Corrupción

PRIVATIZACION SEGUNDA PARTE...

PRIVATIZACION SEGUNDA PARTE
(Cuadro nº 9), ya que existe el compromiso de que TENEO no tenga ninguna Aportación de recursos públicos en el futuro. Por último, el Grupo Patrimonio tiene pensadas otras ventas directas de Empresas, como es el caso de Transmediterránea. Características diferenciales de la privatización española Si comparamos el proceso de privatización español con el británico, que es sin duda el más importante y ejemplar de Europa, y del que hace una excelente presentación Jon Vicker En este mismo número de Moneda y Crédito, vemos que existen Diferencias muy sustanciales que analizo a continuación:
1) La privatización inglesa ha sido en general una Privatización más programática y más política, mientras que la española ha sido más pragmática. En el caso del Reino Unido la privatización ha sido un1 Aspecto importante del programa del partido conservador que Quería reducir el peso del sector público británico en la Economía, que quería reducir el fuerte peso de los sindicatos En las empresas públicas y que quería crear una nueva clase de propietarios capitalistas que superase su condición de "working Clases", y, de paso, atraer su voto al partido conservador. En el caso español la privatización obedece más a Decisiones estratégicas del propio holding público, o a la Necesidad de allegar recursos financieros para superar los Problemas derivados de las restricciones presupuestarias.
2) En el Reino Unido el programa de privatización ha sido Cuidadosamente planeado y diseñado con antelación y se ha dado A conocer de una forma totalmente transparente. En España se Ha desarrollado de una manera más espontánea, a veces Improvisada, caso por caso, y, en general, salvo las, Privatizaciones a través de los mercados organizados de Valores, de forma poco transparente. Si existe un aspecto Realmente negativo de la privatización española ha sido su Menor transparencia debida en parte, a que ha consistido en Negociaciones directas entre, de un lado, las empresas en venta Y sus respectivos holdings y, de otro, las empresas o grupos Compradores.
3) Las empresas privatizadas en el Reino Unido han sido, en Su mayoría, empresas rentables, con alto poder de mercado y, Fundamentalmente, monopolios naturales o fiscales y servicios Públicos. La mayoría de las empresas españolas vendidas Directamente han sido empresas industriales en pérdidas, Situadas en mercados muy abiertos y competitivos en los que su Viabilidad era incierta.
4) El método de privatización básico utilizado en el Reino Unido ha sido la oferta pública de acciones en los mercados de Valores, normalmente a precios infravalorados y limitando el Número de acciones por comprador, para conseguir un trasvase "político" de renta a los pequeños accionistas privados para Conseguir el objetivo de desarrollar el llamado "capitalismo Popular". El método fundamental de privatización española ha Consistido en ventas totales directas negociadas con Compradores seleccionados o en ventas mediante subasta a grupos De compradores que cumplían determinados requisitos. Sólo los Casos de REPSOL y ENDESA han tenido características similares a Las británicas, con la diferencia de que el sector público no

Ha perdido su control. El caso de ACESA quizá sea el más Parecido al británico aunque ha habido entidades financieras Que pudieron comprar grandes paquetes ya que se quería que Hubiese un grupo de control. 1
5) Al privatizar monopolios, las autoridades británicas Establecieron al mismo tiempo una determinada regulación de la Actividad del monopolio y unas reglas de competencia para Evitar convertir un monopolio público en otro privado que Pudiese tomar posiciones de abuso de poder en el mercado. En España, al no perderse el control de los monopolios Privatizados parcialmente, no han sido necesarias dichas Medidas específicas, y las reglas de competencia que se aplican Son las establecidas generalmente por la Comunidad Europea.
6) Desde el punto de vista económico el objetivo británico ha Sido más "financiero" ya que ha supuesto mayores ingresos Presupuestarios. En el caso español el objetivo económico Primordial ha sido más estratégico que financiero. El problema De las empresas españolas privatizadas no era financiero sino De falta de competitividad en un mercado cada vez más abierto, En parte por inadecuada tecnología y productividad, en parte Por exceso de plantillas o de peso de los costes laborales. Prueba de ello es que los famosos "contratos programa" que han Suministrado, durante años, importantes inyecciones
Financieras, no han podido mejorar su situación y lo único que Han conseguido es aumentar sus costes financieros al aumentar Su deuda. Por otro lado, la mayoría de las empresas Privatizadas al estar en pérdidas, se han tenido que vender con Una cierta "dote" por parte del Estado, bien para reestructurar La plantilla o para absorber parte de su deuda, con lo que no Sólo no ha habido ingresos públicos sino mayor gasto.
7) Por último, mientras que en el Reino Unido han existido Actitudes nacionalistas muy claras, puesto que, en varios Casos, se ha vetado la compra de empresas en sectores Estratégicos por parte de multinacionales extranjeras (caso de ROVER o BRITISH CALEDONIAN, por ejemplo) en España la Participación multinacional en la compra de empresas Privatizadas ha sido muy importante, sin que se haya planteado Actitud nacionalista alguna, ya que lo que se buscaba era un Comprador que mantuviese la viabilidad futura de la empresa y Que mejorase su competitividad internacional en mercados cada vez más oligopolizados. En definitiva la privatización española se puede Considerar más heterodoxa que la británica, la francesa o la Chilena pero ha permitido, sin hacer mucho ruido, reducir el Tamaño del sector público productivo, sanear financieramente a Las empresas que no se han privatizado totalmente y, en General, mejorar la competitividad de las empresas privatizadas Ya que, sin duda, el principal objetivo de cualquier Privatización debe de ser la búsqueda de una mayor eficiencia, Y esta se ha conseguido mejorar en la mayoría de los casos al Pasar dichas empresas públicas a Manos privadas más expertas o con mejor implantación en los1 Mercados.
Madrid, 18 de enero de 1993.