Hombres y Mujeres

Y por mirarle a la cara cuando sus ojos...

Juana la loca:
Un 6 de Noviembre, nació Juana de Castilla, una reina que nunca estuvo loca.

A Juana la casaron con 16 años con un chico al que llamaban el hermoso, (Felipe El Hermoso) aunque no lo era. (Según los retratos, era más bien feo)

El tipo se benefició desde el primer día a todas las damas de la corte.

Juana se enfadaba lógicamente, porque exigía un respeto que a ella no se le daba.

Ni como mujer, ni como reina, ni como esposa.

Y por eso la llamaban loca.

Cuando su marido murió, Juana reivindicó el trono de reina de Castilla que a ella estaba destinado.

El rey Fernando, su propio padre, no quería que Juana reinara.

Así que decidió que estaba loca. Y la encerró.

Juana, además, aún era joven y muy bella.

El rey temía que volviera a casarse y contara con un hombre que la apoyara en la lucha por el trono. Mejor encerrada.

Cuando su hijo Carlos fue a visitarla dicen que ella "le cedió graciosamente" el poder. Mentira!
Carlos le obligó a firmar y la dejó allí: encerrada.

Juana era una mujer culta, que hablaba latín y escribía poesía.

Pero la historia la ha llamado Juana la Loca y no Juana la Prisionera.

Juana de Castilla es una de tantas mujeres a las que la historia ha negado su verdadera voz.

Es una figura que siempre me ha fascinado. Tuvo muy mala suerte, no la quiso, ni su marido, ni su hijo ni su padre, su misma madre la sacrificó.

Lo que era la mentalidad de la época. ¡que triste!

Y por mirarle a la cara cuando sus ojos
me clavan aquellos que tanto miraban
Juana la loca me llaman

Niña Isabel ten cuidado
donde hay pasión hay pecado
Niña Isabel azucena ten cuidado
con la pena
Niña Isabel que en amores
lo mas facil es que llores
Niña Isabel..................
manuel
Respuestas ya existentes para el anterior mensaje:
LA REINA JUANA

De Isabel tuvo la sangre poderosa,
y el sentir de su buen padre, Don Fernando,
la belleza de Granada fue en sus ojos,
talismán de un corazón enamorado,
Burgos clama por su reina,
Valladolid le da un palío
Y un mesón que hay en Tudela,
acecha al enamorado, ... (ver texto completo)