Foro Común

De las ortigas mejor no hablar, que no me quedan muchas...

De las ortigas mejor no hablar, que no me quedan muchas ganas de recordarlas, como de los cardos borriqueros, aunque a estos por la noche sabías que eran, pero las ortigas hasta que no las tocabas no te dabas cuenta, pues con la luna, o a oscuras, no las distinguías y después duraban aquellos” verdugones” varios días,
Seguramente mi madre conocía La yerba cáustica, porque ella hacía jabón con el aceite usado y sosa caustica, pero yo me vine muy jovencita a Barcelona y no llegué a saber hacerlo, aunque si le ayudaba a veces a remover en el caldero.
Y si el jarancío se llama a las laderas de jaras, eso sí lo conozco,