Historia de la Iglesia romana

Somos muchos los seres humanos que tenemos la suerte...

Somos muchos los seres humanos que tenemos la suerte de ser de otro mundo,
pues la verdad, nos han proyectado muy bien la cabeza, aunque proyectar mi vida
diaria por ahora entre mi marido y yo nos lo vamos haciendo. Impotentes, lo que
se dice impotentes tampoco somos, tenemos nuestro temperamento y caracter bien
formado, o sea, sabemos lo que queremos. La verdad es que referente a las penu-
rias de la vida, tambien tengo que darle g. Dios, pues por hoy, hay sulud y di-
nerillo para vivir. La recompensa que espero no es por los sufrimientos, si no
por mi desarrollo espiritual, y estar al servicio de hacer un mundo mejor.
Si... ¿Tu pudieses oler los aromas espirituales de ese otro mundo! que feliz
y libre te sentirias.