Foro Común

Ciu, esto es como la vida misma. Cuanto peor hacen...

Ciu, esto es como la vida misma. Cuanto peor hacen algunos las cosas, más aplausos reciben y debemos acostumbrarnos a que sea así porque sucede en la mayoría de las ocasiones. Me he hecho valiente a fuerza de convivir con cobardes, en la vida real. Personas que no daban la cara, que se dejaban guiar, engatusar y comprar. Y bien claro se lo digo muchas veces. No culpéis a nadie más a vuestra cobardía. No se atrevían nunca a decir esta boca es mía.... es otra historia.
De todas formas este fenómeno de los apodos funciona en todos los sitios. Hasta en los periódicos convencionales. He hecho varias pruebas, y una de las cosas que no les gustan es que funciones con tu nombre y apellidos. No les gusta, de verdad. Yo a los del Diario de Burgos se lo tengo dicho, lo siento, pero a estas alturas no voy a cambiar cuando fuistes vosotros quienes me obligásteis a dar a la cara. ¿Porque entonces me podía ganar una buena multa? ¿Porque vistéis que en realidad tuve opción a alegar y encima le gané al abogado con mis razonamientos y me devolvieron el dinero íntegro de la multa contecioso administrativa que me impusieron? ¿porque ahora ya no os conviene que dé la cara, para quizás poder hacer un reportaje que facilite con mi anonimato el ensalzamiento de quien paga la crónica, por torpe que sea? Yo le deje a mi antigua redactora, no gracias, y ella desistió de hacer el reportaje. Y luego, lo hice yo en foto denuncia del Diario de Burgos, y más tarde me llamaron del Correo de Burgos, para contrastar mi posición con la del señor alcalde de C's, pero poniéndolo de protagonista. Ahí funcionan de otra forma, pero ojito con criticar al pagador que no te publican ni un comentario. Sin embargo, les hice rectificar, y en vez de uno, me publicaron dos. No se libró el señor director de una carta y de mi reprimenda como lectora y ciudadana.
Sigo haciendo pruebas, y veo que si pongo un apodo, aunque ellos me conozcan se publica muy rápido. De lo contrario les incomoda que tenga nombre y apellidos.
Yo le dije a mi redactora también, el haber sido corresponsal vuestra me trajo muchos problemas, envidias, rencillas, que justo como estuve entre cobardes, se intentaban resarcir en mi hijo pequeño. Y ahora, que me importa un bledo, que ya no tengo a nadie que proteger, que se supieron rápido defender de esas sabandijas, te digo que tengo nombre y apellidos, que no voy a ir de anónima por la vida. Ya os daré buena cuenta de la noticia y del incidente.
Saludos cordiales.