Curiosidades


El Presidente comienza sus vacaciones en Lanzarote, en una casa Palacio sita en un paraje espectaculas, llamada la Mareta, dicho Palacio fue regalado por Husein de Jordania a el Rey Juan Carlos I, este a su vez vez lo donó al Gobierno de la Isla.
Ironías del destino.
Si estoy de acuerdo. Las ancas de rana rebozadas está muy buenas.
Mi abuela hacia unas tortillas que te chupabas los dedos.
Ya he comentado aquí esto: las clínicas/hospitales las pagaban bien dos veces al mes recogían unas buenas cantidades, el destino hacer pruebas de embarazo.

Lo que dices puede ser cierto, para el son muchas ranas en una tarde, no por cogerlas que es fácil.
OLIMPIO, No es tan fácil pescar ranas. A mano o a caña. Cuando ya sabes es fácil. Yo las pescaba para ponerlas de cebo para pescar cangrejo.
Las ranas serían de PP madrileño.
Jo con los guardias la pillan pescando un número erótico.
¿Te crees que haces gracia?, has visto que te han ELIMINADO los mensajes insultantes que me dedicabas en el apartado de Foro Común)
Si estoy de acuerdo. Las ancas de rana rebozadas está muy buenas.
Mi abuela hacia unas tortillas que te chupabas los dedos.
Ya he comentado aquí esto: las clínicas/hospitales las pagaban bien dos veces al mes recogían unas buenas cantidades, el destino hacer pruebas de embarazo.

Lo que dices puede ser cierto, para el son muchas ranas en una tarde, no por cogerlas que es fácil.
SUCESOS
Pillan in fraganti a un anciano de 92 años pescando ranas desde su coche con una caña telescópica.

Agentes de la Guardia Civil recuperaron 69 anfibios todavía con vida y los devolvieron al agua.

ACTUALIZADA. 14/7/2020 A LAS 13:25.

No hay edad para practicar el arte de la picaresca. Y si no que se lo pregunten al hombre de 92 años a quien agentes de la Guardia Civil descubrieron pescando ranas sin moverse de su coche. El anciano se valía de una caña telescópica y un aparejo para ... (ver texto completo)
TRIANA. Conozco esa población.

Posiblemente, al tener tantas ranas pescadas, las vendería a algún restaurante. Las ancas de rana están muy ricas. En la Bañeza, población de León. las preparan muy bien.

Un saludo.
Las ranas serían de PP madrileño.
Jo con los guardias la pillan pescando un número erótico.
SUCESOS
Pillan in fraganti a un anciano de 92 años pescando ranas desde su coche con una caña telescópica.

Agentes de la Guardia Civil recuperaron 69 anfibios todavía con vida y los devolvieron al agua.

ACTUALIZADA. 14/7/2020 A LAS 13:25.

No hay edad para practicar el arte de la picaresca. Y si no que se lo pregunten al hombre de 92 años a quien agentes de la Guardia Civil descubrieron pescando ranas sin moverse de su coche. El anciano se valía de una caña telescópica y un aparejo para pescar los anfibios, muy apreciados culinariamente por sus ancas. Así que no le hacía falta ni salir del vehículo para lograr su objetivo. La artimaña logró su efecto: en una bolsa de tela que llevaba colgada del retrovisor izquierdo llevaba 69 ranas. Como estaban vivas, los agentes de la Guardia Civil las devolvieron al agua. Se trata de ejemplares de especies no pescables en Castilla y León, donde pescaba el anciano, de manera que los han propuesto para sanción al infractor.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado, 11 de julio, en un camino vecinal próximo a una acequia de riego en el término municipal de Laguna Dalga, en la provincia de León.

Fue una patrulla del Puesto de la Guardia Civil de Santa María del Páramo que realizaba un servicio de seguridad ciudadana por la zona la que observó un vehículo estacionado en las inmediaciones de la acequia.

Acto seguido, se informó al presunto infractor de que los hechos serían puestos en conocimiento de la autoridad competente por si pudieran ser constitutivos de una infracción a la Ley 09/2013 de Pesca de Castilla y León por la tenencia, en las masas de agua o en sus inmediaciones, de ejemplares de especies no pescables.

Las ranas son una especie en clara regresión en todo el mundo, debido fundamentalmente a las especies invasoras que hacen de depredadoras. Por eso se han puesto en marcha iniciativas como el proyecto Sos Anfibios Aragón que trata de crear refugios para estos animales en nuestra Comunidad. En este caso, se han creado 15 balsas protegidas, la mayoría de ellas en Zaragoza, en las que se favorece la proliferación de sapos, ranas y tritones autóctonos.

PD: ¡VAYA CON EL ABUELITO! ¡ESPABILADO QUE NOS HA SALIDO!, SEGURO QUE SERÁ DEL PSOE.
Encuentran en el armario de la casa de una anciana un excepcional jarrón chino de ocho millones de euros.

«Es un milagro que este jarrón extraordinariamente frágil haya sobrevivido medio siglo en una residencia rodeada de innumerables mascotas», cuentan desde Sotheby's.

ABC.

Actualizado: 14/07/2020 01:28h.

Descrito por Sotheby's, como una «obra maestra perdida», este objeto único del siglo XVIII ha pasado los últimos 50 años en una casa en el centro de Europa rodeada de los perros y gatos de la propietaria, una mujer de ochenta años.

El excepcional jarrón, con un diseño floral azul y blanco es visible a través de un fino cuerpo enrejado, fue realizado específicamente para el emperador Qianlong, quien gobernó China durante más de 60 años en el siglo XVIII y su reinado está considerado como una edad de oro de la civilización China, y marcó el apogeo de la dinastía Qing.

Solo han llegado hasta nuestros días unos pocos diseños como este, ya que únicamente se llevaban a cabo bajo la guía del supervisor del horno imperial Tang Ying en los años 1742 y 1743. En forma de pera, es un ejemplo de un estilo de porcelana conocido como «yangcai», en el que los artesanos incorporaron coloraciones y esmaltes de estilo occidental, según la CNN.

«Es un milagro que este jarrón extraordinariamente frágil haya sobrevivido medio siglo en una casa rodeada de innumerables mascotas», ha afirmado el presidente de Sotheby's Asia, Nicolas Chow, en un comunicado de prensa previo a la venta.

La casa de subastas atribuye el descubrimiento al consultor de arte con sede en Amsterdam Johan Bosch van Rosenthal, quien encontró el jarrón en una casa de campo. Se cree que la propietariahabía heredado el preciado objeto.

En un vídeo publicado en el canal oficial de YouTube de la casa de subastas, Van Rosenthal recordó haber descubierto el jarrón cubierto de polvo después de ser invitado por la mujer para evaluar su colección.

«Llegamos a una sala con una serie de obras de arte chinas heredadas muchos años atrás», relata. «Sus cuatro gatos caminaron libremente entre ellos. Señaló un jarrón chino parcialmente dorado en un armario. Enseguida supe que era algo especial y valioso», relata el especialista.

La pieza de subastaba hace apenas unos días por ocho millones de euros, después de que se adjudicara en una subasta pasada por apenas 50 euros.
SANIDAD.

Un hospital británico le pasa una factura de 600 libras a un gallego que trabajó 40 años en el Reino Unido.

El sistema de salud público amenaza con denegarle la entrada si no abona la cantidad, correspondiente a un servicio de 24 horas.

R. S.

SANTIAGO. Actualizado: 02/07/2020 12:16h.

José Antonio Mallo, un gallego de 74 años que trabajó durante casi cuatro décadas en el Reino Unido, recibió a finales de diciembre uno de los mayores disgustos que le ha dado el país al que encomendó el grosor de su vida profesional. Mallo, que retornó a Galicia hace 15 años pero sigue visitando el país británico con frecuencia, viajó al norte de Inglaterra las pasadas navidades para reunirse con sus hijos, que viven allí.

Una indisposición le obligó, sin embargo, a ser ingresado en el hospital de la localidad de Bolton durante un plazo de 24 horas. El servicio, no obstante, le salió caro. A pesar de recibir desde su jubilación una prestación de la Seguridad Social británica por sus 38 años de trabajo, Mallo no llevaba consigo en el momento de la hospitalización la tarjeta de la National Health System (la sanidad pública del Reino Unido), que le es renovada cada año, ni tampoco recordaba el número. La Tarjeta Sanitaria Europea le había caducado, y la española, la única que podía haberle servido, le fue rechazada en esta ocasión a diferencia de otras veces.

Por esta razón, y debido a que por algún extraño motivo su nombre no aparecía en el sistema –« ¿cómo puede ser que me paguen una pensión y no me encuentren en el sistema?», se pregunta Mallo en declaraciones a «La Voz de Galicia»–, el país que le acogió bajo su ala le reclama ahora una factura de 600 libras por las 24 horas de cuidados sanitarios. Y amenaza con denegarle la entrada al país en el que reside parte de su familia si no accede a pagar.

«Cuando mi hija fue al hospital a preguntar por el motivo de las cartas [ha recibido cinco hasta ahora solicitándole el pago], le dijeron que al cobrar también una pequeña pensión de España, aunque solo sea de 200 euros, tengo que ser yo o, si no, el Estado español, el que se haga cargo de pagar la factura», cuenta este hombre, quien, para más inri, siempre trabajó para el NHS durante su vida laboral en Inglaterra.

Por su parte, la Embajada del Reino Unido en Madrid justifica lo ocurrido porque «él tiene una pensión de los dos países y vive en España, por lo que es España la competente para pagar su atención sanitaria. Tendría que exhibir la tarjeta sanitaria europea [que le había caducado], y después cada país ya se hace cargo de los gastos que le corresponden por el servicio que se presta a sus ciudadanos, o un seguro de viaje».

Mallo trata ahora de solucionar el problema por todos los cauces. Pero no le resulta tarea fácil: la atención presencial del Instituto Nacional de la Seguridad Social fue suspendida durante la pandemia, por lo que no ha conseguido hasta ahora hablar con ningún operador para remediarlo. «Me está generando un estrés tremendo, me parece un abuso por parte de los ingleses», lamenta.
Vuelta ciclista a España 1970
Que envidia de País.
El médico que salvó la vida de miles de personas escondiendo bacterias en su calcetín.

Jaime Ferrán i Clúa (1851-1929) creó la primera vacuna frente al cólera cuando una epidemia asoló la ciudad de Valencia, hace ahora 135 años. Su investigación le llevó a adoptar medidas poco convencionales.

Pedro Gargantilla.

Actualizado: 08/05/2020 21:14h.

A finales del siglo XIX un médico español patentó la fabricación de camisas incandescentes, un sistema para hacer cilindros fonógrafos y un método para aprovechar los restos de jabón en el agua sucia de los lavaderos.

Además, desarrolló con aparatos construidos por él mismo una línea telefónica entre su despacho de Tortosa y el observatorio del Ebro -tan sólo dos años después de la realizada por Graham Bell-.

A pesar de todas estas innovaciones, ha pasado a la historia por un motivo muy diferente: el desarrollo de la primera vacuna frente al cólera. Su nombre era Jaime Ferrán i Clúa (1851-1929), un personaje que aunaba los valores científicos con el servicio a la ciudadanía.

La ayuda de un experto de la época.

La primera semana de mayo de 1885 el cólera puso en jaque a la ciudad de Valencia, la infección procedía de Marsella, en donde se había cobrado durante el último año más de 3.500 vidas.

En tan sólo unas semanas se diagnosticaron casi 8.000 casos en la ciudad del Turia, por ese motivo las autoridades sanitarias contactaron con el doctor Ferrán, que estaba trabajando en una vacuna frente al Vibrio cholerae.

En 1884 el Ayuntamiento de Barcelona le había comisionado para estudiar el caso francés y establecer medidas preventivas en el supuesto de que la enfermedad llegara a Cataluña. El joven científico había seguido muy de cerca los estudios de Pasteur y de Koch, por lo que se propuso desarrollar una vacuna siguiendo los procedimientos del químico galo.

Riesgo biológico.

Poniendo en peligro su vida se hizo con cinco muestras microbiológicas en Marsella e inició el retorno a Tortosa. Sin embargo, cuando llegó a la frontera de la Junquera comenzaron los problemas, se le impedía el paso ante el riesgo de contagio biológico.

Durante ocho largos días argumentó todo tipo de explicaciones y temiendo que las muestras se estropearan decidió pasar a la acción. Se las ingenió para engañar a los funcionarios de aduanas y ocultarlas dentro de uno de sus calcetines.

Ya en su pequeño laboratorio desarrolló la vacuna y demostró su eficacia utilizando a su propia familia de improvisadas cobayas.

Vacuna «made in Spain»

A mediados de mayo de 1885 el doctor Ferrán y su joven equipo iniciaron la vacunación masiva de los valencianos con 30.000 dosis anticoléricas. Los resultados no se hicieron esperar, la vacuna –la primera de la historia frente a esta enfermedad- fue un verdadero éxito.

A pesar de todo, en nuestro país hubo una fuerte oposición, no sólo entre la comunidad científica española, con Santiago Ramón y Cajal, en aquellos momentos catedrático de medicina de la Universidad de Valencia, a la cabeza, sino también en el sector político.

Movimiento antivacuna.

Las presiones desde los grupos más sectarios provocaron que el 18 de mayo el Congreso de los Diputados aprobara una Real Orden según la cual tan sólo se permitía seguir vacunando al doctor Ferrán –a nadie más de su equipo- y siempre y cuando lo hiciera delante de un delegado del gobierno.

Ante aquella soberana idiotez no tuvo más remedio que claudicar, con lágrimas en los ojos, y rechazó continuar con la vacunación masiva de la población. Al final, fallecieron más de 150.000 personas en toda España y no fue hasta 1909 –cuando ya había pasado casi un cuarto de siglo- cuando la vacunación frente al cólera fue aprobada en España.

Los trabajos de Ferrán fueron recibidos por la comunidad científica internacional de forma muy desigual. Su tesis fue rechazada por importantes instituciones europeas como la Royal Society o la Universidad de Cambridge, pero contó con el apoyo de prestigiosos científicos como Charles A Calmet, Paul Erhlich o Pierre Roux.

Los trabajos del doctor Ferrán no terminaron con esta vacuna, siguió investigando y años después desarrolló otra frente al tifus, contra la rabia y diversas medidas profilácticas en el campo de las enfermedades infecciosas.

Vaya por delante nuestro modesto recuerdo y agradecimiento al investigador que fue tardíamente reconocido e injustamente olvidado, pero que descansa donde le corresponde, en el olimpo de los grandes médicos que forman parte de la Historia de la Medicina.

Pedro Gargantilla es médico internista del Hospital de El Escorial (Madrid) y autor de varios libros de divulgación.
El nuevo ventilador de Xiaomi se puede controlar con la voz y llegará a Europa proximamente.
Los 378 rollos de papel higiénico que ha puesto una mujer a la venta: no tiene dónde guardarlos.

Los usuarios se le han echado encima en las redes sociales y la madre ha tenido que borrar el post.

30 abril, 2020 12:27.

España, durante días, hizo acopio de papel higiénico por miedo al coronavirus y, sin duda, a sus consecuencias. "La gente, en situaciones de incertidumbre, intenta tener lo básico en su casa", explicaban los expertos a EL ESPAÑOL, tratando de ofrecer luz sobre el comportamiento irracional de muchos ciudadanos. Sin embargo, muchos hicieron caso omiso sobre cualquier tipo de recomendación; actuaron por miedo comprando rollos y rollos para estar bien provistos durante la cuarentena.

Una australiana, irracionalmente, hizo lo propio. Quería asegurarse de que en su casa no iba a faltar papel higiénico. ¿Y qué hizo? Comprar como si se fuera a acabar el mundo. ¿El problema? Pasado el tiempo -y el pánico-, ha intentado vender los 378 rollos que compró. En un post de Facebook -que posteriormente eliminó ante las quejas-, la mujer reconoció que no sabía dónde guardarlos y, por eso, los ponía a la venta.

"Viendo el exceso de papel higiénico que ya no necesito, vendo a 20 dólares el paquete de 18 unidades. Estoy cerca de las tiendas de Moryfield. No me ataquéis por haberme asegurado de que mi familia estuviese preparada para la pandemía", reconocía la australiana en su post de Facebook, publicado posteriormente por un usuario llamado Reddit.

Un post que, en pocos minutos, tuvo que borrar la mujer ante las quejas de sus conciudadanos. "Oportunista", la tachaba un usuario. " ¿Qué pasa? ¿Ya no necesitas más papel higiénico? Te hiciste con lo que pudiste, ahora asume las consecuencias", le reprochaba otro a través de las redes sociales.

"No, no voy a criticarte por acumular tanto papel higiénico e inflar los precios. Tienes 21 packs de 18 unidades. Esto es mucho más papel del que va a necesitar una familia como la tuya durante esta crisis. Asume las consecuencias", le decía otro.

La mujer, ante tanto revuelo, no tuvo otra que quitar el post. Sin duda, su forma de actuar da para reírse. O, quién sabe, igual para llorar...
Hola Ángel, veo que estas en tu "refugio" al menos en el pueblo, se puede salir al corral o patio, nosotros también estuvimos a punto de irnos, al final decidimos quedarnos aquí.
Esperemos que esto pase lo antes posible.
Cuidaros.
Rosali. En el pueblo se está mejor.

Un saludo.