La Poesía

EN EL JARDÍN SE NOTA LA TRISTEZA

EN EL JARDÍN SE NOTA LA TRISTEZA

Con lágrimas voy regando cada día
las rosas de aquel jardín que tú plantaste,
un bello recuerdo amor que me dejaste
lejanos tiempos de gozo y alegría.

Ellas saben vida mía que yo espero
que por ti conserven siempre la belleza,
demostrando como siempre su destreza
floreciendo igual en mayo que en enero.

Pero en el jardín se nota la tristeza
porque ya no ven llegar al jardinero,
quien las cuidaba con cariño y esmero
y hoy las rosas bajan triste la cabeza.
Pa. Sa. Ma.