La enseñanza


A ver si te gusta más la ingles.
Clara. Las dos universidades que citas del Reino Unido son muy buenas. Oxford y Cambridge son únicas. De todas formas en España las hay buenas tanto públicas como privadas. Te cito la Universidad de Navarra, no envidia a ninguna.
Y dice:
NOEMI. Me lo imaginaba que era "La" Sagan. Por si acaso te pregunté.
NOEMÍ. Yo leía novelas del Oeste.

¿Quién es SACAN?
Ya corregí debajo.
Françoisse Sagan, es la autora de Bonjour tristesse.
NOEMÍ. Yo leía novelas del Oeste.

¿Quién es SACAN?
Françoise Sagan.
NOEMI. No todos los colegios fueron iguales. En mi colegio nos mandaban tareas en Navidad, Semana Santa y verano.

Dices que leías novelas en vacaciones, pues yo hacía otro tanto después de hacer la tarea correspondiente, nos juntábamos los amigos del pueblo, que eran todos y a jugar. También admitíamos chicas en nuestros juegos, principalmente papeles de enfermeras y médicos.

¿Leías a Corín Tellado?
Leía de todo lo que pillaba, pero mucha literatura francesa, era la moda. Leer a la Sacan, al del existencialismo y a su mujer, a la Duras, también leí mucho de Luca de Tena, también la novela del 98.. de todo.
Pues yo estudié en un colegio de monjas y nunca me mandaron tareas para el verano. Me pasaba el verano yendo a las fiestas de los pueblos y leyendo novelas.

En los veranos de mi carrera daba clases particulares de lengua y matemáticas a los de septiembre, no les cobraba, pero me hacían regalos.
También fui dos veranos a Santander y Zarautz a cuidar niños en la playa. Estuve con dos familias famosas, una relacionada con la política y otra con la psiquiatría.
NOEMI. No todos los colegios fueron iguales. En mi colegio nos mandaban tareas en Navidad, Semana Santa y verano.

Dices que leías novelas en vacaciones, pues yo hacía otro tanto después de hacer la tarea correspondiente, nos juntábamos los amigos del pueblo, que eran todos y a jugar. También admitíamos chicas en nuestros juegos, principalmente papeles de enfermeras y médicos.

¿Leías a Corín Tellado?
VACACIONES, TAREAS Y LIBROS.

Las vacaciones se extendían desde el 19 de junio hasta el 7 de octubre. La satisfacción era muy grande si aprobabas todo en junio, si te quedaba alguna por aprobar, en setiembre había exámenes. No crean ustedes que nos dejaban "desamparados", nos mandaban deberes para el verano, tanto es así que todos los días había que hacer algo: matemáticas y español principalmente. Bueno, todo llega en esta vida. El fin del verano se aproximaba. El día 7 de octubre nos incorporamos ... (ver texto completo)
Pues yo estudié en un colegio de monjas y nunca me mandaron tareas para el verano. Me pasaba el verano yendo a las fiestas de los pueblos y leyendo novelas.

En los veranos de mi carrera daba clases particulares de lengua y matemáticas a los de septiembre, no les cobraba, pero me hacían regalos.
También fui dos veranos a Santander y Zarautz a cuidar niños en la playa. Estuve con dos familias famosas, una relacionada con la política y otra con la psiquiatría.
No tengo ninguna duda, tanto en institutos públicos como en la enseñanza en centros privados, fue altamente superior a la enseñanza dada en esta democracia que tenemos. Analizaremos las causas.

Un saludo.
A ver si te gusta más la ingles.
No tengo ninguna duda, tanto en institutos públicos como en la enseñanza en centros privados, fue altamente superior a la enseñanza dada en esta democracia que tenemos. Analizaremos las causas.

Un saludo.
buenos días
**********
Y llegamos al final del curso. Se aproxima el verano. Hay que hacer los exámenes correspondiente al tercer trimestre. Pues nada, muy parecido (mejor igual) que los dos anteriores. El Hermano Marista que tenía en sus archivos las notas de todos y de cada uno de los estudiantes, confeccionaba las notas. Sumaba las quincenas que había en la segunda evaluación, asignatura por asignatura y hacía siempre lo mismo: suma de notas quincenales y dividir por el número de quincenas CON TODAS LAS ASIGNATURASS. ... (ver texto completo)
VACACIONES, TAREAS Y LIBROS.

Las vacaciones se extendían desde el 19 de junio hasta el 7 de octubre. La satisfacción era muy grande si aprobabas todo en junio, si te quedaba alguna por aprobar, en setiembre había exámenes. No crean ustedes que nos dejaban "desamparados", nos mandaban deberes para el verano, tanto es así que todos los días había que hacer algo: matemáticas y español principalmente. Bueno, todo llega en esta vida. El fin del verano se aproximaba. El día 7 de octubre nos incorporamos al cole para comenzar un nuevo curso. Entramos en clase, nos saludamos todos, nos dictan normas, nos presenta a los Hermanos Maristas que van a ser nuestros profesores, nos dan los horarios y los libros que hay que tener.

LOS LIBROS. La Editorial Luis Vives (Eldevives) es la que surte al cole con casi todos los libros de esa editorial. Comprar los libros nuevos, a estrenar te salían por un ojo de la cara. Así que los más pudientes los compraban nuevos, muchos de nosotros los comprábamos de segunda mano entre nosotros, o bien, había una librería que te vendía de segunda mano los libros que necesitabas. YO los compraba todos de segunda mano, o casi todos. Y hala, a estudiar desde el primer día.

No sé si me queda algo en el tintero, y nunca mejor dicho hablando del cole.
Llegaba Semana Santa y había que realizar las pruebas del segundo trimestre. Parecido al primer trimestre. Los profesores ya tenían en su poder todas las notas correspondiente al segundo trimestre. Realizábamos el examen (escrito) asignatura por asignatura. Un breve ejemplo: MATEMÁTICAS, sumaban todas las notas quincenales, dividían por el número de quincenas y obtenían una nota, pongamos 7. Realizabas el examen de Matemáticas y si sacabas un 3, se sumaba a la nota media de las quincenas, en este ... (ver texto completo)
Y llegamos al final del curso. Se aproxima el verano. Hay que hacer los exámenes correspondiente al tercer trimestre. Pues nada, muy parecido (mejor igual) que los dos anteriores. El Hermano Marista que tenía en sus archivos las notas de todos y de cada uno de los estudiantes, confeccionaba las notas. Sumaba las quincenas que había en la segunda evaluación, asignatura por asignatura y hacía siempre lo mismo: suma de notas quincenales y dividir por el número de quincenas CON TODAS LAS ASIGNATURASS. Antes de la prueba final, aquel alumno que en las dos primeras evaluaciones -Navidad y Semana Santa-, tuvieran una nota de NOTABLE, quedaba exento de realizar la prueba final. Compañeros míos estudiosos e inteligentes no realizaban ningún examen porque en todas las asignaturas sacaba un promedio de notable y sobresaliente y no se examinaba. Yo quedé exento del examen final en INGLÉS, FILOSOFÍA, y LITERATURA. YO NO ERA MUY INTELIGENTE, PERO LO SUPLÍA CON EL ESTUDIO DÍA A DÍA. Hacia el 19 de junio: NOTAS FINALES.

Mañana más.
Como vengo diciendo cada 15 días teníamos notas. El profesor muchas veces no tenía tiempo de explicar y preguntar. ¿Qué sucedería si una vez que te preguntan la lección y no la sabes? Pues un CERO al canto; el profesor (Hermano Marista) podía salvar la situación del cero que te ponían. ¿Cómo? Pues haciendo un ejercicio escrito, y de esa forma preguntaba a todos, Pero si el profesor, no lo hacía, ibas para casa con un suspenso por lo menos. Esa nota quincenal era muy importante porque formaba parte ... (ver texto completo)
Llegaba Semana Santa y había que realizar las pruebas del segundo trimestre. Parecido al primer trimestre. Los profesores ya tenían en su poder todas las notas correspondiente al segundo trimestre. Realizábamos el examen (escrito) asignatura por asignatura. Un breve ejemplo: MATEMÁTICAS, sumaban todas las notas quincenales, dividían por el número de quincenas y obtenían una nota, pongamos 7. Realizabas el examen de Matemáticas y si sacabas un 3, se sumaba a la nota media de las quincenas, en este caso sería: 7 + 3 = 10...10 entre 2...5. Esta era la nota que sacabas en Matemáticas del segundo trimestre.

Mañana más.