Foro Común

El Pulpo Paul....

El Pulpo Paul.

El Pulpo Paul es una mierda de pulpo británico, más concretamente de la especie arborícola del noroeste del Pacífico, aunque algunos señalan que podría tratarse de una babosa espacial que está afincado en Alemania que supuestamente predice el futuro, pero lo único que hace es comer. Algunos periodistas se han volvieron gilipollas y estaban decididos a contagiar al público sea como sea. Tanta era la gilipollez que hasta pusieron en directo la última profecia del asqueroso bichejo. Tras consultar a biólogos estos concluyen que en realidad no hace predicciones, conclusión. Impresionante. Su carrera empezó como una maniobra publicitaria del acuario Vida Marina de Oberhausen. La desproporción del tiempo y el espacio dedicados al bicho hace pensar que algunos son más gilipollas que otros. Varias cadenas de televisión conectaron en directo para ver qué mejillón prefería, el de la caja de Holanda o la de España e hicieron amplios reportajes en sus informativos. Algunos periodistas, en su alocada carrera hacia el más absurdo todavía, recurren a biólogos para intentar explicar por qué el pulpo ha preferido en las dos últimas ocasiones el mejillón de la caja con la bandera española. Sus predicciones vulneran la Halajá o ley religiosa judía. La utilización de un pulpo para vaticinar el desenlace de los encuentros es una expresión de la bancarrota moral que plaga el mundo occidental. Zapatero dice estar preocupado por los pronósticos del pulpo. Es natural, ya que el pulpo acierta más que él. A Paul le salieron competidores por todas partes. En Singapur el periquito Mani, en Holanda la pulpo Pauline y en Turquía el pulpo Maradona, entre otros. Pauline y Mani se aliaron en contra Paul y pronosticaron la victoria de Holanda en la final y claro está, fallaron estrepitosamente.

El Pulpo Paul es una mierda de pulpo británico, más concretamente de la especie arborícola del noroeste del Pacífico, aunque algunos señalan que podría tratarse de una babosa espacial que está afincado en Alemania que supuestamente predice el futuro, pero lo único que hace es comer. Algunos periodistas se han volvieron gilipollas y estaban decididos a contagiar al público sea como sea. Tanta era la gilipollez que hasta pusieron en directo la última profecia del asqueroso bichejo. Tras consultar a biólogos estos concluyen que en realidad no hace predicciones, conclusión. Impresionante. Su carrera empezó como una maniobra publicitaria del acuario Vida Marina de Oberhausen. La desproporción del tiempo y el espacio dedicados al bicho hace pensar que algunos son más gilipollas que otros. Varias cadenas de televisión conectaron en directo para ver qué mejillón prefería, el de la caja de Holanda o la de España e hicieron amplios reportajes en sus informativos. Algunos periodistas, en su alocada carrera hacia el más absurdo todavía, recurren a biólogos para intentar explicar por qué el pulpo ha preferido en las dos últimas ocasiones el mejillón de la caja con la bandera española. Sus predicciones vulneran la Halajá o ley religiosa judía. La utilización de un pulpo para vaticinar el desenlace de los encuentros es una expresión de la bancarrota moral que plaga el mundo occidental. Zapatero dice estar preocupado por los pronósticos del pulpo. Es natural, ya que el pulpo acierta más que él. A Paul le salieron competidores por todas partes. En Singapur el periquito Mani, en Holanda la pulpo Pauline y en Turquía el pulpo Maradona, entre otros. Pauline y Mani se aliaron en contra Paul y pronosticaron la victoria de Holanda en la final y claro está, fallaron estrepitosamente.