Foro Común

Celebrando con unos vinos, junto al fuego de la chimenea,...

Celebrando con unos vinos, junto al fuego de la chimenea, le contaba yo a Isaías las novedades del lugar, él asiente en todo, apoyado en su garrote y mirándome a los ojos, da un meneo a la cabeza, mientras se echa otro sorbo. Puede que fuera el vino, el caso es que se lanzó, y fue para mí una sorpresa que se dignara contarme sus andanzas castilleras de esos últimos meses, que bruto, pero me gusta su forma de contar las cosas, tan noble, tan inocente... así me decía:
Yo, la noticia la supe por la veora, que un recado me dio, pa mi entendeero fácil, veréis cómo fue. Yo iba en cata d'unas becerras, que en cuanti uno se descuida se la arman a uno... ¡Güena! Pos detrás de las fuitivas andaba yo renegao por el valle de las umbrías, cuando al llegar al charcón, del arroyo de las monjitas, vi a la vera del agua un bulto negro. En seguía me dije: tate, una bruja; túmbala patas arriba si tiés lo tuyo. Prevengo la jonda; le planto encima la piedra; guiño este ojo pa jacé la puntería... Y en esto me se revuelve mi sombra y me ice... mu tranquila, con tó su aquel... Dios te guarde Jaramago; no creía que un vaquero de tu porte fuera tan corto de vista. ¿No ves que es la viteneraria, cacho de bruto? Bien podías ir a decirle si anda buscando un jombre, que el agua de este charcón te está dando la noticia de que mañana, temprano cuanti asomen las cabrillas, has de marcharte pal norte; y que tu suerte está escrita en el lucero primero que a la tarde se divisa. Pero no tuvi el való, y me quedé tirulato, como quien dice; y asina, guiñando el ojo, lo mesmo qu'una liebre. De seguía vine p'acá compliendo el parte, y allí la quedé, en la orilla del charcón, jaciendo cruces y rezando letanías.
! Feliz día para los extremeños.