BAILANDO CON LA LUNA, La Poesía

 
BAILANDO CON LA LUNA

La niña se fue a la playa
bailando por sevillana,
la luna que la contempla
vuelve a sentirse gitana.

Y para danzar con ella
quiere salirse del agua,
¡Qué pena que yo no pueda
bailar una sevillana!

El mar que la está mirando
pide permiso a la luna,
para levantar sus olas
y hacer volantes de espuma.

Anda luna, luna, luna,
deja que con ella baile,
y que con mis suaves olas
pueda cogerla del talle.

Será como si tú misma
a tus brazos me llamaras,
y con tú permiso luna
le daré un beso en la cara.

Piensa que por ti tan solo
ella se ha puesto ese traje,
deja que baile con ella
para rendirte homenaje.

No tengas celos lunita
que contemplando esa cara,
sueño que bailo contigo
porque eres mi enamorada.
Pa. Sa. Ma.