Foro Común

MAL RIÑEN DOS, COMO UNO NO QUIERA
Foto enviada por peregrina
MAL RIÑEN DOS, COMO UNO NO QUIERA.

Dos amigos y vecinos, estaban en la taberna tomando un vaso de vino, y empezaron a hablar de sus mujeres (para no perder la costumbre) uno de ellos decía, ya no aguanto más las peleas con mi mujer, pues siempre me lleva la contraria.

El otro decía, que su mujer jamás discutía, que nunca tenía motivos para discutir con ella, hiciera lo que hiciera ella siempre estaba de acuerdo, el amigo le dijo. Claro, porque siempre haces lo que ella quiere, haz un día algo distinto de lo que ella dice y ya verás.
Siguieron con el tema, hasta apostarse un cántaro de vino diciendo que aquel mismo día seguro que discutía con ella, pues todas las mujeres eran iguales.

El vecino que nunca discutía, se marcho a la dehesa a buscar una carga de leña, (es lo que había acordado con su amigo), y cuando llego a casa salió su mujer a recibirlo para ayudarle a descargar la leña, pero este le dijo, no, déjalo, que voy a meter el burro en la cuadra y allí lo descargaré, pero hoy, va a entrar de culo: El vecino ya se frotaba las manos pensando, “Ya tengo el cántaro de vino ganado”, porque ahora, ella discutirá.
Pero la buena mujer mirando a su marido dijo, ¡Pues tienes razón maridito!, que ya bastante tiempo entró de cara, ahora que se acostumbre a entrar de culo.
El vecino se quedó con dos palmos de narices y perdiendo el cántaro de vino, pues como dice el refrán,! mal riñen dos, como uno no quiera!
Pa. Sa. Ma.

P. D. He puesto el cuento para dar una explicación de lo que he puesto de la del burro en la poesía, (NO HAY POR QUE DISCUTIR) para que no haya malos entendidos.