Foro Común

Nadie puede suponer, ni imaginar, lo que supone la...

Día- 2 -1-2018:

El dolor de una familia.

Mí más sentido pésame, para esa familia rota por el dolor, después de tantos meses, que seguro han sido interminables, no puedo ni imaginarme el sufrimiento y la angustia que han vivido, por culpa de ese miserable, y todo para nada, porque ya no hay esperanza, todo se acabo, el único consuelo que les queda, es que la pueden dar sepultura a su querida hija Diana, y puedan ir avistarla, cuando les invada la angustia, sé que eso no les puede consolar, por lo menos en este momento, todos los duelos son dolorosos, pero nada comparados con estos, el arrebatarte a un hijo en plena juventud, tiene que ser lo peor que le puede pasar a unos padres, porque para esto nunca se está preparado, un abrazo muy fuerte, para todas esas familias que pierden a sus hijos, de esta forma tan cruel, admiro muchísimo a los padres de Marta del Castillo, por esa entereza que tienen ellos, ni siquiera tienen el consuelo de poder darle sepultura, ese malnacido, no les dice donde está el cuerpo de su hija Marta.

Al presunto asesino

No sé cómo llamarte, porque tú no eres humano, eres un animal sin sentimientos, nunca sabrás el sufrimiento, que has causado a su familia, es que no te bastaba con violarla, que la tuviste que matar, y tu mujer que clase de persona es, sabiendo el asesino que tenía a su lado, porque no lo dijo antes, para acabar con el sufrimiento de esa familia, espero que todo el peso de la ley caiga sobre vosotros, y no podáis conciliar el sueño nunca.

Y para el niñato, que puede acabar con el sufrimiento de los padres de Marta, te deseo lo mismo, a veces me parece que estamos viviendo el mundo al revés, ¿es que no hay medios para sacarle a este, individuo la verdad de donde la enterró, y acabar con el calvario que están viviendo sus padres?,

Rosario Fajardo Blanco

Nadie puede suponer, ni imaginar, lo que supone la pérdida de un hijo, (y más en estas circunstancias de un asesinato) Yo perdí una hija de 25 años
en un accidente de tráfico (hace 16 años) y no ha existido un día, que no la haya recordado, a veces con tanto dolor, y tanta nostalgia, que no he
podido impedir a mis lágrimas que rodaran por mis mejillas. Imagino muy fácilmente lo que puede pasar ésa familia, cuando saben que han matado a su
hija. Mucha fuerza y valor, para poder llevar ése calvario. Abrazos ¡