Curiosidades


España es el único país que sigue usando persianas
Como leen. En buena parte de Europa, las persianas hace mucho que dejaron de utilizarse en las casas. Los españoles, sin embargo, al hacernos una casa, o remodelar un piso, no dudamos en ningún momento sobre si poner persianas o no. Dudamos en el material del suelo, la pintura de las paredes, incluso la distribución de los muebles. Pero sabemos que todas nuestras ventanas van a tener persianas. Son un objeto esencial, y no solo porque nuestro país sea uno de los que más horas de luz tiene al año (que también). Tiene que ver con nuestra mentalidad.

Si un español viaja a algún país de centroeuropa, y se instala en un hotel, lo primero que hará será mirar por la ventana y podrá observar, sorprendido, que a los vecinos no les importa mostrar sus vidas. Las ventanas de sus casas son casi como un escaparate. No solo no hay persianas, sino que tampoco hay cortinas. Es una exposición continua de su intimidad, algo que en España no se contempla. "Aquí existen aún costumbres de la cultura árabe muy enraizadas, de vivir para dentro de la casa y tener lo bonito en el interior, como los patios, y mirar a través de las celosías”, explica Jurgens en su entrevista.

Nuestro legado andalusí, procedente del siglo VIII, contrasta con las costumbres calvinistas de los países protestantes centroeuropeos. En estos países, la costumbre era abrir las casas, demostrar que no había nada que esconder, "no tener miedo a enseñar si eres pobre o rico".

Muy celosos de nuestra intimidad
Y es que los españoles, que precisamente nos caracterizamos por ser sociables y abiertos, preferimos reservarnos ciertos aspectos de nuestra vida para nosotros mismos. “Se está más en la calle, se conoce más al vecino. De esa mayor convivencia se deriva un gran interés por conocer la vida ajena y un menor interés en que los demás conozcan la propia; por lo tanto hay que colocar barreras”, explica el sociólogo Juan Carlos Barajas, autor de la web de divulgación Sociología Divertida. "Tienes que disponer de un interruptor, persianas y cortinas que desconecten tu casa del exterior para hacer lo que los demás no quieres que vean”, añade.
Un banco reclama a un cordobés 4 céntimos por una compra en Galerías Preciados, desaparecida hace 26 años.

Facua Córdoba ha tenido que intervenir para que la entidad anule el cargo y el de otros 9 euros que exigió al afectado en concepto de comisión, a la que además puso 9999 como fecha de liquidación.

S. L.

CÓRDOBA. Actualizado: 23/09/2021 10:32h.

Facua Córdoba ha tenido que intervenir para anular un cargo de una entidad bancaria a un cordobés, que recibió una reclamación de BBVA de 4 céntimos por una supuesta compra realizada en Galerías Preciados con la tarjeta de estos grandes almacenes, que desaparecieron en 1995. Además, la asociación también ha tenido que solicitar la supresión del cobro de otros 9 euros que exigió al afectado en concepto de comisión, a la que, además, puso como fecha de liquidación el año 9999.

David T. F., residente en Córdoba, recibió en agosto de 2021 en su cuenta corriente de CaixaBank un cargo generado por BBVA por importe de 0,04 euros con el concepto 'Galerías Preciados'. Según apunta Facua Córdoba, el usuario nunca tuvo la tarjeta del citado establecimiento, declarado en suspensión de pagos y absorbido por El Corte Inglés hace 26 años. Así que decidió rechazar el pago y acudió a una oficina de BBVA para exigir explicaciones. Allí, sin embargo, le informaron únicamente de que no constaba recibo alguno y que ni siquiera había datos suyos en los sistemas del banco.

Para su sorpresa, días más tarde recibió en su domicilio una carta de pago de BBVA requiriéndole el abono de los 4 céntimos, además de otros 9 euros en concepto de 'gasto/comisión', lo que suponía un recargo del 22.500% con respecto a la cantidad reclamada. Además, el documento incluía una fecha de liquidación sin ningún sentido: desde el 31.12.9999 hasta el 01.01.0001.

Ante esta situación, David se dirigió otra vez a BBVA, donde le indicaron nuevamente que no había opción a abonar ninguna cantidad porque no existía expediente alguno con sus datos, a pesar de que desde la entidad le estaban reclamando los 9,04 euros.

El usuario decidió entonces acudir a Facua Córdoba para que ejerciera acciones en defensa de sus derechos. El equipo jurídico de la asociación se dirigió a BBVA para instarle a que anulara dichos cargos, así como que le facilitara el supuesto contrato por el servicio, habida cuenta de que el usuario jamás había tenido relación contractual con ella y que dicha tarjeta de Galerías Preciados no existía.

Finalmente, tras la reclamación de Facua Córdoba, BBVA ha procedido a comunicar que ha anulado los recibos de 9 euros y 4 céntimos «quedando así atendida su petición y solventando el asunto». De igual forma, ha indicado que «estamos buscando la citada documentación sin que hasta la fecha haya sido posible su localización». Esto es, por el momento ni siquiera han sido capaces de encontrar el supuesto contrato por el que generaron los importes.
*POR UN IDIOMA SIN "IDIOMO"*

Se ha extendido una manía
entre parlantes ladinos
de acuñarle el femenino
a quien nunca lo tendría,
si no tiene "dío" el día,
y el trigo no tiene "triga",
ni existen las "gobernantas",
tampoco las "estudiantas",
ni "hormigo" entre las hormigas.

Aunque lo intenten, comprar
con millones y "millonas"
un trono no tiene "trona"
ni "jaguara" has de llamar
a la hembra del jaguar,
y aunque el loro tenga Lora,
y tenga una flor la flora
mi lógica no se aplaca:
no tienen "vacos" las vacas
ni los toros tienen "toras".

Aunque las libras existan
con los libros no emparejan,
y tampoco se cotejan
suelos, que de suelas distan,
por mucho o "mucha" que insistan
mi mano no tiene "mana",
no tiene "rano" la rana
y foco no va con foca,
ni utilizando por boca
al masculino de Ana.

Roberto Santamaría-Betancourt
Grupo de la Ortografía Española

(Gracias, querido Marco Bravo por compartir el elocuente y acertado gráfico)
Tauro
Muere la mujer que ganó 31 millones de euros en la lotería y dijo que el dinero le había destrozado la vida.

«Lamento haber ganado la lotería. Por supuesto que sí. Antes era una persona feliz», confesó.

ABC.

Actualizado: 06/09/2021 14:02h.

La ganadora de Euromillones Margaret Loughrey dio a sus familiares un millón a cada uno, a sus vecinos 5.000 euros y acababa de terminar la casa de sus sueños cuando la encontraron muerta el jueves.

Loughrey ganó 31 millones de euros hace ocho años y anteriormente había dicho que el dinero la «destruyó».

La mujer de 56 años compró el boleto mientras regresaba a su casa en Strabane, Irlanda del Norte, donde vivía con una ayuda de 60 euros a la semana.

Paul Gallagher, un vecino y concejal local, dijo al Belfast Telegraph que Margaret acababa de renovar una casa abandonada apodada 'El granero' y la había convertido en la casa de sus sueños. Y agregó: «El granero estaba recién terminado, creo. Es una lástima que no haya podido disfrutar de su nuevo hogar».

Margaret también invirtió en un bungalow, un pub y un antiguo molino convertido en centro de ocio.

En 2019, afirmó que solo le quedaban cinco millones del premio que ganó y dijo que ganar la había «destozado».

Hablando sobre el momento en que se dio cuenta de que había ganado el premio, Loughrey dijo: «Me levanté a las siete el miércoles y encendí la televisión. Verifiqué mis números y ahí estaban. Estaba en estado de shock y debí haberlo revisado 10 veces. Salí a caminar al jardín trasero y me senté un rato antes de volver a entrar y comprobar de nuevo. Caminé durante cinco horas antes de llamar a mi hermano».

Tras ganar, afirmó que había sido víctima de numerosos robos, según informó The Irish News. Además, indicó a Sunday Life: «Nunca tendré paz mientras viva. Incluso si no me quedara un centavo, no la tendré». «Lamento haber ganado la lotería. Por supuesto que sí. Antes era una persona feliz», confesó.

La policía dijo que no están tratando su muerte como «sospechosa», pero se llevará a cabo una autopsia para determinar la causa.

Nunca se casó y le sobreviven sus cuatro hermanos y su hermana.
Me empieza a caer bien este hombre.
Buenísimo el primero
LO acabo de ver, verdades como puños, no se puede decir mas claro.
Hola Clara. Curiosidades muy curiosas. Cierto el primero estupendo
Buenísimo el primero
Cocinar en el lavavajillas, la última locura para ahorrar en la factura de la luz.

¡En Internet se pueden encontrar muchas recetas!

JANIRE MANZANAS - ACTUALIZADO: 05/06/2021 08:32.

Este martes, 1 de junio de 2021, ha entrado en vigor la nueva factura de la luz en España. Establece tres tramos horarios (punta, llano y valle) con precios distintos. Las horas más baratas para poner en marcha los electrodomésticos son de 00:00 a 08:00 horas de lunes a viernes, pero la ordenanza municipal de muchas ciudades prohíbe hacer ruido de madrugada. Así que hay quienes se las ingenian para ahorrar en la factura de la luz, y lo hacen con ideas que parecen una auténtica locura, como cocinar en el lavavajillas.

No, no nos hemos equivocado de electrodoméstico. Se trata de aprovechar el calor que se genera en el ciclo de lavado para cocinar los alimentos. Como resulta lógico, los alimentos hay meterlos en un tarro de cristal con cierre hermético para que no se mojen.

La idea es aprovechar la limpieza de los platos para cocinar. Por lo tanto, se meten en el lavavajillas los platos sucios y, además, varios tarros con alimentos en su interior para que se cocinen durante el ciclo de lavado.

¿Cuáles son las ventajas que ofrece esta técnica?

Aunque es ahora cuando se ha empezado a hablar de ello, no es algo nuevo. Se trata de una modalidad que nació en el año 2016 de la mano de Lisa Casali, autora del libro «Cocinar en el lavavajillas», que incluye una serie de consejos y recetas. Asegura que en este electrodoméstico, por increíble que parezca, se pueden conseguir platos deliciosos, con texturas y gustos que con las técnicas de cocina tradicionales no se podrían obtener.

Sí es cierto que es una técnica muy ecológica porque simplemente utiliza la energía del lavado. Además, es algo muy sencillo porque sólo hay que introducir los alimentos en recipientes herméticos y ponerlos en el lavavajillas.

¿Y las desventajas?

Ahora bien, algunos expertos advierten de que cocinar determinados alimentos en el lavavajillas para ahorrar en la factura de la luz no es una buena idea. Y es que este electrodoméstico no alcanza una temperatura tan alta como para eliminar los patógenos. Hay algunos alimentos, como los huevos o la carne de cerdo, que se deben cocinar por completo a una temperatura muy elevada.

Salmonete sobre pisto de verduras.

Una de las recetas que propone Lisa Casali es la de salmonete sobre pisto de verduras. En un bote de cristal hay que introducir varias rodajas de cebolla, un tomate troceado, pimiento rojo, berenjena y salmonetes. Se rocía con un chorro de aceite y un poco de vinagre, se salpimenta y se cierra. Luego, se introduce en un ciclo de lavavajillas de una hora a 55 grados, ¡y listo!
Un jubilado guarda tres toneladas de pesetas en su casa y se niega a cambiarlas.

El tesoro de Camilo estaría valorado en 6.000 euros, un millón de pesetas.

Libre Mercado2021-06-02.

El 1 de enero de 2002, doce países europeos, entre ellos España, vivieron un gran cambio en su economía al dejar atrás sus monedas locales y adoptar la moneda única, el euro. Desde entonces y hasta el 31 de junio de 2021 quedó habilitado el plazo para cambiar las pesetas por los euros en cualquier entidad bancaria. Pese al gran periodo de tiempo concedido para hacer la conversión, el Banco de España estima que 1.600 millones de euros, o lo que es lo mismo, 266.217 millones de pesetas siguen en los bolsillos de los españoles. Es decir, sus propietarios han decidido no ir al banco para cambiarlas por la moneda actual. El próximo 30 de junio es el último día para poder cambiar las pesetas por euros.

Entre las personas que no han querido pasar por caja y hacer esta conversión se encuentra un coleccionista llamado Camilo. Según cuenta en Telemadrid, tiene un millón de monedas de las antiguas pesetas que lleva coleccionando durante más de cinco décadas. "Yo era hostelero y las monedas que los clientes me dejaban de propina las he ido guardando durante más de cincuenta años", declara el coleccionista, que tiene que guardar el tesoro en un arcón de su casa.

En euros, el tesoro que Camilo tiene estaría valorado en 6.000 euros, un millón de las antiguas pesetas. Pero, pese a ello, el ahora jubilado no quiere hacer el cambio y deshacerse de las "rubias" que sus clientes le dejaban como propina en el bar. "Me han ofrecido hasta 40.000 y 50.000 euros por llevarse todas las monedas que tengo guardadas, pero siempre he dicho que no porque vale más el orgullo", afirma. Lo cual demuestra que tiene mucho más valor para los coleccionistas y como joya de colección, que valor real según el Banco de España.

De hecho, tal es la colección que su peso supera las tres toneladas algo que dificultó cuantiosamente el traslado de todas las monedas del bar de Camilo a su casa. "Necesitamos utilizar dos coches grandes para poder traerlas", cuenta el ahora jubilado. Pese al espacio que ocupan y al dinero que podría obtener a cambio, el valor sentimental parece pesar más en este caso.
Un sello de 1856 se subastará por más de 10 millones de euros.

Se creó cuando se vivía una escasez de estos productos y puso en jaque las comunicaciones entre la colonia Británica y el Imperio.

Patricia Malagón- 2021-05-26.

El próximo mes de junio los amantes de los sellos y la filatelia en general van a vivir uno de los acontecimientos más esperados de los últimos tiempos. Se trata de la subasta de Magenta, que es el sello más caro del mundo. En el año 2014 fue vendido por 6,6 millones de euros. Sin embargo, está previsto que ahora supere los 10 millones de euros debido a la expectación y al deseo que los grandes coleccionistas tienen sobre esta joya creada en el siglo XIX y que ha logrado sobrevivir hasta nuestros días.

Sotheby’s será la casa encargada de poner en venta esta pieza que se imprimió en 1856 en la Guayana Británica junto con otra serie de sellos similares. Sin embargo, este ha resultado ser el único superviviente y, por ese motivo, su valor ha aumentado de manera exponencial. Este no es otra estampa más, se trata de un sello que se creó cuando se vivía una escasez de estos productos llegando a poner en jaque las comunicaciones entre la colonia Británica y el Imperio. Por eso, el gobernador se vio obligado a buscar maneras alternativas de seguir elaborando sellos. Después, estos sellos alcanzaron una gran popularidad por ser mucho más coloridos que los demás.

Desde 1873, la pieza ha pasado por las manos de múltiples coleccionistas que lo han comprado para tenerlo en sus colecciones o como una forma de inversión a largo plazo, ya que desde 2014 hasta ahora su valor ha subido entre un 80% y un 100%. Ahora, volverá a ponerse en subasta para que los inversores y amantes de la filatelia puedan hacerse con esta pieza única y exclusiva que es la joya de la corona de cualquier colección de sellos.

Una subasta millonaria.

En la subasta, Magenta no va a estar solo. Estará rodeado de otras dos millonarias piezas para coleccionistas e inversores. Ese mismo día se pondrá en el mercado una moneda de águila doble del año 1933 que en su anterior subasta se vendió por 6,4 millones de euros. Además, también se subastarán cuatro sellos llamados Jenny invertida, que están valorados en más de 4,2 millones de euros.
Agua con miel (o sustancia dulce) es posible.
Hormigas organizadas
Las hormigas, ¿beben agua?
Hormigas organizadas
VACUNA PFIZER

Historia interesante, las vueltas de la vida.
Hace más de ochenta años, en Grecia, sesenta mil judíos vivían pacíficamente en Salónica. Era una comunidad vibrante y valiosa. La mayoría de estos judíos trabajaban en el puerto. Tanto es así que el puerto de Tesalónica incluso estuvo cerrado el sábado, Shabat. Allí también vivieron y estudiaron grandes rabinos eméritos. Todos se frotaron los hombros y se apreciaron unos a otros.
Pero el 2 de septiembre de 1939, en vísperas del estallido de la Segunda Guerra Mundial, es en esta gran comunidad donde el terror nazi aumentará repentinamente. El 6 de abril de 1941, Hitler invadió Grecia para asegurar su frente sur antes de lanzar la famosa Operación Barbarroja y su gran ofensiva contra Rusia. De los 60.000 judíos en Salónica, alrededor de 50.000 serán exterminados en el campo de concentración de Birkenau, ¡en un tiempo récord!
La masacre de los judíos de Grecia fue breve pero intensa. Muy pocos tendrán la oportunidad de hacerlo. Pero entre los supervivientes había una familia conocida como Bourla. Y después de la guerra, en 1961, nació un hijo en esta familia milagrosa en los campos. Sus padres lo llamaron Israel, Abraham. Creció y estudió veterinaria en Grecia. Un estudiante brillante, Abraham obtendrá su doctorado en biotecnología reproductiva en la escuela de veterinaria de la Universidad Aristóteles en Salónica.
A los 34 años decidió mudarse a Estados Unidos. Cambia su primer nombre Abraham, a Albert. Albert se integró a la industria médica. Progresó rápidamente y se unió a una empresa farmacéutica donde se convirtió en "director general". Abraham (Albert) ascendió de rango y obtuvo su nombramiento como CEO de esta empresa en 2019.
A lo largo del año Albert decide dirigir los esfuerzos de la empresa para intentar encontrar una vacuna contra un nuevo virus (Covid) que acaba de atacar al mundo. Realiza grandes esfuerzos financieros y tecnológicos para lograr su objetivo. Un año después la OMS (Organización Mundial de la Salud) valida su empresa para producir la tan esperada vacuna... Su vacuna se distribuirá en varios países entre ellos Alemania, que cuenta miles de muertos por la pandemia.
Irónicamente, esta vacuna que salvará la vida de millones de personas en todo el mundo, incluidos muchos alemanes, fue dirigida e impulsada por un pequeño judío de Salónica, hijo de sobrevivientes del Holocausto de quienes la mayoría de su gente fue exterminada por la Alemania nazi. Y es por eso que Israel se convirtió en el primer país en recibir la vacuna. En memoria de sus abuelos y sus padres, que dieron a luz a Israel-Abraham Bourla, conocido hoy como Albert Bourla: CEO de Pfizer.