recomendada que podemos tomar cada día para que sean beneficiosas para nuestra salud? La dietista Andrea Calderón, secretaria científica de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) aclara a EL ESPAÑOL todas las dudas que podamos tener sobre este producto tan nuestro.

"Las aceitunas son un alimento muy nutritivo que, por supuesto, encaja dentro de un contexto de dieta saludable. De hecho, son uno de los alimentos base del estilo de vida mediterráneo, que es el que seguimos o deberíamos seguir tanto en España como en toda la cuenca del mediterráneo", afirma Calderón. Y es que sus bondades para la salud son indiscutibles.

Las aceitunas destacan por sobre todo por su alto contenido en grasas, pero las buenas para la salud. "Son grasas de altísima calidad y totalmente recomendables. Recordemos que el aceite de oliva, grasa de elección en la dieta española tanto para cocinar como para aliñar, proviene de aquí. Contiene en torno a un 20% de grasa, la mayoría en forma de grasas monoinsaturadas, destacando el ácido graso oleico", señala la experta. Además, son fuente de vitamina E, considerada una de las vitaminasantioxidantes por excelencia de nuestra alimentación; de fibra dietética (entre un 4-6%) y ricas en multitud de antioxidantes diferentes, que pasarían al aceite de oliva también tras su extracción.
Miguel del Pino.

Consejos para evitar la Listeria (y otros gérmenes patógenos)

A pesar del reciente caso de la contaminación de carne mechada, podemos afirmar que disponemos de un sistema de protección alimentaria de primer nivel.

2019-08-25.

El lamentable caso de listeriosis que venimos padeciendo en España, de manera casi generalizada dada la gran extensión de la red de distribución en que se han movido los productos cárnicos contaminados, pone muchas cosas de relieve y debe movernos a recordar con gratitud a los médicos microbiólogos del siglo XIX que tantos millones de vidas han salvado con sus descubrimientos.

Listeria, nombre genérico de la bacteria causante de la listeriosis, deriva del apellido de Joseph Lister, médico inglés nacido el 5 de abril de 1827 y fallecido el 10 de febrero de 1912. Como todos los cirujanos de su época, estaba obsesionado por evitar la elevada mortandad que se producía en la convalecencia de los procesos quirúrgicos, y fue él quien descubrió que se debía fundamentalmente a procesos de infección por microbios ¡en plena segunda mitad del siglo XIX! Hasta entonces se desconocía algo que hoy nos parece tan elemental.

Para luchar contra la infección, Lister practicaba la antisepsia, es decir, la limpieza de las heridas y del material quirúrgico con la finalidad de matar los gérmenes infecciosos a los que, con intuición providencial, señalaba como causantes de los fallecimientos, una vez que la parte traumática de las heridas quirúrgicas había sido ya superada.

Un precedente de Lister encontramos en otro cirujano, también británico, llamado Robert Lawson Tait, nacido en Edimburgo el año 1845, formado en su prestigiosa Universidad y fallecido en 1899. Lawson Tait no tenía los conocimientos microbiológicos de Lister, pero era un habilidoso y audaz cirujano al que se debe el éxito en aventuras como las primeras operaciones de apendicitis, y sobre todo demostró ser un ángel en el tratamiento de mujeres parturientas que, en sus manos, apenas padecían las terribles fiebres puerperales, causantes de importante mortalidad en madres convalecientes del alumbramiento.

Parece que llamó la atención de Lawson Tait la desproporción inexplicable entre los fallecimientos por fiebres puerperales, menor en el medio rural que en el aparentemente más seguro de los hospitales de la época. El médico comenzó a mantener una rigurosa higiene lavando con jabón sus manos y el material quirúrgico, es decir, se preocupaba por evitar la infección en lugar de tener después que luchar contra ella: Lawson Tait había descubierto la asepsia.

Incidiendo en las definiciones, antisepsia (descubierta por Lister) es el conjunto de medidas para matar los microbios que puedan existir en un medio, mientras asepsia es el conjunto de medidas empleadas para evitar la infección. Prevenir mejor que matar, nunca mejor dicho.

La asepsia y la antisepsia en nuestros alimentos
Las normas de seguridad que se distribuyen entre la población cuando aparecen brotes epidémicos como el que estamos sufriendo en España, se refieren a medidas de tipo antiséptico, como la cocción de los alimentos por encima de sesenta grados, o la congelación eficiente. Al industrial hay que pedirle que extreme la asepsia, de manera que podamos tener la confianza de que no llegan al mercado alimentos contaminados por gérmenes.

Lo que ha fallado en el caso de este brote de listeriosis es la asepsia en las instalaciones de la fábrica ya tristemente famosa. Corresponde a las autoridades determinar las responsabilidades, pero es momento de recordar la necesidad de que las inspecciones sanitarias sobre cualquier industria relacionada con la alimentación humana, y también animal, sobre todo por aquello de la contaminación cruzada, debe ser extraordinariamente escrupulosa.

Unos de los mayores enemigos de la eficacia en algo tan importante como la salud son el exceso de burocracia y la pereza: la inspección debe ser frecuente y es necesario realizar numerosos análisis bacteriológicos que no resultan demasiado costosos, pero sí son en ocasiones lentos y muy especializados.

Quizá quienes mejor practican la asepsia entre nuestros industriales son los bodegueros, que suelen presumir del brillo de los tanques de acero inoxidable de sus instalaciones, por enormes que éstos sean. La asepsia, es decir la limpieza, puede ser cara, pero no debería existir la menor relajación por parte de la Administración en las comprobaciones al respecto. Sirvan los buenos bodegueros de ejemplo.

Que no cunda el pánico.
A pesar del reciente caso de la contaminación por Listeria, creo que podemos afirmar que disponemos de un sistema de protección alimentaria de primer nivel en el mundo, pero es necesario recordar que la guerra invisible entre microbios y organismos pluricelulares, nosotros entre ellos, sigue abierta y no podemos bajar la guardia.

Y permítaseme volver al comienzo; Lawson Tait, Pasteur, Lister, Fleming, Waksmann y tantos otros médicos ilustres no deben caer en el olvido, sería demasiado ingrato: en los peores momentos de la historia reciente de la humanidad, es decir, en las dos Guerras Mundiales, sus descubrimientos salvaron multitud de vidas, en el caso de Lister parece que más de 20.000, de manera que no asociemos su nombre al de los géneros de bacterias que descubrieron y a las que se "bautizó" con su nombre.

Miguel del Pino Luengo es biólogo y catedrático de Ciencias Naturales.
Tu como el pajarito
Este es el tiempo que tarda tu corazón en limpiarse cuando dejas de fumar.

Un nuevo estudio señala que, de media, un ex fumador tarda de 10 a 15 años en tener el riesgo cardiovascular tan bajo como el de una persona que nunca haya fumado.

Cristina Garrido.

Actualizado:

20/08/2019 17:01h.

Dejar de fumar tiene un beneficio inmediato, incluso en los fumadores empedernidos, pero el cuerpo necesita al menos entre 5 y 10 años, y en algunos casos hasta 25, para que el riesgo cardiovascular sea tan bajo como el de una persona que nunca ha probado un cigarrillo.

Así lo asegura un estudio publicado este martes en la revista «Journal of the American Medical Association» (JAMA), que revela que los grandes fumadores (aquellos que han fumado al menos un paquete diario durante 20 años) pueden reducir su riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV) en un 39% en los cinco años siguientes a dejar de fumar.

Pero para conseguir un riesgo al nivel de alquien que nunca haya fumado se necesita mucho más tiempo, un dato que choca con lo que se creía hasta ahora. «La calculadora de riesgo de enfermedad cardiovascular aterosclerótica es utilizada actualmente por muchos médicos para ayudar a evaluar el riesgo en sus pacientes. Esta calculadora considera que el riesgo en exfumadores que lo dejaron hace 5 años es similar al de los que nunca fumaron, que es una duración de tiempo más corta que la que observamos nosotros», señala a ABC la autora principal del estudio, Meredith Duncan, que dirigió los análisis para la División de Medicina Cardiovascular del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores utilizaron datos del «Framingham Heart Study», un estudio longitudinal de hombres y mujeres de Framingham, Massachusetts, que comenzó la inscripción en 1948 y ahora incluye a sus hijos y nietos.

El análisis utilizó datos prospectivos de 1954 a 2014 de 8.770 participantes: 3.805 de la cohorte original y 4.965 de la cohorte de descendientes, para determinar el efecto del tabaquismo y su abandono en el riesgo de ECV, que incluye infarto de miocardio, ictus, muerte por ECV y fallo cardíaco.

Los resultados variaron según el grupo analizado. Al agrupar las cohortes, observaron que lleva de 10 a 15 años que un gran ex fumador tenga un riesgo cardiovascular similar al de alguien que nunca ha fumado. Pero si el análisis se hacía en las cohortes original y de descendientes, por separado, este curso de tiempo era de 5-10 años o más de 25 años desde el abandono del tabaquismo, respectivamente, detalla la autora principal.

«Creemos que los resultados variables probablemente se deban a una diferencia de edad promedio de 14 años al inicio (la cohorte original tenía una edad promedio de 50 años, mientras que era de 36 años en la cohorte de descendientes). Además, creemos que las tendencias temporales y la composición cambiante de los cigarrillos a lo largo del tiempo pueden haber contribuido a estas diferencias», explica Duncan a ABC.

La autora principal del estudio también ha querido destacar que no hay una cantidad segura para fumar, ya que incluso pequeñas cantidades de tabaco pueden ser perjudiciales para la salud. «Hay un beneficio inmenso al dejar de fumar. Observamos que los ex fumadores empedernidos redujeron su riesgo de enfermedad cardiovascular en un 39% dentro de los 5 años posteriores al abandono del hábito, en comparación con aquellos que continuban fumando. Por lo tanto, incluso entre los grandes fumadores, abogamos firmemente por dejar el hábito», aconseja Duncan.
NUTRICIÓN- NEUROLOGÍA.

Éstas son las mejores frutas para la depresión.

Un compuesto presente en la piel y las semillas de ciertas frutas protegería del estrés y la depresión.

14 agosto, 2019 01:42.

Ainhoa Iriberri.

Durante años, la industria del vino ha vendido su producto como saludable por contener polifenoles, unos compuestos con propiedades cardioprotectoras que parecían otorgar a la bebida alcohólica ese efecto. Aunque es cierto que algunos estudios avalan esta particularidad del vino, la realidad es que la ciencia ha demostrado por activa y por pasiva que no se trata de una bebida buena para la salud, ni siquiera si se toma una sola copa al día.

Esto no quita para que los científicos hayan dejado de estudiar los polifenoles, cuyas propiedades antioxidantes siguen dando alegrías a la ciencia, sobre todo si se tiene en cuenta que no es el vino la única fuente de los mismos.

La última noticia en este sentido se ha publicado en la revista Neuropharmacology y se trata de una investigación liderada por Xiaoxing Yin, profesor en la Universidad Médica Xuzhou de China.

En el estudio se ha visto que el polifenol resveratrol tiene efectos antiestrés que están ligados a una acción bloqueante de la expresión de una enzima que maneja esta sensación en el cerebro.

El trabajo, que se ha llevado a cabo sobre todo en la Universidad de Buffalo (EEUU), arroja luz sobre cómo el resveratrol impacta los procesos neurológicos. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 1990 y 2013, el número de personas con depresión o ansiedad en todo el mundo ha aumentado cerca de un 50%, y ha pasado de los 416 millones a los 615 millones.

Así, el impacto potencial de esta investigación podría suponer algo muy necesario: una nueva alternativa terapéutica para estos trastornos. "El resveratrol puede ser una alternativa eficaz a los fármacos para estos pacientes", explica Ying Xu, uno de los autores de la investigación, profesor en la universidad estadounidense.

¿Dónde se encuentra este compuesto?
El resveratrol no flota mágicamente en el vino. El compuesto se puede encontrar, eso sí, en la fruta que da origen a esta bebida alcohólica, en concreto en su piel y en las semillas. Pero no sólo las uvas son fuente de este polifenol, también lo serían los frutos rojos -berrys en inglés-.

Pero si bien ya se sospechaba que el resveratrol tenía propiedades antidepresivas, lo que no se conocía hasta ahora era el mecanismo que las generaba. En concreto, es su relación con la enzima fosfodiesterasa 4 (PDE4), que a su vez está influida por la corticosterona, también llamada hormona del estrés.

La costicosterona regula las respuestas del organismo al estrés. Pero, ¿qué sucede cuando nuestros niveles de estrés se disparan? La hormona circula en exceso por el cerebro, sus niveles se disparan y esto afecta tanto al desarrollo de ansiedad como al de la depresión y otros desórdenes mentales.

Pero la relación entre ambas circunstancias, al igual que los niveles a los que tiene que circular la hormona para que se den las mismas, no termina de estar clara para los investigadores. Como resultado, una ecuación que podría ser simple, se convierte en una complicada, sobre todo en lo que se refiere al desarrollo de nuevos fármacos.

Por esta razón, los medicamentos actuales se centran en otras hormonas que circulan por el cerebro, como la serotonina y la noradrenalina. Pero sólo un tercio de los pacientes con depresión consiguen que esta desaparezca de sus vidas por completo con la farmacología disponible. De ahí la necesidad desesperada de nuevas alternativas terapéuticas.

Según los autores de este estudio, un trabajo llevado a cabo en ratones demostró que la enzima PDE4 inducida por cantidades excesivas de corticosterona provocaba comportamientos asociados a la depresión y la ansiedad.

Lo hacía al reducir la presencia de una molécula mensajera llamada monofosfato adenosina cíclico, que señala cambios fisiológicos como la división, cambios, migraciones y muerte celular, todo lo cual lleva a alteraciones en el cerebro. Al tener efectos neuroprotectores frente a la corticosterona inhibiendo la expresión de PDE4, el resveratrol se podría utilizar como componente en nuevos antidepresivos, concluyen.
Dime tu edad y te diré los minutos semanales de ejercicio que necesitas.

Raquel Alcolea Díaz.

Actualizado:

19/06/2019 09:17h.

¿Por qué nos cuesta tanto hacer ejercicio? A pesar de que están más que demostrados los beneficios del deporte para la salud y para prevenir enfermedades, las excusas parecen ser más fuertes. La prueba está en los datos de prevalencia de inactividad física de los que se hace eco un informe de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y la Fundación Mapfre. Según recoge el estudio, el 27,5% de los adultos y el 81% de los adolescentes de 11 a 17 años a nivel mundial no siguen las recomendaciones internacionales mínimas de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En el caso de España, las encuestas de salud y práctica deportiva reflejan un paulatino descenso de personas que practican deporte a lo largo de su vida, sobre todo entre el final de la adolescencia y los primeros años de adulto, que es el periodo en el que se produce un mayor comportamiento sedentario.