Foro Común

diario de un pobre viajante...

diario de un pobre viajante
---------------------
año 1964 mes julio dia, 22. visita tabernas.
plan de trabajo. ruta pueblos de almeria-cliente a visitar, 22
producto a vender-chocolates baratos (con una onza y un trozo de pan) se hacia el bocadiilo de los niños pudientes (los otros a lo que pillaban)
medio de locomocion seat 600 d comercial (de segunda mano)

inicio de la jornada de trabajo 7 de la mañana en la pension. me levanto me afeito y me doy dos cachetaditas a ambos lados de la cara y digo bueno pepe otro dia a trabajar. levanta el animo y adelante que el mundo es tuyo. (esto me daba suerte o al menos eso creia yo)
1º cliente al verme llegar pero hombre de dios como viene vd. vendiendo chololate con el calor que hace (este cliente me conocia de otras veces) y como de costumbre no me compro nada.
bueno al cabo de cuatro visitas mas. decidi abandonar el pueblo y me marcha hacia un poblado del oeste. donde rodaban peliculas (por entoces estaban rodando) "por un puñado de dolares) interpretada po clint eastwood. bueno parece que el dia se empezo a poner mejor. pues ademas de vender una caja de chocolate en la cantina/me gane 500ptas por trabajar de extra.

desde el poblado del oeste me marche direccion a gergal/pero aqui viene la parte mas desagradable de la jornada/hacia un calor de infierno la carretera estaba de puro bache y por alli no pasaban ni los pajaros/solo angun que otro lagarto atravesando la carretera. el coche se estaba calentando como las alpargatas de un calero y maldita suerte la mia. un reventon. pero claro ay que tener presente que soy pepe un hombre todo optimismo. asi que me bajo del coche miro la rueda y echo mano al maletero para cojer el gato pero para mi desgracia
veo que no existe gato. pero como hombre acostunbrado a vencer las adversidades
el problema ay que solucionarlo.

mirando a todas partes no observo casa alguna en la distancia y me pongo a caminar. despues de pasar un cerro que antes me quedaba muy lejos pense que encontraria una casa pero nada. mas cerros mas arena mas lagartos y mas calor.
al fin en la distancia y encima de otro cerro observo que hay una casa y claro pienso. una casa un coche y si tiene coche tiene gato. y yo pienso llego a la casa muy educadamente y le digo al señor hola señor muy buenas tarde tiene vd. un gato y seguro que lo tiene y me lo deja/pero y si no tiene coche y por lo tanto no tiene gato o no quiere dejarmelo. asi que con estos malos pensamientos cuando me doy cuenta estoy delante de la casa. y a esto que sale un hombre y me dice que quiere vd. y yo contesto yo no quiero nada y el gato se lo mete vd. donde le quepa