Hablemos de sexo, infidelidades, relaciones extra matrimoniales

Curioso..
Tienes razón, es una conducta totalmente inadmisible y no propia de una persona humana, mas bien de otro género, aunque desgraciadamente esas prácticas siguen siendo bastante habituales.

SALUDOS MARIPOSA.
¿Que puede pasar por la mente de pederastas y demas personas que utilizan el sexo como medida de coacción y chantaje?

Cada día la televisión nos muestra nuevos casos en un sentido y en otro, si denigrantes son los casos de pederastas, no menos ofensios y rechazables son los de coacción y chantaje a lo que un catedrático de Sevilla sometía a profesoras de la misma Universidad, al no ceder a sus "caprichos", les impedia subir en su profesion o las amenazaba con la no continuidad en sus puestos de trabajo.

Siete años de cárcel para este "señor" me parecen pocos, no hay nada mas ofensivo ni mas rastrero que ofender a una mujer tratándola como mero objeto sexual y totalmente rechazable inadmisible y despreciable el tratar de ofenderla o perjudicarla en diversos aspectos si no se cede a sus sucios deseos. Caiga todo el peso de la ley sobre estos sujetos.

Saludos.
EN LA TIERRA DEL PROFETA DE LAS 80 ESPOSAS

Viaje al corazón de la poligamia: “Elegí el cielo tras compartir a mi marido durante años.”

Lola García-Ajofrín, colaboradora de la sección Mundo de El Confidencial, ha ganado el Premio Internacional de Periodismo Manuel Alcántara para periodistas jóvenes por su reportaje sobre la poligamia entre los mormones del estado de Utah, publicado en este diario en abril de 2014. El jurado destaca el interés de una investigación sobre una forma de vida que practican unos 38.000 estadounidenses, reconocida en una país occidental cuando habitualmente se asocia a países árabes. Desde países como Senegal, Estados Unidos o Francia, Lola García-Ajofrín, licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y máster en Periodismo de Televisión por la Universidad Rey Juan Carlos, ha cubierto para El Confidencial los conflictos sociales en la periferia de París, la gentrificación en Nueva York, la segregación racial o los inmigrantes que regresan a sus países de origen tras probar suerte en España.

o sea
Los pecados de cintura para arriba son los verdaderos pecados, los de cintura para abajo, diríamos que son daños "colaterales" por tener naturaleza humana, se puede perdonar aunque duela una infidelidad, nunca se olvida ni quizás se perdone una falta de lealtad.

Isabel II probablemente hizo lo que hacen todos los hombre poderosos o casi todos, tenía el mismo derecho que ellos, luego nada del otro mundo, la valía de una mujer se mide de otra forma.

Saludos.
Isabel II es el personaje español del siglo XIX más maltratado por la historiografía. La leyenda de la reina disoluta se ha hecho, para algunos, a base de murmuraciones, y para otros, a base de evidencias. Nacida en 1830 y fallecida en 1904, reinó en España desde 1833 hasta 1868. Era hija, como sabemos, del inefable Fernando VII y de su cuarta y última esposa, y a la vez sobrina carnal, María Cristina de Borbón.
Todo en Isabel II fue precoz: huérfana de padre a los tres años, alejada de su madre a los diez, reina a los trece, casada a los dieciséis y derrocada a los treinta y ocho.

Alberto Taddei.
o sea.
Hay historiadores que están rehabilitando la figura de Godoy, al parecer injustamente tratado por la historia, de el se decía que sus rápidos ascensos eran consecuencia de sus amores con la reina y con el rey, de ser cierto, Godoy gozaba de un estómago a prueba de balines. De Godoy se dice que era un joven apuesto, y de la reina, que la gustaban mucho los tíos, mientras que el rey era apático y flojo, la reina tubo multiples partos, esto y que era poco agraciada, hacen pensar que no le resultaría muy atractiva a Godoy como para tenerla como amante. Vistos los retratos de ambos, y pensando que los pintores de la época procurarían sacarlos lo mas favorable posible, cabe dudar de que un apuesto joven los entrara, aunque por el poder lo que haga falta.
Una de las mujeres más adultera de la historia: -Isabel II de España-
Era conocida por insinuarse a todos escalafones del personal, incluso a los jardineros, pero, su amante favorito era el general Francisco Serrano y Dominguez, al que ella apodaba cariñosamente: el general bonito.
Saludos.
Luz Esto no lo sabia yo. hay un refran que dice, LA jo....... no tiene armienda.
Un saludo.
CIUDADANA. Todo es cuestión de honor y de educación recibida.
No se que te refieres ÁNGEL, que es cuestión de honor o de educación, el permanecer al lado de tu pareja por los hijos o el ser infiel o no leal?
Si, de acuerdo, ambas situaciones no son precisamente las mejores, pero entre las dos, prefiero la infidelidad a la falta de lealtad.

Y los hijos no tiene porque influir en decisiones que competen solamente a la pareja, si tú ya no estas a gusto con tu pareja, no hay hijos en el mundo que lo evite.
CIUDADANA. Todo es cuestión de honor y de educación recibida.
Si, de acuerdo, ambas situaciones no son precisamente las mejores, pero entre las dos, prefiero la infidelidad a la falta de lealtad.

Y los hijos no tiene porque influir en decisiones que competen solamente a la pareja, si tú ya no estas a gusto con tu pareja, no hay hijos en el mundo que lo evite.
Bueno, me basta con que hayas entendido la diferencia de infidelidad y lealtad, luego cada uno por su forma de ser puede perdonar o no ambas cosas, veo que tú no lo harías, yo creo que no se puede echar por la borda una vida entera por infidelidad, en cambio la falta de lealtad, si puede destrozar completamente una relación.

Saludos.
CIUDADANA. ¡Y venga! De acuerdo en su segunda apreciación, no así en la primera. Supongamos que la infiel es la mujer casada y con tres hijos mayorcitos ¡Qué vergüenza por ambas partes! Y para los hijos más todavía. Y si es el hombre infiel... lo mismo. Otra cosa es que no tengan hijos, cada cual por su camino y adiós.
CIUDADANA. ¡Ni calentamiento ni enamoramiento pasajero. O "semos" o no "semos" Ni una. Yo no perdonaría ni una.

En su segunda respuesta, puedo estar de acuerdo. En la primera no.
Bueno, me basta con que hayas entendido la diferencia de infidelidad y lealtad, luego cada uno por su forma de ser puede perdonar o no ambas cosas, veo que tú no lo harías, yo creo que no se puede echar por la borda una vida entera por infidelidad, en cambio la falta de lealtad, si puede destrozar completamente una relación.

Saludos.
Por infidelidad, entiendo un "calentamiento" ocasional, o bien un "enamoramiento" sin mayores consecuencias, de no mucha duración.

Por falta de lealtad entiendo, hacer de menos a la persona querida, obrar de forma dañina a sabiendas que haces daño, airear su vida en común, menospreciarla con otra u otras personas.

Mas o menos ÁNGEL.
CIUDADANA. ¡Ni calentamiento ni enamoramiento pasajero. O "semos" o no "semos" Ni una. Yo no perdonaría ni una.

En su segunda respuesta, puedo estar de acuerdo. En la primera no.
Por infidelidad, entiendo un "calentamiento" ocasional, o bien un "enamoramiento" sin mayores consecuencias, de no mucha duración.

Por falta de lealtad entiendo, hacer de menos a la persona querida, obrar de forma dañina a sabiendas que haces daño, airear su vida en común, menospreciarla con otra u otras personas.

Mas o menos ÁNGEL.