La Poesía

CONSEJOS DE LA ABUELITA

CONSEJOS DE LA ABUELITA

Mi abuela siempre decía
que no guardara rencores,
que en el cuerpo solo hay sitio
para los grandes amores.

Y si en mi pecho guardaba
alguna que otra rencilla
me roería hasta el alma
Lo mismo que la polilla.

Y yo sabiendo que nunca
a ella le faltó razón
jamás retengo rencores
dentro de mi corazón.

Prefiero vivir contenta
y huir de la mala “compaña”
no vaya a ser que se cuele
y me dañe las entrañas.

Pues contra tales bichitos
no sirven insecticidas,
si logran quedarse dentro
las tengo todas perdidas.

Por eso quiero sellarlo
con mucho amor y cariño,
con bondad y con dulzura,
como el corazón de un niño.

Porque yo se que mi abuela
me protege desde arriba,
y verá que sus consejos
me sirvieron en la vida.
Pa. Sa. Ma.