Foro Común

IBERIA. El ser ateo es fácil. Mucho más fácil que ser...

AMIGO FERISA. EN LA ESPAÑA DE FRANCO ÉRAMOS bautizados sin consentimiento propio. NOS BAUTIZABAN DE PEQUEÑOS, YA QUE, SI LLEGABAS A SER MAYOR, ES POSIBLE QUE NO ABARCARAS LA RELIGIÓN CATÓLICA.

De todas formas, España sigue siendo católica. Es posible que con cierta hipocresía, pero no se puede demostrar.

El Bautismo, desde un principio se hizo popular pero no por el hecho de que este rito religioso diera la entrada a la Iglesia Católica a quienes eran bautizados sino porque juntamente con la ceremonia religiosa se introdujo otro acto puramente civil y festivo, que es la "imposición del nombre" totalmente ajeno a la ceremonia católica. Esta mezcla de lo pagano con lo religioso se popularizo de tal forma que incluso el registro de los nacidos (el ahora llamado registro civil) lo llevaban los curas en sus parroquias y era en estos registros donde constaban los datos de cualquier nacido si era bautizado. Y cuando alguien decía que iba a bautizar a su hijo una de las primeras preguntas era: ¿cómo le vais a llamar? confundiendo el acto católico con el festivo.

El verdadero bautismo, el que da entrada a la Iglesia es el que únicamente consta de la parte que dice: "yo te bautizo en el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo". La Iglesia como en tantas otras apropiaciones de actos paganos introdujo con el bautismo lo llamado "imposición de nombre" y entonces a continuación de la formula antes dicha, el cura pregunta a los familiares ¿cómo se va a llamar este niño? y una vez conocido el nombre lo antepone a la formula y la altera en este sentido.

Por suerte ya gozamos de un registro civil legal y muchos padres, sin llevar a efecto el bautismo de sus hijos en la iglesia, celebran por todo lo alto en los ayuntamientos "la imposición del nombre", que en nada les vincula a la Iglesia, llamado por ella "bautismo civil".

saludos.

IBERIA. Te falta poner una Y donde dices: " Yo te bautizo en el nombre del Padre,"Y del hijo, Y del Espíritu Santo. Es muy importante.

Efectivamente, la importancia de la "y" radica en que así se remarca la intervención en el bautismo de la Santísima Trinidad; sin embargo, las reglas de escritura eliminan esa "y" cuando va después de la "coma encadenada" dejando la "y" para la unión del último concepto, de ahí mi error en la fórmula bautismal. En realidad la fórmula ha emplear, mezclada con el acto de "imposición de nombre" sería: "fulano, yo te bautizo en el nombre del padre, y del hijo, y del espíritu santo".

saludos.

AMIGO IBERIA. Te honra decir lo que uno sabe y a veces nos equivocamos. Yo me equivoco muchas veces...

Tengo que decirte que no sólo el Bautismo te abre la puerta al catolicismo, también nos borra el pecado original con el cual todos nacimos, excepto la Virgen y alguien más por ahí.

Un saludo.

Desde luego que la equivocación no responde a que ignore el asunto en cuestión, no lo dudes; en mi condición de ateo no hay ningún argumento de ignorancia de las religiones, todo lo contrario, el hecho de conocer bien algunas de las religiones me da razones para el ateísmo y puedo asegurarte que distingo en muchos que opinan como creyentes que vierten en sus opiniones bastantes errores respecto al conocimiento de las religiones que profesan lo que es una contradicción.

saludos.

IBERIA. El ser ateo es fácil. Mucho más fácil que ser creyente, al fin y al cabo al ateo no le obliga nadie, va por libre. Los creyentes, tampoco están obligados a serlo, pero los que lo son, tienen un camino peor en llegar a la meta, a base de sacrificios.

Enn cierta ocasión, hace mucho años, un periodista famoso en Barcelona, entrevistó a unas monjas y una de las preguntas fue: " Hermanas, que sucedería si ahora nos dicen que Dios no exite? ¡Uff! ¡mennudo problemón que nos quitaban de encima!

Ser ateo no es más sencillo que ser creyente. Lo fácil es no CREER EN DIOS. Lo difícil ES CREER QUE DIOS EXISTE.

Un saludo.
Respuestas ya existentes para el anterior mensaje:
No se definen las creencias o descreencias religiosas como más fáciles o más dificiles unas de otras; no, la posibilidad de ser creyente o ateo no depende de una elección personal más fácil o más difícil en el sentido estricto de la palabra.

Detrás de cada postura hay una profunda red de vivencias, circunstancias e influencias culturales que nos llevan hacia una posición u otra, sea ésta más fácil o más difícil.

Entre una creencia religiosa (creyente) y una descreencia (ateo) lo que está claro es que los creyentes se guían por su fe, sobre todo en creer los dogmas, por ejemplo la santísima trinidad, la virginidad de María, la resurrección, la encarnación de Jesucristo, etc. etc. mientras que los ateos se guían por el uso de su raciocinio y los avances científicos.

De modo que nuestra creencia o increencia es comparable a nuestro físico o nuestro perfil psicológico. Todo se ha ido configurando con el paso del tiempo y tiene raíces profundas desde el primer momento en que nacemos.

Al final no es nuestra libertad de elección la que nos hace creyentes o ateos, sino la suma de circunstancias en que vivimos y, en mi opinión, primero la magia, después los ritos y finalmente las religiones son algo biológico del ser humano, es decir, forma parte de su estructura para dar contestación a sus desconocimientos.

saludos y feliz y próspero año nuevo.