La Poesía

EL RUISEÑOR

EL RUISEÑOR

Se enamoró un ruiseñor de una paloma torcal,
eran tan tristes sus trinos al no poderla lograr,
que Cantaba en los caminos con voz de melancolía,
aquel amor que soñó, y lograrlo no podía,
Eran tan tristes sus trinos, que hasta el corazón dolía.
Pues ella tenía un palomo, que era con el que vivía.
Pa. Sa. Ma.