El amor después de los 50

Pues te puedo asegurar que el impulso sexual es de...

Pues te puedo asegurar que el impulso sexual es de los más grandes que existen, vamos, que es imposible decirle al impulso quédate quietecito, porque la química es la química, y el deseo es la única fuerza humana imparable.