Eutanasia

Yo no sé si en estos casos lo justificaría. Es su manera...

La religión católica, impide la muerte digna, yo defiendo la eutanasia, el derecho de elegir el momento de nuestra muerte. Este momento no lo debe elegir ni la sociedad, ni el estado, ni la religión sino el individuo libre y soberano cuando él lo decida o, en su caso, sus familiares más allegados.

Ahora bien, antes de que a una persona en fase terminal, parapléjica, tetraplejica, en coma permanente, etc. se le aplique la "eutanasia" debe el Estado proporcionarle toda la asistencia personal y medios técnicos posibles para que pueda desarrollar su vida por muy limitada que ésta sea y si una vez cubiertas todas las necesidades que lleve aparejada su limitación vital continúa su petición de eutanasia, llevarla a efecto.

Como ejemplo tenemos el tristemente famoso Ramón Sanpedro a quien practicó la eutanasia su cuidadora. Recuerdo que este hombre tenía una vivienda alta que dificultaba sacarle en silla de ruedas u otro medio a la calle, que como teléfono tenía montado un artilugio casero sin tener en cuenta los avances de hoy día en este campo y un sinfín de incomodidades, aparte de las económicas, que venían, sino a justificar, si a comprender que Sanpedro por desgracia, deseara abandonar este mundo.

saludos.

Yo no sé si en estos casos lo justificaría. Es su manera personal de ver su vida. Pero por mucho que se diga que la medicina palía el dolor, yo os aseguro que siguen habiendo casos incontrolables. Y por ejemplo la gente que va a morir seguro en unos días o en un mes con falta de aire, con unos ahogos impresionantes erc etc. Es impodible de aguantar por el enfermo y por sus familiares, es un sufrimiento insoportable. No siempre la medicina tiene solución para todo y se crea trauma para toda la vida en las personas que las quieren. Yo creo que a esas personas hay que sedarlas aunque se les reduzca la vida. Es imhumano permitir ese sufrimiento. Yo lo tengo muy claro. Nada justifica prolongar el sufrimiento si se sabe que lo que viene despues es la muerte segura. Un minuto con un dolor atroz puede parecerle al que lo padece tan largo como un día. Si el sufrimiento puede tener un feliz desenlace, bienvenido sea pero si es para morir no merece la pena.
Saludos.
Respuestas ya existentes para el anterior mensaje:
Los sufrimientos dolorosos de los enfermos terminales, hoy por hoy, han pasado a segundo plano por el avance de la medicina paliativa que los minimiza de forma permanente.

saludos.