Hombres y Mujeres

MINISTERIO DE IGUALDAD....

MINISTERIO DE IGUALDAD.

La directora del Instituto de la Mujer también justifica la quema de iglesias durante la República.

GONZAGA DURÁN -16/01/2020 06:49.

Beatriz Gimeno es el fichaje de Irene Montero, ministra de Igualdad, para presidir el Instituto de la Mujer en esta legislatura del Gobierno socialcomunista de Iglesias. Gimeno justificó hace unos años la quema de iglesias durante la II República española: «Era una institución tan odiada por la clase trabajadora, por el campesinado, por la mayoría de los intelectuales que, en cuanto se prendió una chispa, la gente corrió a quemar iglesias«.

Así lo defendió en una columna escrita el 31 de octubre de 2013 en Eldiario. es, el periódico digital dirigido por Ignacio Escolar. En «La Iglesia: otra vuelta de tuerca», Gimeno atacaba a la Iglesia católica en España por haber sido «siempre uno de los principales aliados del poder económico y un poder económico en sí misma. Fue colaboradora necesaria de la dictadura pero antes de eso era parte imprescindible de un sistema de poder casi feudal. Aquí, la Iglesia ha puesto siempre todo su empeño en mantener la desigualdad social, el atraso endémico, la incultura, la falta de libertades, los privilegios de unos cuantos y la opresión de muchos y, sobre todo, muchas».

La nueva directora del Instituto de la Mujer llegó a defender la Iglesia como institución en otros países: «En aquellos países en donde la Iglesia (o las iglesias) forman parte normal del ámbito de las libertades, nadie siente la necesidad de quemarlas. Pero ese no es nuestro caso. El aborrecimiento profundo que muchas personas sentimos aquí por la Iglesia católica se lo ha ganado ésta a pulso«.

«Aquí la religión no ha sido nunca una opción personal que se vive libre y tranquilamente, sino que ha sido desde siempre una imposición que nos cae encima desde todas las estructuras del Estado», añadió Beatriz Gimeno en esta columna de opinión.
Respuestas ya existentes para el anterior mensaje:
Una cosa es entender por qué los exaltados lo hicieron y otra justificar.
Se os da muy bien la tergiversación. No paráis de calumniar y de malinterpretar a la izquierda.
Sois unos depredadores de la cultura y de nuestra lengua.
Qué vergüenza y qué mala gente hay entre vosotros.