Foro Común

Ha sido más el enfado que el entusiasmo. El malestar...

Ha sido más el enfado que el entusiasmo. El malestar de los votantes del PSOE con este partido ha decantado más las elecciones generales que el propio entusiasmo que haya podido provocar el PP entre los ciudadanos.

Según el análisis de los datos, el grado de fidelidad de los votantes socialistas, que estaba por debajo del 40% según las encuestas de Metroscopia, se ha traducido en un trasvase a otras formaciones, más que en la desmovilización. Hasta ahora, cuando el PSOE era castigado por sus electores esa situación se traducía en un incremento de la abstención. En esos casos, simplemente, lo que los especialistas llaman el “votante exquisito de la izquierda” castigaba al PSOE quedándose en casa. En esta ocasión, según las estimaciones de Metroscopia, ha habido 3,9 millones de ciudadanos que votaron al PSOE en 2008 y que en esta ocasión han preferido apoyar a otras opciones. Además, otros 500.000 sí optaron por la abstención, hasta completar los 4,3 millones de votantes que el PSOE ha perdido con respecto a 2008.

De esos votantes que ha perdido el PSOE, 2,4 millones se han ido a opciones como Izquierda Unida y UPyD, sobre todo. La primera formación ha ganado 700.000 votos que tienen que ver con los electores de izquierda, molestos por la gestión que el PSOE ha hecho de la crisis económica.

La segunda formación que más votos ha recibido del PSOE es UPyD, que ha ganado 800.000 votos. De ellos, todos no son del PSOE y hay algunos que proceden del PP, pero en su mayoría son antiguos electores de la izquierda. La aparición del partido de Rosa Díez ha servido como plataforma para captar votantes del PSOE molestos con este partido, pero no lo suficiente como para votar al PP. Es lo que algunos especialistas llaman “opciones refugio”. Aun así, la estimación es que 1,5 millones de anteriores votantes del PSOE se han pasado al partido de Mariano Rajoy.

En cambio el PP ha mantenido fieles prácticamente a todos sus votantes. Lo curioso es que el PP ha ganado menos de 600.000 votos con respecto a las generales de 2008, en las que perdió y solo logró 154 escaños, 32 menos que ahora.

Y, además, el PP logra mayoría absoluta y su mejor resultado de la historia democrática con 459.000 votos menos que los que logró el PSOE en 2008, cuando solo consiguió 169 escaños, a siete de la mayoría absoluta. En porcentaje, el PP solo tiene 0,7 puntos más que lo que logró el PSOE en 2008, es decir, le sirve para la mayoría absoluta la pérdida de voto del PSOE, hacia la abstención y hacia otras opciones, más que su propio resultado.

El Pais