Hombres y Mujeres

Sufrio por su Hijo y por nosotros el resto

María Verónica Degwitz - publicado el 18/12/19
------------------------------ -----------------
¡Pues bastante ajetreado! Pero con cada caricia y con cada palabra a su vientre, ella hacía oración

En este tiempo de Adviento es muy oportuno considerar cómo fue la venida de Jesús al mundo. Ayuda mucho poder reflexionar y considerar las escenas de los Evangelios para hacernos una idea más real de lo que se vivió en esa época.

Estamos en el último mes del embarazo de María; un embarazo que tuvo sus dificultades, pero que seguramente se vivió con la mayor de las gracias y muy cerca de la voluntad divina.

María tuvo que enfrentarse a su familia, a su prometido y a su pueblo: algunos le creyeron y otros no. Era difícil explicar la venida del Espíritu Santo sobre ella; sin embargo, María nunca perdió la paz, porque estaba convencida que seguir la voluntad de Dios era la misión de su vida: “Hágase en mi según tu palabra”.