Flores

La biotecnología ha descubierto por qué ya no huelen las rosas
Foto enviada por Conde
La biotecnología ha descubierto por qué ya no huelen las rosas

Los cultivadores se han preocupado más de conseguir flores más coloridas y llamativas, pero la fragancia se ha perdido en el proceso.

Biotecnología

Las rosas son rojas. Y azules, blancas, amarillas y hasta negras. Pero, ¿a qué huelen? La selección artificial se ha preocupado, a lo largo del siglo XX, por obtener flores llamativas, vistosas y atractivas, ignorando el aroma, que se ha ido perdiendo por culpa de los cruces. Debido a esto hoy en día pasear por una rosaleda es un placer para la vista, pero el olfato puede aburrirse un poco. Con el objetivo de recuperar esta apreciada característica, un equipo de investigadores ha descubierto el gen responsable de sintetizar las fragancias de estas plantas, tal y como se publica hoy en la revista Science.

“Hemos encontrado el gen responsable de la síntesis de las moléculas que confieren el característico olor de las rosas”, resume el investigador de la Universidad de Estrasburgo, Philippe Hugueney. Esto quiere decir que las flores con poco o ningún aroma tienen este gen desactivado de forma parcial o total, por lo que no pueden generar los monoterpenos responsables del aroma. Y también que podrían recuperar esta habilidad o incluso potenciarla si vuelve a activar.

Hugueney asegura que hasta ahora los cultivadores de rosas se habían centrado en potenciar las características comerciales más importantes. Por este motivo las flores duran más tiempo vivas una vez se cortan, aguantan mejor durante los viajes y son más resistentes a las enfermedades. “El aroma nunca ha sido una prioridad, por lo que se ha perdido con el tiempo”, aclara. Para devolver el olor a las rosas mediante biotecnología era necesario comprender sus raíces bioquímicas, algo que no se había logrado del todo hasta hoy.

NECESITAMOS EL OLOR DE ROSAS (con urgencia)