Foro Común

SETENTA Y NUEVE AÑOS DE LA MUERTE...

SETENTA Y NUEVE AÑOS DE LA MUERTE
DE DON ANTONIO MACHADO RUIZ.
Se han pasado muchos años
de tan penosa partida,
la historia grabo sus daños
con su España dividida.

Machado marcó caminos
por las tierras castellanas,
sus versos que son divinos
hablan de las mentes vanas.

Andalucía su tierra
llena de viejas costumbres,
en su corazón se encierra
recuerdos de ver sus cumbres.

Sombras que siguen erguidas
por esas tierras sorianas,
con sus frases repetidas
en las cumbres más humanas.

Sombras del Duero en su vida
le dieron luz y promesas,
y un amor con despedida
llenándole de sorpresas.

Los caminos del destino
en Machado se cruzaron,
algunos marcando el signo
que de joven publicaron.

Versos llenos de futuro,
sueños que fueron truncados,
en aquel final oscuro
de sentimientos quemados.

Colliure marcando vidas
de los muchos exiliados,
con sus rutas reprimidas
siendo humanos condenados.

Frontera con llantos vivos
en sus caminos forzados,
Machado puso adjetivos
que suelen ser recordados.
Nació el 26 de julio, de 1875, Sevilla. España. Y murió el 22 de febrero de 1939, en Colliure, Francia.
Han de pasar muchos días
con sus versos bien guardados,
más en las noches más frías
serán versos recitados.

Aquel Machado en Castilla
que dejó sus versos claros,
hoy suenan de maravilla
y no nos parecen raros.

La Tierra de Alvargonzalez
sigue marcando su ruta,
es de los bellos lugares
con una fuerza absoluta.

Caminos de caminantes
por sus rutas marineras,
hombres que fueron amantes
de gestas aventureras.

Si hay camino caminante
cuando te obliga el destino,
exiliado o emigrante
todos buscamos camino.

Machado marcó camino
entre brisas invernales,
siendo su propio adivino
con lamentos naturales.

En la tumba de Machado
se viven melancolías,
es un hombre recordado
sin explicar sus valías.

Pegando al Mediterráneo
su tumba sigue cuidada,
en Colliure no es foráneo
y se la ve visitada.

Setenta y nueve años hace
que Machado se marchaba,
aunque su fama renace
y su vida es comentada.
G X Cantalapiedra.