Corrupción

LAS PRIVATIZACIONES EN ESPAÑA PRIMERA PARTE...

LAS PRIVATIZACIONES EN ESPAÑA PRIMERA PARTE
Guillermo de la Dehesa
España es, probablemente, el único país europeo en el que, en los últimos años, ha habido, simultáneamente, nacionalizaciones, privatizaciones parciales, privatizaciones totales y reprivatizaciones. Este hecho ya demuestra que la posición de los gobiernos españoles ha sido totalmente pragmática y sin idea preconcebida alguna, sobre este aspecto tan crecientemente importante en el mundo económico actual como está siendo la privatización. Sin duda, el hecho de que el partido en el poder en estos últimos diez años sea el socialista explica, en parte, esta actitud muy práctica y poco sectaria en una medida que ha sido tomada, fundamentalmente, por partidos conservadores. También se ha debido a que, como señala el cuadro nº 1, el peso relativo de las empresas estatales en la economía española al comienzo de esta década privatizadora era el menor, junto con Alemania, dentro de los países centrales de la Comunidad Europea.
El sector productivo público español se agrupa en tres holdings: el Grupo INI (cuadro nº 2) que recientemente se ha dividido en dos su holdings y que agrupa las industrias básicas estratégicas; el Grupo INH (cuadro nº 3) que agrupa al sector de hidrocarburos (petróleo, gas y petroquímica); y el Grupo Patrimonio (cuadro nº 4), que agrupa empresas de servicios y banca.
Nacionalizaciones
La expropiación del holding privado RUMASA, en Febrero de1983, fue la primera "nacionalización forzada" que decidió el entonces recientemente nombrado gobierno de Felipe González para evitar mayores males que pudiesen convertir la situación en inmanejable. El coste de la expropiación y la posterior y rápida reestructuración financiera y reprivatización, que se terminó prácticamente en 1985, alcanzó el medio billón de pesetas. Esta fue, sin duda alguna, la experiencia de privatización más voluminosa y rápida que ha tenido el Grupo Patrimonio en su historia y a pesar de ello se realizó con pocos medios mediante un sistema de ventas directas y subastas entre compradores seleccionados. Muchas de las empresas fueron compradas por empresarios extranjeros tal como muestra el cuadro nº 5 por no existir compradores nacionales u ofrecer unas condiciones sensiblemente inferiores. Posteriormente, el proceso nacionalizador ha seguido siendo1 importante en el sector energético. ENDESA, del Grupo INI, ha, comprado las eléctricas privadas FECSA, Sevillana y Viesgo y ha tomado una participación en Unión Fenosa. El Grupo INH ha comprado Gas Madrid y el 50% de Catalana de Gas, y, a través de Repsol, ha comprado, también, varias empresas químicas para completar su integración petroquímica vertical. El Grupo Patrimonio tuvo que hacerse cargo de dos empresas textiles y finalmente, de las empresas concesionarias de autopistas en pérdidas que terminaron en manos de la Empresa Nacional de Autopistas. Salvo las nacionalizaciones energéticas, que han obedecido a una estrategia clara de conseguir economías de escala de cara al mercado único europeo, el resto de las nacionalizaciones han sido forzadas por las circunstancias de suspensión de pagos o abandono de empresas privadas y por las presiones sociales y políticas para que fueran adquiridas por el Estado.

Privatizaciones totales
El Grupo INI es el que ha realizado la mayor parte de las Ventas directas de empresas al sector privado dentro de la Política de reestructuración que inició en 1983. De una parte, Ha cerrado aquellas empresas sin viabilidad alguna (Potasas de Navarra, CSB), de otra se ha deshecho de empresas que había Tenido que comprar por fuerza mayor en los años de recesión que Siguieron a la crisis energética y que no tenían ningún sentido Dentro del holding (Textil Tarazona, Marsans, Entursa, Oesa, Pesquisa, Ingenasa, etc.) Y, por último, ha privatizado empresas en sectores estratégicos pero que no tenían viabilidad posible en mercados crecientemente abiertos ya por falta de escala tecnológica o comercial. Los casos más importantes han sido SEAT y ENASA en el sector automoción, SECOINSA en el de la informática, SKF en el de rodamientos, MTM y ATEINSA en el sector de la maquinaria y material ferroviario, y ENFERSA en el de fertilizantes.
El cuadro nº 6 muestra que la mayor parte de estas empresas fueron vendidas a multinacionales extranjeras de gran entidad en cada sector, tales como Volkswagen, FIAT, Alsthom, Fujitsu, Ferruzzi, etc., ya que han sido las únicas que podrán asegurar su viabilidad futura en un mercado abierto. El Grupo Patrimonio también ha realizado ventas directas de empresas que no tenían ningún sentido dentro del grupo (cuadro nº 7) y, además, a través de Tabacalera compró la división alimentaria del INI (CARCESA, LESA, etc.) que cambió de un holding público a otro.
Privatizaciones parciales Los tres holdings públicos han realizado también, a lo largo del período, privatizaciones parciales sin perder el1 control público accionarial de empresas públicas, fundamentalmente en sectores monopolistas, a través de ofertas públicas de acciones en los mercados de capital para conseguir recursos financieros para sus procesos de inversión, ante la política de restricción presupuestaria impuesta por los sucesivos gobiernos a partir de 1986.
Las principales privatizaciones parciales en el Grupo Patrimonio han, sido la de Telefónica, que sacó parte de su capital a los mercados internacionales mucho antes que British Telecom y otros PTT europeos y la de la empresa concesionario de Autopistas ACESA que fue también privatizada, ésta totalmente, en 1987, a través de las bolsas españolas, entre quemas de 150.000 inversores. En el Grupo INH la privatización parcial más importante ha sido la de REPSOL, que privatizó un 26% de su capital a través de las bolsas españolas y extranjeras en 1989. En el Grupo INI la privatización más importante ha sido la de ENDESA en 1988, la de GESA en 1986, ambas en el sector eléctrico, y la de ENCE en el sector de pasta de madera y papel. El cuadro nº 8 muestra como algunas de estas privatizaciones parciales han sido de un volumen tan elevado que se sitúan entre las más importantes de las realizadas en los mercados de valores internacionales. Recientemente el Gobierno ha anunciado para 1993 y 1999 nuevas privatizaciones parciales en las que perderá la mayoría de ENDESA, REPSOL, ARGENTARIA y TABACALERA, (en TELEFONICA ya sólo tiene el 35%). Además, el Grupo INI, que se ha segregado en dos sus holdings, TENEO con las empresas de mayor valor estratégico y el "resto" con las industrias básicas de reestructuración subvencionadas y de menor futuro, piensa privatizar parcialmente el holding TENEO a través de los mercados de valores nacionales e internacionales.