La Poesía

PARA GANAR EL JORNAL
Foto enviada por peregrina

PARA GANAR EL JORNAL.

En ese mes de noviembre
tan pronto como amanece,
van a trabajar al campo
como tantas otras veces,

Era un matrimonio joven
aunque sin mayor fortuna,
pues para sacar un duro
van a coger aceitunas.

Pero este año llevaban
un niño de corta edad,
que del frio tiritaba
aunque tapadito está.

El padre encendió la lumbre
y lo sentó junto a ella,
mientras cogen aceitunas
para sacar unas perras.

El niño ha pasado el día
sentado en los aparejos
junto al amor de la lumbre
donde juega con su perro.

La tarde amenaza lluvia
y ya estaba oscureciendo,
el niño ya muy cansado
a su madre va diciendo.

Vámonos “pa” casa mama
que viene la oscuridad,
que lloverá como ayer
y me volveré a mojar.

Que el pechito a mi me duele
y otra vez me has de poner,
el pañito con mostaza
“pa” que deje de toser.

La madre lo acariciaba
diciéndole con ternura,
nos marchamos enseguida
pues hoy no saldrá la luna.

Aguanta un poco hijo mío
que aun tenemos que llenar,
estos capazos de esparto
antes de poder marchar.

Dejando para mañana
unas pocas de aceitunas,
y aprenderás a contar
contándolas una a una.

Cuando lleguemos a casa
yo te voy a preparar,
la sopita de ajos puerros
que ahora cogerá papá.

Y mañana tempranito
volveremos a empezar,
a recoger aceitunas
para ganar el jornal.

Pues cuando llega este tiempo
tenemos que aprovechar,
solo serán unos días
después podrás descansar.

Ya no pasarás más frio
ni tendrás que madrugar,
y ese catarro que tienes
muy pronto se curará.
Pa. Sa. Ma.