Flamenco y copla, su historia y sus intérpretes

Valderrama y Dolores Abril

UN chaval. Recuerdo esa copla que me gustaba mucho, una especie de copla aflamencada que los dos artistas interpretaban a dúo.

Que le saluden las torres de España a mi rey,
que nuestra casa se ha vuelto portal de Belén.
Aunque seas señorona
sus ropitas cuidarás,
que la Virgen los pañales,
a Jesús le fue a lavar.
Sus manos de reina lavaban pañales,
Gabriel los tendía sobre unos rosales.
¡Un chaval!
Nos trajo la cigüeña en su pico un chaval,
¡un chaval!
un ángel de Murillo que en la cuna está.
Granito de mis trigales,
geranio de tu maceta
morita de dos zarzales.
¡Un chaval!
Menudo menudito igual que un piñón
¡un piñón!
es tan chiquito y cabe nuestro corazón.
¡Un chaval!

Venga la gente campera conmigo a cantar,
están mis puertas abiertas que es día de paz.
Un chaval abrió los ojos
y sembró en mi corazón,
con semillas de alegrías,
campanillas de ilusión.
Al tesoro mío
le he puesto mi nombre
desde que ha nasío
me siento más hombre.
¡Un chaval! etc.
Ea la ea, la ea, á ¡Un chaval!